La Tienda Republicana

La Flotilla de la Libertad se encuentra frente a la costa de Gaza ante la amenaza de inminente asalto de la Marina Israelí

La Marina Israelí ha amenazado al barco Al Awda por radio afirmando que la flota viola la legalidad internacional y que “utilizará todas las medidas necesarias” para detener a las embarcaciones. Desde el año 2008, ninguna flotilla ha logrado desembarcar en Gaza. El asalto de las fuerzas navales israelíes en 2010 se saldó con la muerte de 10 activistas.

La embarcación con bandera noruega Al Awda amenazada por radio por las fuerzas navales israelíes / Ship to Gaza

La flotilla de la organización Rumbo a Gaza, compuesta por tres barcos con ayuda humanitaria, se encuentra en el límite de la línea del cerco marítimo impuesto por el régimen de Israel sobre la Franja de Gaza. Tras casi tres meses de travesía, estaba previsto que este domingo, 29 de julio, los barcos Al Awda (El Retorno), Freedom (Libertad) y Palestine se acerquen al enclave palestino.

Según informan los activistas a través de sus cuentas oficiales en redes sociales, la embarcación Al Awda ha recibido mensajes por radio amenazantes de la Marina de Israel, que ha advertido que tomará “todas las medidas necesarias” para detener el avance de esta flota con ayuda humanitaria. Según indican, un ataque, abordaje y captura parecen ser inminentes. “Anticipamos que todas las comunicaciones con el buque se perderán en breve”, advierten en un comunicado.

El barco Al Awda navega bajo una bandera noruega, con 22 personas y un cargamento de suministros médicos donados a través de la campaña #Gauze4Gaza (Gasas para Gaza). Hay personas de 16 países a bordo, incluidos defensores de los derechos humanos, periodistas y tripulación, junto con suministros médicos por valor de en torno a 13.000 €. La intención de los activistas era regalar la propia embarcación a pescadores palestinos en Gaza.

La flotilla solidaria con activistas de 18 países transporta unos 10 000 euros de ayuda humanitaria, con suministros médicos indispensables, “cosas básicas como gasas, suturas y analgésicos”, dijo a Efe una de las activistas desde el barco Al Awda.

Por experiencias anteriores, los activistas temen que las fuerzas israelíes intercepten la flotilla e impidan su llegada a la Franja de Gaza.

“En realidad, llevamos un cargamento de esperanza. Es una misión con una clara incidencia política, porque los barcos y las pertenencias siempre han sido requisados”, indicó la portavoz de la oenegé Rumbo a Gaza, Sandra Barrilaro.

Desde finales del año 2008, ninguna flotilla ha conseguido cruzar la barrera de la marina de guerra israelí y llegar al puerto de Gaza. Aunque han sido muchos intentos, los activistas que apoyan la causa palestina parecen no perder la esperanza.

En 2010, el régimen de Israel atacó el barco turco Mavi Marmara, que intentó romper el asedio contra Gaza, y mató a 10 activistas y dejó decenas de heridos.

La Franja de Gaza ha estado asediada por Israel desde junio de 2007, lo que ha causado una disminución alarmante de los niveles de vida, así como niveles sin precedentes de desempleo y pobreza.