La Tienda Republicana

Italia: El M5S y la Lega ultiman un acuerdo de gobierno

Tras meses de incertidumbre, el Movemento Cinque Stelle de Luigi Di Maio y la Lega Nord de Matteo Salvini ultiman un acuerdo de gobierno en coalición. La rehabilitación política de Silvio Berlusconi ha sido una de las claves de la negociación entre las dos fuerzas.

Tras meses de incertidumbre la crisis de gobierno parece llegar a su fin en la República Italiana El Movemento 5 Stelle, de Luigi di Maio y la Lega de Matteo Salvini ultiman un acuerdo de gobierno que les permitirá gobernar durante la próxima legislatura en coalición.

A lo largo de esta mañana, los dos líderes de los partidos se han vuelto a reunir para limar los últimos puntos de fricción para cerrar el acuerdo. Entre ellos el mismo nombre que ocupará la presidencia del consejo, cargo que ostenta el jefe del ejecutivo en Italia. También la promesa de consultar a la militancia sobre la consecución del acuerdo realizada por el líder del M5S, la cual no ha sido del agrado de Salvini.

Para muchos, el acuerdo entre las dos fuerzas supone un pacto antinatura. El M5S nacido del rechazo a la política tradicional italiana y con postulados de democracia radical cuenta entre sus partidarios y votantes con muchas personas identificadas tradicionalmente con la izquierda. El acuerdo con la Lega, una formación de extrema derecha que ha hecho del rechazo a los inmigrantes su piedra de toque política, levanta la inquietud sobre el giro de la formación creada por Beppe Grillo y sobre el futuro de la democracia en Italia.

La rehabilitación de Berlusconi

El tribunal de Vigilancia de Milán ha dictaminado la rehabilitación política de Silvio Berlusconi. Inhabilitado para acceder a cualquier cargo público desde el año 2013 tras ser condenado por fraude fiscal, Berlusconi no ha abandona en ningún momento la primera línea de la política, a pesar de no ser candidato con su formación Forza Italia, en las últimas elecciones.

La rehabilitación de Berlusconi ha sido uno de los elementos que han orbitado en torno a la negociación entre Lega y M5S. En las últimas elecciones la Lega y Forza Italia concurrieron en coalición, otorgando así a Berlusconi, como líder de Forza Italia, la posibilidad de vetar las negociaciones entre ambas formaciones. Sin embargo, esta semana, justo cuando el plazo para formar gobierno otorgado por el presidente de la República, Sergio Matarella expiraba, Berlusconi anunció que no vetaría la eventual formación de un gobierno de coalición entre las dos fuerzas.

Alianza euroescéptica

El principal elemento de unión entre la extrema derecha de la Lega y el ambiguo conglomerado ideológico que compone el M5S es su abierto rechazo a la continuidad de la política comunitaria europea por parte de Italia. La formación de un gobierno de coalición entre las dos fuerzas marcaría serias dudas sobre la continuidad en la UE de uno de sus países fundadores.

En otros aspectos del programa político, ambas formaciones están dispuestas a llegar a acuerdos. En materia económica ambas abogan por una reducción de impuestos y una menor intervención del estado en la economía. Cabe preguntarse como pretende la formación liderada por Di Maio aplicar su propuesta de una renta mínima con una recaudación menor para las ya endeudadas arcas públicas italiana.