Redacción •  Internacional •  12/06/2021

ACNUR reclama una acción más concertada para proteger mejor a las personas LGTBIQ+ forzadas a huir

  • El Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados ha comenzado esta semana una conferencia internacional para impulsar la protección de la comunidad LGTBIQ+ refugiada.
ACNUR reclama una acción más concertada para proteger mejor a las personas LGTBIQ+ forzadas a huir

La conferencia internacional para abordar la necesidad urgente de proteger mejor a las personas lesbianas, gays, bisexuales, transgénero, intersexuales y queer (LGTBIQ+) en todo el mundo que han huido de la violencia o de la persecución y están buscando refugio en sus propios países o fuera de sus fronteras, ha comenzado esta semana en Ginebra.

En el primer día de la Mesa Redonda Global 2021 sobre Protección y Soluciones para el Colectivo LGTBIQ+ en los Desplazamientos Forzosos, los participantes gubernamentales, la sociedad civil y el sector privado iniciaron discusiones sobre los retos y posibles soluciones para las personas LGTBIQ+ que han sido forzadas a huir.

“El colectivo LGTBIQ+ se enfrenta a violencia y discriminación en todo el mundo, por parte de sus gobiernos, sus comunidades e, incluso, de sus propias familias”, dijo Gillian Triggs, Alta Comisionada Adjunta de ACNUR para la Protección. “Espero que esta Mesa Redonda estimule a la comunidad internacional a proporcionar una protección más auténtica para las personas LGTBIQ+ desplazadas.

La conferencia ha sido convocada por Filippo Grandi, Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, conjuntamente con Gillian Triggs y Víctor Madrigal-Borloz, Experto Independiente de la ONU sobre Protección contra la Violencia y Discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género (UN IE SOGI, por sus siglas en inglés). Esta es la primera reunión auspiciada por la ONU sobre el tema desde 2010.

La Mesa Redonda tendrá lugar del 7 al 29 de junio, en ella, unos 600 participantes explorarán las causas inherentes a los desplazamientos, los retos a los que se enfrentan las personas que solicitan asilo, fórmulas para la inclusión en los servicios nacionales y los efectos de la pandemia de la COVID-19 en el colectivo LGTBIQ+. Igualmente compartirán información sobre políticas y programas que han demostrado ser efectivos y harán recomendaciones específicas a los gobiernos, agencias de Naciones Unidas, ONG, actores del sector privado y otros, sobre las acciones necesarias para abordar los numerosos riesgos a los que se enfrentan las personas desplazadas con un perfil LGTBIQ+.

“El esfuerzo para abordar la violencia y discriminación por orientación sexual e identidad de género, necesariamente debe tener una perspectiva intersectorial en la que las personas refugiadas y las que solicitan asilo constituyen una población de especial preocupación dentro de mis competencias”, dijo Madrigal-Borloz. “Este proceso integral y participativo nos llevará a la creación de una base compartida de conocimientos a partir de la cual las partes interesadas podrán elaborar sus proyectos estratégicos”.

Actualmente, 69 países penalizan las relaciones entre personas del mismo sexo y, al menos, cinco países las castigan con la pena de muerte. Otros países han promulgado leyes que directamente discriminan a las personas LGTBIQ+ o leyes vagamente escritas que las autoridades utilizan para perseguir a las personas LGTBIQ+.

“En todo el mundo, el colectivo LGTBIQ+ sigue muriendo y huyendo para salvar sus vidas, esta Mesa Redonda es la plataforma adecuada para que digamos algo”, dijo Suma Abdelsamie, una persona refugiada egipcia trans y activista, que vive en Berlín. “Muchas personas como yo hemos sido silenciadas durante años. He vivido mi propia guerra, luchando en solitario y ahora tenemos que hacer algo para mejorar las cosas para los refugiados LGTBIQ+”.

Las personas LGTBIQ+ desplazadas forzosas, independientemente de que hayan huido específicamente por su identidad de género, orientación sexual o características sexuales, se enfrentan a un alto riesgo de abusos y violencia sexual. En muchos casos reciben poca o ninguna protección policial y, a menudo, sufren discriminación y otros obstáculos cuando intentan acceder a servicios básicos, como atención médica o asistencia legal, tanto durante el viaje como cuando llegan a sus destinos.

Las recomendaciones de la Mesa Redonda sobre LGTBIQ+ se harán públicas el 30 de junio, en una rueda de prensa conjunta de Víctor Madrigal-Borloz, el IE SOGI y Gillian Triggs, Alta Comisionada Adjunta de ACNUR para la Protección.