La Tienda Republicana

Multitudinarias marchas en Alemania contra los tratados de libre comercio

Al menos unas 320.000 personas se movilizaron en la capital alemana acudiendo al llamado de unas 30 organizaciones sociales, sindicatos y partidos políticos en el país.

Miles de manifestantes salieron este sábado a las calles de Berlín, Fráncfort y otras cinco ciudades de Alemania en protesta contra el Tratado de Libre Comercio (TLC) entre la Unión Europea (UE), Estados Unidos (Estados Unidos) y Canadá.

La marcha arrancó al mediodía en la céntrica plaza de Alexanderplatz hacia el este de la capital alemana.

Miles de personas salieron a las calles de este país europeo en contra de las negociaciones que lidera la canciller alemana, Angela Merkel, pero que son criticadas por otros países europeos.

Asimismo, los manifestantes acudieron al llamado de unas treinta organizaciones civiles, sindicatos y partidos políticos, que dieron la cifra de 320.000 asistentes.

“Democracia en vez de TTIP” es una de las frases que se podía leer en las pancartas, en referencia a la Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP, por sus siglas en inglés), el acuerdo por el cual se tiene prevista una nueva ronda de negociaciones para el próximo mes de octubre.

De igual forma, los manifestantes también denuncian la conclusión de un acuerdo entre la UE y Canadá, el CETA (‘Comprehensive Economic and Trade Agreement’), un acuerdo de libre comercio que aún debe ser ratificado por los parlamentos nacionales del bloque europeo.

Estos dos acuerdos comerciales preocupan en Alemania a pesar de que Merkel insiste en que generarán empleo. Una opinión que no comparte el vicecanciller socialdemócrata, Sigmar Gabriel, que criticó con vehemencia el tratado.

Sus detractores temen que los tratados afecten a las normas sociales, sanitarias y medioambientales. De igual forma, en algunos países de Europa se oponen a la creación de un mecanismo de solución de diferendos para las inversiones que, según sus detractores, debilitaría a las autoridades públicas frente a las multinacionales.

“Para millones de personas en Europa y en Estados Unidos el CETA y el TTIP amenazan la protección del medio ambiente y de los consumidores”, denunció Jennifer Morgan, de Greenpeace International.

Washington y Bruselas tienen el objetivo de finalizar las negociaciones este año antes de que el presidente estadounidense Barack Obama ceda el cargo a su sucesor.

Según un sondeo del instituto Ipsos, el 52 por ciento de los alemanes cree que el librecambio provocará el debilitamiento de las normas sociales y permite la importación de productos dañinos para la salud.

Otros países europeos como Austria o Francia ya han expresado su oposición al tratado.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.