La Tienda Republicana

Un escándalo de corrupción masivo desata el caos en el poder judicial peruano

La salida a la luz de unos audios que involucran a buena parte de la magistratura, políticos y grandes empresarios en una trama de corrupción masiva desata el caos en el poder judicial del país. El jefe de Estado peruano ha anunciado su intención de "reformar el sistema de justicia”.

Imagen de las marchas de protesta celebradas ayer en Lima ante la corrupción en el poder judicial peruano / MNP

El Poder Judicial de Perú vive una crisis sin precedentes producto de los diversos escándalos de corrupción que en las últimas horas estremecen el país. Tras la salida a la luz de unos audios en los que se revelaban casos de corrupción que implicaban a innumerables altos cargos de la magistratura, políticos y empresarios en el programa televisivo Panorama, la conmoción ha sacudido a toda la estructura legal del país. La primera víctima del escándalo ha sido el ministro de Justicia, César Hinostroza, obligado a dimitir y sustituido ayer por el parlamentario Vicente Zeballos, un hombre cercano al malogrado expresidente Kuczynski.

El suspendido juez supremo César Hinostroza es uno de los protagonistas de las grabaciones, en las cuales se le escucha incluso refiriéndose al juicio por violación de una mujer. "11 añitos, está desflorada… voy a pedir el expediente para verlo. ¿Qué es lo que quieren, que le bajen la pena o lo declaren inocente?", afirmó Hinostroza a una persona no identificada.

En otro de los audios conversa con el magistrado Pedro Chávarry, nuevo fiscal juramentado este viernes. Ambos hablan de intercambiar favores políticos pero aún no se precisa su naturaleza.

Nada más hacerse públicas las grabaciones, la ciudadanía reaccionó con protestas masivas contra el desacreditado sistema judicial del país. El pasado jueves una movilización de alcance nacional copó las calles de las principales ciudades del país. Desde ese momento, la expresión de condena de la opinión pública no ha cesado. La ciudadanía, de la mano de colectivos civiles, exigen que se realice una reforma total del sistema judicial de Perú, así como se atienda el pedido del cierre del Congreso.

Los llamados a tomar las calles han sido para presionar por una reforma del sistema judicial y por castigo para los operadores de justicia corruptos.

La líder del Movimiento Nuevo Perú, Verónika Mendoza, instó a participar a los jóvenes, las mujeres, los profesionales, maestros y estudiantes y hasta los jueces y fiscales ajenos a la corrupción. Para la dirigente, deben participar todas las fuerzas políticas políticas y sociales democráticas y que quieren un cambio para el país y les propuso que "depongamos nuestras diferencias para trabajar juntos para recuperar la justicia y recuperar el Perú".

Hay que "salir a las calles a defender nuestra patria, a rescatarla de las garras de los mafiosos y de los corruptos", ratificó Mendoza.

El bloque Juntos por el Perú (JPP) se sumó también a la protesta y advirtió acerca de la magnitud de las medidas de reforma y purga de los elementos corruptos del sistema de justicia, incluyendo a los organismos electorales y otras entidades.

En respuesta, el Congreso aprobó este viernes por unanimidad remover a todos los miembros del Consejo Nacional de la Magistratura (CNM), tras la sesión convocada por el mandatario peruano, Martín Vizcarra. Conocida la votación, Vizcarra apuntó en Twitter que "la remoción de los miembros del CNM es un paso fundamental para reformar el sistema de justicia de nuestro país". Mientras tanto el Poder Judicial permanece en estado de emergencia que obliga a realizar cambios administrativos en todo el sistema.