La Tienda Republicana

ADEGA denuncia la permisividad de la Xunta ante los nuevos proyectos eólicos de Gas Natural Fenosa en la Costa da Morte

19/08/2017

Según señala la Asociación para la Defensa Ecolóxica de Galiza, "como vienen demostrando diversos estudios, la planificación eólica del PP ha sido muy favorable para los grandes grupos empresariales y muy lesiva para el interés público y el medio ambiente".

Recreación del impacto ambiental provocado por el proyecto eólico Mouriños / ADEGA

El colectivo indica que de seguir así las cosas, dos nuevos parques eólicos promovidos por Gas Natural Fenosa "echarán a perder las últimas sierras vírgenes de la Costa da Morte", en referencia al proyecto Mouriños, situado entre las localidades de Cabana de Bergantiños y Zas, y el proyecto Pena Forcada-Catasol II, comprendido en el término municipal de Laxe. En ambos casos se tata de proyectos de "alta potencia y gran rendimiento" para la empresa energética, que apenas beneficiarán al erario público y que transformarán "un paisaje único en polígono industrial".

En fechas recientes, la Xunta aprobaba la autorización ambiental del proyecto eólico Pena Forcada-Catasol II en Laxe, que tiene previsto acoger tres aerogeneradores de grandes dimensiones de hasta 3 megavatios de potencia "justo al lado de la laguna de Traba". Además, en este momento, se encuentran en tramitación otros 10 megavatios del proyecto eólico Mouriños, situado a pocos kilómetros del anterior, y también con una instalación de cuatro gigantescos aerogeneradores de más de 150 metros de alto encima de una sierra que domina el Estuario del Río Anllóns y las dunas del Monte Branco.

Finalmente, desde ADEGA, concluyen que "llama la atención que en ningún momento la Xunta haya considerado los efectos sinérgicos de estas dos instalaciones situadas a tan poca distancia y el impacto paisajístico y de barrera combinada en uno de los pocos trechos costeros sin aerogeneradores de la Costa da Morte".