David Urra •  Internacional •  20/08/2016

Los amigos como Jean-Guy, nunca se van

El martes recibimos la noticia de que Jean-Guy ALLARD dejo de existir. Estamos seguros de que a muchos se les estrujó el corazón y a no pocos las lágrimas debieron mojar sus teclados.

Los amigos como Jean-Guy, nunca se van

No todos conocían que es el creador y alma de CONTRAINJERENCIA, su criatura más preciada en el ámbito periodístico, arma fundamental para decir lo que los grandes medios no divulgan.

Jean Guy llegó a Cuba con la experiencia de haber trabajado en importantes periódicos canadienses y con el corazón de quien necesita desenmascarar a los “malos”, a los que se escudan en la mal llamada “libertad de prensa” para falsear la libertad de ser bien informado.

Su fino sentido del humor le granjeo la amistad de muchas personas, que veían en el no solo al periodista comprometido, sino también al hombre cuyo humanismo y justeza desbordaba su personalidad y se presentaba de forma natural, sin protagonismo, pero con belleza y sinceridad.

Jean Guy es por demás el justiciero implacable, pero justo. Sus escritos no destilaban odio, sino hechos y revelaciones que pudieran ser incomodas para algunos, pero desconocidos para otros.

Siempre está dispuesto a ayudar a los demás y reclamaba para sí solo lo indispensable. En los últimos tiempos sufría por no poder continuar con su labor en su querido sitio web CONTRAINJERENCIA, su salud no se lo permitía y se aferraba a su extraordinaria relación con su hijo Sebastián. Esta es también una historia bella de creación que retrata la personalidad de Jean Guy.

No es posible enmarcar en estas líneas lo que significa Jean Guy para la defensa de la verdad en nuestro continente y muy especialmente en la Cuba acosada y vilipendiada por el poderoso sistema de medios en poder de occidente. Sus materiales periódicos son una herramienta que no pierden vigencia ni actualidad, conservarlos es tarea de todos.

Pudiéramos relatar múltiples vivencias de nuestra relación con Jean Guy, lo que significó  y ayudo, pero este no es un escrito sobre mi persona, sino sobre el dolor que sentimos cuando recibimos una noticia como esta.

Por eso no utilizamos la frase manida, la experiencia personal, ni el protagonismo innecesario, simplemente porque pensamos que los amigos como Jean Guy nunca se van.

/ CONTRAINJERENCIA

Nota de Tercera Información: lamentamos la noticia del fallecimiento de Jean Guy, él cual también colaboraba con sus trabajos en nuestro medio.


Contrainjerencia /  Jean-Guy ALLARD /