ANF •  Internacional • 11/08/2020

Los incendios forestales son una campaña de destrucción ecológica en el Kurdistán

Los incendios forestales en Kurdistán son parte de la guerra. El activista medioambiental Vahap Işıklı habla de una campaña de destrucción.

Los incendios forestales son una campaña de destrucción ecológica en el Kurdistán

La naturaleza también sufre la guerra que el estado turco ha estado librando contra el pueblo kurdo durante años. Vahap Işıklı es el portavoz de la Alianza para la Protección de los Jardines Históricos de Hevsel en Amed (Diyarbakir) y ha hablado con ANF sobre la destrucción ambiental en Kurdistán. Explica que los bosques de las regiones occidentales de Turquía están siendo quemados para maximizar los beneficios. En Kurdistán, sin embargo, la naturaleza está siendo destruida debido a la política de guerra del Estado.

El activista medioambiental señala que cada año, especialmente en junio, los bosques del Kurdistán son incendiados deliberadamente: «Durante días los bosques han vuelto a arder y no se hace nada para apagar los incendios. De Nusaybin a Cudi, de Gabar a Besta, de Lice a Dersim, los incendios forestales son devastadores. En Kurdistán, se han establecido puestos militares en las zonas quemadas. En Turquía, en cambio, se están construyendo edificios en lugar de los árboles quemados. Antes de cada operación militar en las zonas kurdas, se incendian los bosques. Cuando los incendios son reportados a las autoridades, se dice que no hay agua o no hay equipos de lucha contra el fuego. La razón de esto son las operaciones militares. Por esta razón, se está llevando a cabo una campaña ecológica de destrucción contra la naturaleza. Esta campaña de exterminio se completa con la construcción de centrales hidroeléctricas y presas».

Según Işıklı, la destrucción del medio ambiente conduce a brotes de enfermedades: «Esta situación también está presente en la pandemia de coronavirus. Muchas enfermedades diferentes ocurren de esta manera y se propagan rápidamente. Los bosques proporcionan protección. No hay diferencia entre las montañas de Ida en el oeste de Turquía y las montañas del Kurdistán. Desafortunadamente, muchos ecologistas y el público lo ven de manera diferente. Debemos luchar contra los incendios forestales y la destrucción de la naturaleza en todas partes, no importa dónde ocurran. Todos ellos ponen en peligro el equilibrio ecológico y por lo tanto representan una amenaza para todos nosotros. Aunque sólo un árbol sufra daños, los seres vivos del bosque sufren. Muchos seres vivos han muerto en los actuales incendios forestales. Como la alianza Hevsel estamos monitoreando la situación de cerca. Todas las personas deben luchar contra la destrucción del medio ambiente y defender la naturaleza».


ANF /  incendios /  Kurdistán /  Turquía /