La Tienda Republicana

Movilizaciones contra la política migratoria de Trump recorren los EEUU

24/06/2018

Miles de personas se manifestaron ayer en varias ciudades estadunidenses en contra de la separación de familias migrantes y de la política de “cero tolerancia” del presidente Donald Trump.

Activistas se manifiestan contra la política de Trump en Chicago / FBT

Decenas de personas marcharon el sábado en la ciudad estadounidense de San Diego, fronterizo con México, para protestar contra la política de “tolerancia cero” del presidente Donald Trump, que ha separado a miles de niños de sus familias.

Lydia Ponce, del American Indian Movement Southern California, fustigó la “falta de humanidad” del  Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE por su sigla en inglés) de Estados Unidos (EE.UU.). Al tiempo que pidió “una manera humana de recibir a familias que buscan asilo”.

Ponce apuntó que las familias emigran por “las guerras financiadas por este país desde hace décadas al sur de la frontera”.

Cerca de 2.000 niños fueron separados de sus familias en la frontera entre EE.UU. y México y fueron enviados a centros de detención con espacios similares a jaulas. El repudio internacional obligó a Trump a firmar el miércoles una orden ejecutiva para impedir que las familias sean separadas.

En la ciudad de Los Ángeles casi 30 personas acamparon para repudiar la nueva política estadounidense. Y ahí seguirán “hasta que las familias separadas se reunifiquen”, anunció Ponce.

En McAllen, Texas, la religiosa católica Norma Pimentel, que dirige el Centro del Sagrado Corazón para Alivio al Inmigrante, dirigió ante cientos de personas una oración que comenzó una cadena de ayuno de 24 horas que durará 24 días para pedir alivio para unos dos mil 400 niños que fueron separados de sus familias.

Durante el ayuno, denominado “Rompe el Pan, No Las Familias”, un grupo de participantes se privará de alimentos durante 24 horas y será relevado por otros activistas, hasta sumar 24 días.

“Mi mensaje a nuestros líderes es poder responder y hacer las cosas bien y detener el abuso a los niños”, dijo Pimentel.

Entre las primeras en ayunar figuran la activista Dolores Huerta, histórica líder campesina proinmigrante, cofundadora junto con César Chávez del United Farm Workers (Sindicato de Trabajadores Agrícolas), y Kerry Kennedy, activista de derechos humanos e hija del senador Robert Kennedy.

Concluida la manifestación, un grupo de activistas detuvo por varios minutos un autobús que se presume trasladaba inmigrantes desde uno de los Centros de Detención en McAllen.

Una nueva ronda de manifestaciones contra la política migratoria del presidente Trump esta siendo organizada para el próximo 30 de junio por el movimiento Families Belong Together, en al menos 130 ciudades de 48 entidades del país.