La Tienda Republicana

El Ministro de Cultura admite que el incendio del Museo Nacional de Brasil se debió a una negligencia

El ministro Sergio Sá Leitao aseveró que "no hubo tiempo" para realizar las mejoras necesarias y "evitar la tragedia".

La destrucción causada por el incendio supone un daño irreparable / Nacho Lemus / EFE / TeleSur

El enorme incendio que abrasó el domingo el Museo Nacional de Río Janeiro, uno de los más antiguos y valiosos de Brasil, fue causado por "años de negligencia", confesó el ministro de Cultura, Sergio Sá Leitao.

"Que eso sirva de alerta para que tragedias como esa no se repitan en otros museos y otras instituciones", afirmó el ministro a la televisión local.

El suceso comenzó en torno a las 19H30 hora local (23H30 GMT) y luego de tres horas, las llamas continuaban sin cesar. Un acervo de más de 20 millones de piezas que las autoridades ya dan por pérdidas.

Sergio Sá Leitao indicó que tanto el Ministerio de Cultura como el Instituto Brasileño de Museos encabezaban un proyecto de revitalización, "pero no hubo tiempo para que comenzara a acontecer y pudiésemos evitar la tragedia".

Desde 2016, cuando la presidenta electa Dilma Rousseff fue separada de su cargo por un impeachment, y asumió Michel Temer, hubo un drástico recorte en el presupuesto destinado para el Museo Nacional; que completó 200 años el pasado mes de junio.

Dado que ocurrió en la noche, el museo ya estaba cerrado para el público y solo había cuatro vigilantes. Ninguno de ellos resultó herido ya que pudieron salir a tiempo.

"Pérdida incalculable"

Temer lamentó, mediante un comunicado, el siniestro ocurrido en Río y lo calificó como un "día trágico" para la nación amazónica.

"Incalculable para Brasil la pérdida de la colección del Museo Nacional. Hoy es un día trágico para la museología de nuestro país. Fueron perdidos 200 años de trabajo, estudio y conocimiento", dijo.

Afligido por el incendio, expresó que "el valor para nuestra historia no se puede medir, por los daños al edificio que fue casa de la familia real durante el Imperio".

El museo fue fundado en 1818, actualmente estaba a cargo de la Universidad Federal de Río de Janeiro (UFRJ) y en él se encontraba la mayor biblioteca científica de la ciudad.