Elecciones presidenciales en Rusia, Putin aspira a prolongar su mandato seis años

Se esperan  pocas sorpresas en los comicios estando prácticamente garantizada la victoria en primera vuelta del presidente Vladimir Putin apoyado por cuatro de los seis partidos presentes en la Duma.

Un ciudadano ruso frente al cartel oficial con las candidaturas / @RedObservadores

Rusia elije este domingo al que será su presidente hasta el 2024 en unas elecciones marcadas por la práctica certeza de la victoria de Vladimir Putin. El actual presidente ha gobernado el país desde el año 2000, salvo el paréntesis de 2008 a 2012 en los cuales Dimitri Mdévdev ocupó la presidencia con el propio Putin como primer ministro.

En esta ocasión, Putin no se presenta como candidato de su partido político, el conservador Rusia Justa, sino como candidato independiente. Aun así, cuenta con el apoyo del principal partido de la Duma, así como el del socialdemócrata Rusia Justa, que en esta ocasión ha renunciado a presentar candidatura propia para dar su apoyo al presidente, así como los minoritarios Rodina y Plataforma Cívica.

Con una campaña centrada en el desarrollo económico y las protestas contra la desigualdad, Putin ha prometido durante el próximo mandato atajar los problemas sociales con un programa de seguridad social, ayudas a la vivienda e impuestos progresivos con el objetivo de “reducir el nivel de pobreza a la mitad”. En materia económica, el presidente ha anunciado una apuesta por el sector tecnológico para convertir al país en un polo de desarrollo de tecnologías de la información y competir así con EEUU y China.

El Partido Comunista de la Federación Rusa, principal adversario tradicional cuenta con malas perspectivas en estas elecciones presidenciales. Su candidato, Pavel Grudinin, un empresario agrícola que militó en Rusia Justa hasta el año 2010 no parece haber convencido a la izquierda de ser el más adecuado para defender un programa económico socialista. A pesar de sus reiterados esfuerzos por aparecer como un candidato popular y firmemente convencido por los ideales del Partido Comunista, durante la campaña electoral no ha logrado desligarse de su imagen como político profesional y empresario multimillonario.

Por su parte, el ultranacionalista Partido Liberal-Demócrata presenta por enésima vez al eterno aspirante a la presidencia Vladimir Zhirinovski. A sus 71 años el controvertido líder “liberal-demócrata” parece lejos de repetir el éxito que tuvo en las elecciones presidenciales de 2008 cuando arañó el 10% de los votos.

Al margen de estas fuerzas tradicionales, el ala descontento del comunismo, Comunistas de Rusia, presenta su propia candidatura presidencial por primera vez en la historia. Maxim Suraykin, el líder del partido y candidato a la presidencia aspira a desplazar al Partido Comunista de la Federación Rusa como principal fuerza de oposición, al cual acusa de gerontocracia e inmovilismo.

Por su parte, liberales y conservadores críticos con Vladimir Putin cuentan con la candidatura de la estrella televisiva Ksenia Sobchak, o del líder de la patronal Boris Titov. Según las encuestas, ninguno de los candidatos superaría el 1% en intención de voto.

Se conocerán los resultados a partir de las 18:00 horas en unos recuentos caracterizados por la peculiaridad territorial. Con diez horas de diferencia entre Kamchatka y la región europea de Kaliningrado, los recuentos en las regiones más orientales habrán concluido horas antes de que se cierren las mesas electorales de Moscú o San Petersburgo, con la obligatoriedad de mantenerse en secreto sus resultados para no condicionar el voto en occidente.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.