La Tienda Republicana

Oleada de críticas al grupo La Pegatina por su implicación en el festival de Eurovisión de Israel

20/04/2019

Colectivos de la campaña Boicot-Desinversión-Sanciones a Israel, movimientos sociales de solidaridad con Palestina y personalidades a título individual están arremetiendo duramente contra el grupo musical por su apoyo y promoción del evento en Israel. El vocalista de la banda, Adrià Salas, es el responsable del tema musical que representará a España en el Festival de Eurovisión que se tendrá lugar en Tel Aviv.

Cartel empleado por colectivos y asociaciones de solidaridad con Palestina para protestar contra la implicación del grupo en Eurovisión / Extraído de Twitter

Las redes sociales se han llenado estos días de duros ataques y críticas a los integrantes de la banda La Pegatina y, en especial, su vocalista, el cantante Adrià Salas. Organizaciones y personalidades condenan que el grupo secunde con su implicación en el festival de Eurovisión la polémica celebración de este evento en el estado de Israel.

A nadie (o casi) se le escapa que, desde su surgimiento, Festival de la Canción de Eurovisión y propaganda van siempre acompañados. Surgido como elemento de publicitación de los mecanismos de integración audiovisual por parte de la Unión Europea de Radiodifusión en 1956, sus más de sesenta ediciones no han estado nunca exentas de polémica que no solía trascender el choque entre intereses promocionales y calidad musical en opinión del público.

La celebración del evento en Israel en plena ofensiva contra la población palestina ha elevado a un nuevo nivel la controversia del evento. La campaña internacional Boicot-Desinversión-Sanciones no duda de la utilidad del evento para dar una imagen simpática y divertida del país mientras su primer ministro repite victoria electoral a pesar de los innumerables casos de corrupción que le persiguen con promesas de hostilidad, expansión y represión de la población palestina.

Adrià Salas es el compositor y responsable de La Venda, el tema que el ex concursante del programa de televisión Operación Triunfo, Miki, interpretará en Tel Aviv en mayo.

Algunos fans habituales de La Pegatina, grupo descrito habitualmente como “buenrollero” y con una imagen pública que habitualmente se asocia con compromiso (¿Compromiso con qué? No lo sabemos...) no caben en su enfado con la actitud de la banda, que por el momento no ha manifestado respuesta alguna a las críticas.

“La reivindicación y el compromiso hay que tenerlo en la calle. La música o cualquier tipo de arte puede ser el reflejo de una época pero no es acción imprescindible para el cambio”, apuntaba Adrià Salas en una entrevista allá por los albores de su fama en el año 2013, siempre desmedida, del grupo. Parece ser que la música no es para el cambio, pero sí puede ser muy útil para lavar la imagen de un estado que viola sistemáticamente los derechos fundamentales de toda una población por cuestiones étnico-culturales.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.