La Tienda Republicana

Iván Márquez: necesitamos reconstruir Colombia entre todos

El jefe negociador dijo que se debe cumplir lo pactado en la hoja de ruta.

/ AP

La delegación del grupo insurgente manifestó que tras la firma del acuerdo del cese al fuego está cerca la reconciliación.

El jefe negociador de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, Ejército del Pueblo (FARC-EP), Iván Márquez, destacó que con la firma del acuerdo del cese al fuego se rindió tributo a la paz y constituye el más grande y significativo paso que permitirá hacer realidad el deseo nacional de terminar la guerra.

Márquez indicó que este logro habrá de conducir al Gobierno y al grupo insurgente al Acuerdo Final si se cumple la hoja de ruta que se estableció.

“Luego de 50 años de una confrontación política pareciera que estamos a la puerta del proceso para dar fin al conflicto (…) Necesitamos reconstruir el país aún con quienes han sido reacios a reconocer que estamos en el albor de una enorme posibilidad de cambio “, dijo.

Precisó que además del armisticio está el acuerdo de dejación de armas que para las FARC-EP significa la proscripción del uso de las mismas para hacer política.

En este sentido, afirmó que se necesita sembrar en los campos y ciudades la justicia social, la democracia verdadera, la soberanía y la inclusión.

Otro de los deberes es encaminarse hacia la superación de la marginalidad, la desigualdad y la pobreza para lograr el bienestar general y la defensa anticipada de los derechos de los que están por nacer, acotó.

No más falsos positivos

El jefe negociador de las FARC-EP aclaró que además del silenciamiento de las armas no debe haber más guerra sucia, falsos positivos, amenazas ni asesinatos contra dirigentes populares y defensores de los Derechos Humanos ni más criminalización de quienes han trabajado por la paz.

Precisó que la dejación de armas es un proceso de mutuas responsabilidades de la más amplia amnistía como lo contemplan las Convenciones de Ginebra y se espera que abra los caminos para la reincorporación de la insurgencia a la vida legal.

“La no repetición debe ser un compromiso cierto y una obligación moral”, expresó. 

Las FARC-EP aspiran llegar pronto a un acuerdo sobre refrendación que permita la máxima participación popular en la definición de los destinos del país, aseveró.

También, advirtió que la hoja de ruta no puede quedar atrapada en enredaderas jurídicas “inventadas por gente muy inteligente que no ha logrado entender que la paz es el bien superior”.

“Estamos cerca de nuestra reconciliación, debemos aferrarnos con toda nuestra fuerza a la esperanza que destelló ayer en La Habana. No podemos dejar pasar esta oportunidad”, sostuvo.

Liberación de Simón Trinidad

Marquéz reiteró la propuesta que hizo el grupo insurgente en el mes de abril de que sea el jefe guerrillero Juvenal Ricardo Palmera alias “Simón Trinidad”, preso en Estados Unidos, el encargado de coordinar el proceso de dejación de armas.

Mencionó que por esta razón se ha solicitado su liberación y ante esta petición el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dio esperanza.

Señaló que las FARC-EP desean que el tema de la Amnistía esté resuelto antes de la firma del Acuerdo Final.

Por su parte, Pablo Catatumbo subrayó que la paz no está herida sino fortalecida. “Lo que está herida es la guerra y esa tendencia a querer resolver todo por medio de la guerra”, manifestó.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.