Alejandro Azcuy Domínguez •  Cultura • 08/10/2020

Por la ruta del Che: Un recorrido histórico, cultural y natural

El año 2007, cuando se cumplían cuarenta años del asesinato de Ernesto Che Guevara en Bolivia, el gobierno boliviano inició una campaña para promover la Ruta del Che como destino turístico comunitario, con un alto valor histórico, cultural y natural.

Por la ruta del Che: Un recorrido histórico, cultural y natural
Vista aérea de Vallegrande. En esta ciudad, además del hospital Señor de Malta, en cuya lavandería fue tomada la desgarradora imagen del cuerpo sin vida del Che, que posteriormente dio la vuelta al mundo, también existe un museo que exhibe objetos que pertenecieron a la guerrilla. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

La Ruta del Che abarca los sitios y poblados que recorrió durante su acción guerrillera en la región sudeste boliviana, a lo largo de 800 kilómetros desde Camiri en el sur a Vallegrande en el norte. Quienes se interesan en reproducir este trayecto, se internan durante varios días en la selva, partiendo de la ciudad de Santa Cruz hasta llegar al pequeño poblado de La Higuera, donde el Che fue asesinado en octubre de 1967.

Cuarenta años después de la gesta, todavía se podían encontrar campesinos y comunarios que vivieron de cerca el paso del Che y su guerrilla por toda la geografía que abarcó su campaña, en un trayecto de difíciles condiciones de terreno que casi no han cambiado en las últimas décadas.

Este fotorreportaje recorre los sitios donde estuvo la guerrilla los últimos días de campaña.

En el año 2007 el gobierno boliviano inició una campaña para promover la Ruta del Che como destino turístico comunitario, con un alto valor histórico, cultural y natural. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

En el año 2007 el gobierno boliviano inició una campaña para promover la Ruta del Che como destino turístico comunitario, con un alto valor histórico, cultural y natural. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Lavandería del hospital Señor de Malta, en Vallegrande, lugar donde el ejército boliviano exhibió al mundo el cuerpo sin vida del Che, luego que fuera asesinado en La Higuera. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Vista interior del Mausoleo Ernesto Guevara, en Vallegrande. Es la fosa común donde fueron enterrados clandestinamente los restos del Che y de varios de sus compañeros de campaña. Después de 30 años de silencio por parte de los militares bolivianos, un general retirado declaró dónde habían sido enterrados. Gracias a la intensa labor de un equipo multidisciplinario de expertos argentinos y cubanos, los restos se encontraron el 28 de junio de 1997 y poco después fueron trasladados a Santa Clara, Cuba, donde hoy descansan. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Fosa común donde fueron enterrados clandestinamente los restos del Che y de varios de sus compañeros de campaña. Después de 30 años de silencio por parte de los militares bolivianos, un general retirado declaró dónde habían sido enterrados. Gracias a la intensa labor de un equipo multidisciplinario de expertos argentinos y cubanos, los restos se encontraron el 28 de junio de 1997 y poco después fueron trasladados a Santa Clara, Cuba, donde hoy descansan. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Vista exterior del Mausoleo Ernesto Guevara, en Vallegrande. Es la fosa común donde fueron enterrados clandestinamente los restos del Che y de varios de sus compañeros de campaña. Después de 30 años de silencio por parte de los militares bolivianos, un general retirado declaró dónde habían sido enterrados. Gracias a la intensa labor de un equipo multidisciplinario de expertos argentinos y cubanos, los restos se encontraron el 28 de junio de 1997 y poco después fueron trasladados a Santa Clara, Cuba, donde hoy descansan. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Señalizaciones de la “Ruta del Che”. El recorrido por los azarosos senderos cuenta también con museos y paraderos para los viajeros, que muchas veces combinan el peregrinaje con ecoturismo de aventura. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Señalizaciones de la “Ruta del Che”. El recorrido por los azarosos senderos cuenta también con museos y paraderos para los viajeros, que muchas veces combinan el peregrinaje con ecoturismo de aventura. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Alto Seco, comunidad cercana a La Higuera donde arribó la guerrilla el 22 de septiembre de 1967. Según el Diario del Che, se produjo un encuentro con más de una decena de campesinos, en la escuelita local, a quienes Inti les explicó el alcance de la revolución. Al conversar con los habitantes de todas estas comunidades, se pueden encontrar nítidos testimonios del paso del guerrillero heroico. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Alto Seco, comunidad cercana a La Higuera donde arribó la guerrilla el 22 de septiembre de 1967. Según el Diario del Che, se produjo un encuentro con más de una decena de campesinos, en la escuelita local, a quienes Inti les explicó el alcance de la revolución. Al conversar con los habitantes de todas estas comunidades, se pueden encontrar nítidos testimonios del paso del guerrillero heroico. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Vistas de los enclaves naturales por donde anduvo la guerrilla comandada por Ernesto Che Guevara, durante su campaña en Bolivia. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

La Ruta del Che abarca los sitios y poblados que recorrió durante su acción guerrillera en la región sudeste boliviana. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Pucará, el pueblo de Piedra, pequeña localidad situada en la provincia de Vallegrande, es uno de los sitios por donde pasó el Che con la guerrilla. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Pucará, el pueblo de Piedra, pequeña localidad situada en la provincia de Vallegrande, es uno de los sitios por donde pasó el Che con la guerrilla. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Alto Seco, comunidad cercana a La Higuera donde arribó la guerrilla el 22 de septiembre de 1967. Según el Diario del Che, se produjo un encuentro con más de una decena de campesinos, en la escuelita local, a quienes Inti les explicó el alcance de la revolución. Al conversar con los habitantes de todas estas comunidades, se pueden encontrar nítidos testimonios del paso del guerrillero heroico. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Campesinos de Pucará, para quienes la figura legendaria del Che está más viva que nunca. Habitantes de esta zona con los que se ha podido dialogar le siguen llamando don Fernando Sacamuelas, recordando a quienes Ernesto Che Guevara les dedicó sus escasas horas de descanso, durante su paso con la guerrilla, para extraerles molares adoloridos o piezas totalmente cariadas. Durante el gobierno de Evo Morales, en este pueblo prácticamente ignorado de la geografía boliviana, un ejército de batas blancas cubanas atendió a los campesinos del lugar y de comunidades aledañas, continuando así la obra del Che. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Campesinos de Pucará, para quienes la figura legendaria del Che está más viva que nunca. Habitantes de esta zona con los que se ha podido dialogar le siguen llamando don Fernando Sacamuelas, recordando a quienes Ernesto Che Guevara les dedicó sus escasas horas de descanso, durante su paso con la guerrilla, para extraerles molares adoloridos o piezas totalmente cariadas. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Campesinos de Pucará, para quienes la figura legendaria del Che está más viva que nunca. Habitantes de esta zona con los que se ha podido dialogar le siguen llamando don Fernando Sacamuelas, recordando a quienes Ernesto Che Guevara les dedicó sus escasas horas de descanso, durante su paso con la guerrilla, para extraerles molares adoloridos o piezas totalmente cariadas. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Habaá de El Batán. Lugar exacto donde, el 26 de septiembre de 1967, cayeron en combate tres de los guerrilleros que acompañaban al Che: Miguel (Manuel Hernández Osorio, cubano); Coco (Roberto Peredo Leigue, boliviano); Julio (Mario Gutiérrez Ardaya, boliviano). Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Habaá de El Batán. Lugar exacto donde, el 26 de septiembre de 1967, cayeron en combate tres de los guerrilleros que acompañaban al Che: Miguel (Manuel Hernández Osorio, cubano); Coco (Roberto Peredo Leigue, boliviano); Julio (Mario Gutiérrez Ardaya, boliviano). Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Monumento al Che en el caserío de La Higuera, donde fue asesinado el 9 de octubre de 1967, por el ejército boliviano. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

La Ruta del Che abarca los sitios y poblados que recorrió durante su acción guerrillera en la región sudeste boliviana. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Vista interior de la escuelita de La Higuera donde el Che fue ejecutado. La construcción actual es una réplica de la escuelita original, que fue destruida. Convertida en Museo Comunal en homenaje al guerrillero, en el interior se conservan muy pocas piezas de la original, entre ellas, la puerta y unos bancos. Fue allí donde Ernesto Che Guevara pronunció sus últimas palabras: “Dispare cobarde, que usted va a matar a un hombre». Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Vista interior de la escuelita de La Higuera donde el Che fue ejecutado. La construcción actual es una réplica de la escuelita original, que fue destruida. Convertida en Museo Comunal en homenaje al guerrillero, en el interior se conservan muy pocas piezas de la original, entre ellas, la puerta y unos bancos. Fue allí donde Ernesto Che Guevara pronunció sus últimas palabras: “Dispare cobarde, que usted va a matar a un hombre». Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Vista exterior e interior de la escuelita de La Higuera donde el Che fue ejecutado. La construcción actual es una réplica de la escuelita original, que fue destruida. Convertida en Museo Comunal en homenaje al guerrillero, en el interior se conservan muy pocas piezas de la original, entre ellas, la puerta y unos bancos. Fue allí donde Ernesto Che Guevara pronunció sus últimas palabras: “Dispare cobarde, que usted va a matar a un hombre». Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Niño habitante de La Higuera. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Vistas de los enclaves naturales por donde anduvo la guerrilla comandada por Ernesto Che Guevara, durante su campaña en Bolivia. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Vistas de los enclaves naturales por donde anduvo la guerrilla comandada por Ernesto Che Guevara, durante su campaña en Bolivia. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Quebrada de El Churo, lugar donde el Che libró su última batalla, el 8 de octubre de 1967. Herido en la pantorrilla derecha y con su arma inutilizada fue capturado por el ejército boliviano junto a Willy, minero boliviano de nombre Simeón Cuba. Conducidos a pie hasta La Higuera, ambos fueron ejecutados un día después, el 9 de octubre. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Quebrada de El Churo, lugar donde el Che libró su última batalla, el 8 de octubre de 1967. Herido en la pantorrilla derecha y con su arma inutilizada fue capturado por el ejército boliviano junto a Willy, minero boliviano de nombre Simeón Cuba. Conducidos a pie hasta La Higuera, ambos fueron ejecutados un día después, el 9 de octubre. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Vistas de los enclaves naturales por donde anduvo la guerrilla comandada por Ernesto Che Guevara, durante su campaña en Bolivia. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Casa de la mujer que se cruzó con el Che y los guerrilleros, el 7 de octubre de 1967.
En el Diario, el Che relata el episodio del fortuito encuentro con una mujer que pastoreaba sus chivas, quien al ser interrogada aseguró no saber nada sobre la presencia de los militares, y sólo dio indicios del lugar donde ellos se encontraban. Hasta esta casa, que aún se conserva como en esa época, llegaron Inti Peredo y otros dos guerrilleros, acompañando a la mujer que prometió no delatar la ubicación de la guerrilla. Allí se percataron que vivía con dos hijas, una postrada y otra enana. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Niños habitantes de La Higuera. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Monumento al Che en el caserío de La Higuera, donde fue asesinado el 9 de octubre de 1967, por el ejército boliviano. Foto: Alejandro Azcuy/ Cubadebate.

Fuente: Cubadebate


Alejandro Azcuy Domínguez /  Ernesto Che Guevara /