La Tienda Republicana

Lavrov a Bolton: Fuerzas no autorizadas deben abandonar Siria

El canciller de Rusia, Serguéi Lavrov, rechaza las declaraciones del asesor de Seguridad Nacional de EE.UU. sobre la salida de Irán de Siria.

El político estadounidense John Bolton señaló el miércoles que Washington cooperará con Rusia sobre Siria si los asesores militares iraníes abandonan el territorio sirio.

“Todas las fuerzas extranjeras presentes en Siria sin autorización de Damasco deben retirarse del país”, respondió el jefe de la Diplomacia de Rusia, según publicó el miércoles la agencia de noticias local RIA Novosti.

Lavrov aseveró que la presencia de las fuerzas extranjeras que se encuentran en el país árabe sin invitación del Gobierno sirio contradice las normas internacionales.

Entre tanto, un experto internacional y periodista sirio, Abás Dzhuma, cuestionó en declaraciones concedidas a la agencia de noticias rusa Sputnik la idea de Estados Unidos sobre la reconstrucción de Siria. A su juicio, la Casa Blanca ha recurrido a este nuevo plan tras la derrota del grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) en el territorio sirio.

“Las declaraciones de Bolton son una continuación lógica de lo que dijo antes el presidente estadounidense: Nosotros no queremos gastar dinero para sostener la economía siria. Al fin y al cabo, vinieron a Siria para destruir y no para construir”, sostuvo.

El portavoz de la Presidencia de Rusia, Dmitri Peskov, enfatizó el martes que Moscú no ha discutido con Estados Unido sobre la presencia o retirada de Irán de Siria. El país persa ha indicado en diversas ocasiones que su presencia en Siria obedece a una petición del Gobierno de Damasco y ha hecho hincapié en que sus asesores militares abandonarán el país árabe solo si las autoridades locales dicen que no los necesitan. 

Rusia propuso el sábado a Europa que contribuya a financiar la reconstrucción de Siria para poder facilitar el regreso de refugiados sirios, no obstante recibió el rechazo de los occidentales. Serguéi Lavrov los criticó el lunes por hacer que la ayuda a Siria dependa de un proceso de transición política y los acusó de presionar a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) para que se mantuviera al margen de las labores de reconstrucción en Siria.

msm/rha/hnb