Resumen Latinoamericano •  Internacional • 17/10/2018

La ultraderecha belga celebra su triunfo municipal con saludos nazis

Forza Ninove, marca local del partido xenófobo flamenco Vlaams Belang, logró en un pueblo del centro del país, a 25 kilómetros al este de Bruselas.

La ultraderecha belga celebra su triunfo municipal con saludos nazis

Los diarios belgas muestran hoy una inusual imagen de seguidores del partido belga de ultraderecha Forza Ninove celebrando con el saludo nazi la victoria de esa formación en los comicios municipales del domingo en Ninove, localidad flamenca de 38.000 habitantes.

La extrema derecha de Forza Ninove, marca local del partido xenófobo flamenco Vlaams Belang, logró en ese pueblo del centro del país, a 25 kilómetros al este de Bruselas, el 40 % de los votos.

El resultado supone un alza del 13,5 % respecto a los comicios de 2012 y, por primera vez, deja a la formación ultra a las puertas del poder municipal, al haber conseguido 15 de los 33 escaños del consistorio.

Cómo impedir un gobierno de ultraderecha

Para impedir que el cabeza de lista de Forza Ninove, el diputado regional del Vlaams Belang Guy D’Haeseleer, se convierta en el nuevo alcalde de la localidad tendrían que alinearse en su contra el resto de partidos, empezando por los liberales del Open Vld (26,9 % de los votos) y S.A.M.E.N., lista conjunta de los cristianodemócratas del CD&V y los socialistas del sp.a (22,4 %).

No obstante, las siglas del independentismo flamenco de la N-VA, partido mayoritario en la coalición del Gobierno federal de Bélgica del primer ministro Charles Michel, no descarta entregar el poder en Ninove a la extrema derecha con sus 2 concejales (8,44 % de los votos).

El presidente de la N-VA y alcalde de Amberes, Bart De Wever, explicó hoy en unas declaraciones a la emisora “Radio 1” que su partido discutirá “internamente” si apoya al candidato ultra.

”No digo que sí, pero si un candidato obtiene el 40 % de los votos, se trata de un mandato democrático muy fuerte”, declaró De Wever.

El líder de la N-VA agregó que aún no quiere dar una respuesta definitiva porque no conoce a fondo ni a “las personas implicadas” ni “la situación”.

Ninove, “una situación excepcional”

”No tengo una respuesta preparada para todas las preguntas después de tres horas de sueño. En principio, nosotros no gobernamos con extremistas. Pero en Ninove, la situación es excepcional. No soy fan de las coaliciones de monstruos para excluir a alguien, pero tampoco me entusiasma la idea de ayudar a un candidato salido de un partido extremista”, comentó.

Por su parte, la ultraderecha flamenca ha pedido, a través del presidente de Vlaams Belang, Tom Van Grieken, que la N-VA construya alianzas con su formación más allá de Ninove.

Por ejemplo en Amberes, donde el partido ultra se ha situado como cuarta fuerza política, con el 10,5 % de los votos, si bien De Wever había rechazado en varias entrevistas durante la campaña electoral la posibilidad de apoyarse en la extrema derecha para revalidar su gobierno en la capital económica de Flandes.

Imagen de portada: Captura del diario Belga De Morgen (DeMorgen)


Bélgica /  fascismo /  ultraderecha /