La Tienda Republicana

Ministro italiano coincide con el criterio de Austria de expulsar imanes y cerrar mezquitas

El ministro italiano del Interior, Matteo Salvini, expresó hoy aquí crer en la libertad de culto, no en el extremismo religioso, y que quien use la fe para amenazar la seguridad de un país tiene que ser alejado.

El también viceprimer ministro se refirió así a la decisión del gobierno austríaco de cerrar siete mezquitas, con la posible supresión de los permisos de estancia para varios imanes pertenecientes a la asociación Atib, acusados de recibir financiamiento ilícito proveniente del exterior y violar la ley nacional sobre el islam.

'Espero encontrarme en la próxima semana con el colega ministro austriaco para analizar líneas de acción', puntualizó Salvini.

Austria expulsará a varios imanes financiados desde el extranjero y cerrará siete mezquitas en una operación contra el "islam político", anunció este viernes el canciller Sebastian Kurz.

Kurz explicó que la decisión llega tras una investigación realizada por la autoridad de asuntos religiosos a raíz de imágenes difundidas a principios de año de niños vestidos de soldados recreando una emblemática batalla otomana de la Primera Guerra Mundial en una mezquita respaldada por Turquía.

"Las sociedades paralelas, el islam político y la radicalización no tienen lugar en nuestro país", afirmó Kurz.