La Tienda Republicana

La Comisión Nacional Saharaui de DDHH alerta por la gravedad de la situación de los presos políticos saharauis en huelga de hambre

Asociaciones y entidades de derechos humanos del Sahara alertan a la comunidad internacional sobre la situación de los presos políticos, haciendo especial hincapié en los detenidos por el llamado Campamento de la Libertad de Gdeim Izik, condenados el pasado año en un juicio denunciado por la ausencia de garantías.

Activistas saharauis durante el juicio por el campamento de Gdeim Izik el pasado año / SPS

La Comisión Nacional Saharaui de Derechos Humanos, alertó ayer miércoles, mediante un comunicado, por la gravedad de la situación de los presos políticos saharauis, particularmente, los presos del campo de refugiados de Gdeim Izik, en huelga de hambre desde el pasado 9 de marzo, en protesta por los malos tratados y las condiciones contradictorias a las convenciones internacionales relativas a los presos.

El campo de refugiados de Gdeim Izik fue instalado en 2010, cuando cerca de 20.000 saharauis decidieron instalarse en las afueras de la capital de los territorios ocupados, El Aaiún, protestando por la discriminación que recibe la población saharaui en sus propias tierras. Tras el violento desalojo realizado por la policía marroquí, se juzgó por delitos de terrorismo a los principales representantes de la protesta saharaui. El pasado año los procesos concluyeron con penas particularmente duras, entre ellas ocho condenas a cadena perpetua, tres penas de 30 años, cinco de 25 años y tres condenas de 20 años de prisión, a pesar de las protestas de organizaciones internacionales y de sus abogados sobre la ausencia de garantías durante los juicios.

El comunicado que va dirigido a Naciones Unidas, la Unión Africana, la Unión Europea, las organizaciones de DDHH, partidos políticos y parlamentos, exige intervenir ante Marruecos para que respete los tratados internacionales, especialmente la Convención de Ginebra relativa a los presos políticos.

“El régimen marroquí y sus instituciones penitenciarias siguen su represalia sistemática contra los presos políticos saharauis, especialmente el grupo de Gdeim Izik, por sus opiniones políticas contrarias a la ocupación”, reza el comunicado, mientras sostiene que “la Comisión considera que su detención es arbitraria y viola las convenciones internacionales de derechos humanos”.

“Todos los presos políticos en huelga de hambre se encuentran en peligroso y deteriorado estado de salud, por la tortura y los malos tratos”, precisa el comunicado.

Finalmente, “pedimos la inmediata excarcelación de todos los presos políticos saharauis en carceles marroquíes”, reitera el comunicado, antes de “expresar la plena solidaridad con las familias de los presos políticos saharauis que sufren la represión del ocupante”, finaliza el comunicado de la Comisión Nacional Saharaui de Derechos Humanos.

Jira Bulahi, Delegada saharaui para España, expone así mismo que  “los presos políticos saharauis en cárceles marroquíes se encuentran en un estado de salud extremadamente crítico”. En concreto la delegada ha llamado a la atención sobre la situación Brahim Ismaili, Mohamed Mbarek Lefkir, Sidahmed Lemjeyid y Mohamed Bani, que cumplen condena en la cárcel de Ait Melloul. También ha denunciado la situación de los presos internados en la prisión de Kenitra: El Bachir Boutanguiza, Mohamed Bourial, Abdallahi Lakfawni y Sidi Abdallahi Abbahah, aislados tras declararse en huelga de hambre, así como Salah Eddin Lebsir, de la cárcel de Tata, el cual también se encuentra en huelga de hambre para reclamar el fin de las medidas ilegales e inhumanas que aplican contra ellos.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.