PL •  Internacional • 11/12/2019

Guardia indígena en Colombia, un mecanismo de protección pacífica

Mientras en Colombia aumentan hoy las denuncias por el uso excesivo de la fuerza por parte del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) durante las protestas antigubernamentales, muchos resaltan a la guardia indígena como un mecanismo de protección pacífica.

Guardia indígena en Colombia, un mecanismo de protección pacífica

La guardia se concibe como organismo ancestral propio y como un instrumento de resistencia, unidad y autonomía en defensa de los territorios y del plan de vida de las comunidades nativas. No es una estructura policial, sino un mecanismo humanitario y de resistencia civil.

Busca proteger y difundir su cultura ancestral y el ejercicio de derecho propio. Deriva su mandato de las propias asambleas, por lo que depende directamente de las autoridades indígenas.

Surge para defenderse de todos los actores que agreden sus pueblos, pero solamente se defienden con su ‘chonta’ o bastón de mando, lo cual le imprime un valor simbólico a la guardia.

Los guardias no reciben remuneración alguna, es un esfuerzo voluntario y consciente en defensa de su cosmovisión y de la pluriculturalidad.

Es un mecanismo de protección y un cuerpo de paz para enfrentar las desarmonías que se dan en nuestros territorios por la presencia de actores armados, expresó el senador Feliciano Valencia, del Movimiento Alternativo Indígena y Social.

Los nativos se unieron a las movilizaciones que tienen lugar en el país desde el 21 de noviembre pasado.

Procedentes de diferentes departamentos, ataviados con sus bastones de mando y portando la whipala, considerada estandarte de la lucha de los pueblos originarios, cientos de miembros de la guardia se trasladaron a esta capital para apoyar las protestas.

Cuentan con nosotros para la paz, nunca para la guerra, es una de las principales consignas de los nativos, quienes constantemente denuncian la invasión de sus territorios y los ataques que sufren por parte de grupos armados que operan al margen de la ley.

Alirio Uribe, abogado y defensor de derechos humanos, precisó que ’12 mil 700 indígenas conforman la guardia. Un mecanismo de protección pacífica que nos cuida mejor que el Esmad. Más guardia menos Esmad’.

tgj/mfb


Colombia /  Guardia indígena /  indígenas /