La Tienda Republicana

Treball

Treball fue el órgano central del PSUC. El primer número salió el 21 de julio de 1936, a los pocos días de producirse el golpe de estado y dos días antes de formarse el PSUC. Su subtítulo era: “Diari dels treballadors de la ciutat i del camp”. Recordemos que el PSUC surgió de la convergencia de la Unió Socialista de Catalunya, el Partit Comunista de Catalunya, el Partit Català Proletari y la Federación Catalana del PSOE, dentro del complejo mundo de la izquierda catalana de los años treinta.

/ Diccionari de Sindicats Sindicalistes i de la Història del Moviment Obrer

más info

Treball fue el órgano central del PSUC. El primer número salió el 21 de julio de 1936, a los pocos días de producirse el golpe de estado y dos días antes de formarse el PSUC. Su subtítulo era: “Diari dels treballadors de la ciutat i del camp”. Recordemos que el PSUC surgió de la convergencia de la Unió Socialista de Catalunya, el Partit Comunista de Catalunya, el Partit Català Proletari y la Federación Catalana del PSOE, dentro del complejo mundo de la izquierda catalana de los años treinta.

El periódico se componía desde la imprenta del diario democristiano El Matí, órgano de la Unió Democrática de Catalunya, y que había sido requisada nada más comenzar la guerra.

Hasta fines de enero de 1939 se publicó diariamente bajo la dirección política de Pere Ardiaca y Ángel Estivill. El periódico fue un ejemplo de la prensa de guerra buscando la movilización. Por otro lado, hay que destacar la calidad de la parte gráfica del periódico llevada por dibujantes como Subirats o Goñi, entre otros. Treball fue uno de los periódicos más leídos en Barcelona.

En el año 1942 resurgió en la Modelo de Barcelona gracias al esfuerzo de presos del PSUC, destacando en esta tarea Josep Solé, y luego desde un taller de Poble-Sec. El periódico fue un símbolo del comunismo en España, y de lucha contra el franquismo, escrito en catalán. Su publicación y mantenimiento en el tiempo ocasionó la detención de muchas personas que lo hacían. Su director, Joaquim Puig i Pidemunt, fue detenido en 1947, siendo fusilado en 1949, junto con otros miembros de la Agrupación Guerrillera de Catalunya.

Josep Raventós sustituyó en la dirección de Treball a Puig i Pidemunt. Contó con la colaboración del impresor Antoni Ara, aunque la detención de ambos en 1951 hizo peligrar de nuevo la publicación. Se pudo mantener gracias al esfuerzo realizado desde Francia, con Francesc Vicens a fines de los cincuenta, y de Josep M. Cendrós y Leonor Burnau a partir de 1962. Diez años después, Treball se convirtió en publicación bimensual bajo la dirección de Joaquim Sampere.

En octubre de 1976 comenzó una nueva etapa como semanario. En 1977 pudo regresar a los quioscos catalanes, cuando se legalizó el PSUC, siendo Joan Busquets su director.

A partir de 2003, ICV (Iniciativa per Catalunya Verds) comenzó a publicar con esta cabecera su revista, y que se considera su heredera. Puede consultarse en la red.

Para profundizar: Amèlia Gavilán, “Treball: el mitjà és el missatge” en La nostra Utopia. PSUC. Cinquanta anys d’història de Catalunya, Barcelona, 1986, págs..31-35. También puede consultarse en la red la Enciclopèdia del marxisme en el Arxiu Virtual dels Marxistes, y el articulo en Avui de Josep M. Huertas, “La dramática historia de “Treball” (18 de enero de 2007), también en la red.