Redacción •  Tecnología • 12/08/2020

¿Habrá clases presenciales? Cómo elegir un portátil para el siguiente curso escolar

Pronto comenzará el curso, y en la nueva educación en plena pandemia tendrá aún más peso el uso de las nuevas tecnologías. Por eso, es un momento en el que plantearse adquirir un buen portátil para los estudiantes. Y aunque parezca algo sencillo, ellos necesitan una serie de características muy diferentes a las que podría tener otro tipo de usuario.

¿Habrá clases presenciales? Cómo elegir un portátil para el siguiente curso escolar

Necesitan una plataforma estable, robusta, y segura, además de asequible para que no se tengan que preocupar de un mantenimiento excesivo. De ese modo podrán centrarse en lo que realmente importa: el aprendizaje. Además, no tendrán que preocuparse demasiado porque los problemas les puedan arruinar sus trabajos, apuntes, etc.

Elegir portátiles para estudiantes no es tan sencillo como pueda parecer, siempre que quieras algo más que decente. Así que si eres estudiante, tutor o padre/madre, y sientes la necesidad de comprar un equipo, deberías tener en cuenta algunas recomendaciones…

Cómo elegir los mejores portátiles para estudiantes

Existe una serie de puntos estratégicos donde deberías prestar especial atención si necesitas que el portátil sea de calidad y adecuado para el estudiante. Esos puntos clave son:

  • ¿Qué estudiarás? Es la primera pregunta que te debes hacer. No es lo mismo un estudiante que esté cursando una carrera STEM que un estudiante de colegio, instituto, o de carreras de letras. En el primer caso, el hardware debería tener un rendimiento adecuado para satisfacer sus necesidades. Por ejemplo, poder compilar, trabajar con apps matemáticas, software CAD/CAM, manejar máquinas virtuales, simulación, etc. En cambio, si se trabajará con software ofimático o cargas de trabajo menos pesadas, no se necesitará un hardware tan exigente.
  • Precio: los estudiantes no suelen tener una economía boyante, por lo que es preferible elegir modelos que no se disparen demasiado en cuanto a precio. En principio, en este caso se deberían de descargar algunos portátiles caros, como los Apple, si no te lo puedes permitir.
  • Fiabilidad y seguridad: una de las cosas más odiosas para un estudiante es estar trabajando durante horas, días o semanas en algún proyecto o trabajo, y que un problema técnico con su equipo termine eliminando su trabajo. Por eso, siempre deberías elegir plataformas robustas que te permitan trabajar con confianza y evitar la mayor parte de problemas posible. Eso ha desplazado a Microsoft Windows frente a otros sistemas operativos como GNU/Linux, ChromeOS y macOS. De hecho, uno de los portátiles más vendidos y de mayor éxito entre estudiantes ha sido el Chromebook en la plataforma Amazon.
  • Autonomía: es importante si necesitas una buena movilidad, es decir, si lo vas a llevar a las clases para tomar apuntes, o trabajarás en lugares públicos, transporte, etc. Un hardware eficiente unido a una batería con una capacidad decente es lo que deberías buscar. Además, debes saber que las grandes pantallas atentan directamente contra la autonomía, por lo que es preferible que optes por ultrabooks con 13” si necesitas mayor autonomía y movilidad. Ten en cuenta también que una mayor pantalla implica mayor volumen y peso, lo que dificulta transportarlo.

Hardware

Ahora bien, una vez tengas presente los puntos anteriores, es probable que estés dudando entre algunos modelos. Para poder decantarte por el adecuado, tienes que conocer también qué hardware deberías seleccionar:

  • CPU: no te recomiendo que compres equipos con Intel Atom, Celeron, Pentium, o AMD V-Series, Athlon, o similares. Estos procesadores son poco potentes y te pueden frustrar. Por eso, lo ideal es que optes por alguna de las versiones móviles de Intel o AMD, como los Core i3/Ryzen 3 (opción recomendable para los usuarios menos exigentes), Core i5/Ryzen 5 (opción recomendable para la mayoría de usuarios), Core i7/Ryzen 7 (para quienes necesiten un plus de rendimiento).
  • RAM: con 4GB debería ser suficiente para los menos exigentes. Con 8GB estaría bien incluso para algunos que necesiten ejecutar software más exigente. En principio, más de eso no debería ser necesario a no ser que vayas a usar algún software específico, como por ejemplo un hipervisor para ejecutar varias máquinas virtuales a la vez, con lo que necesitarías 16, 32, 64 o más GB.
  • GPU: tampoco te debería obsesionar demasiado si no lo vas a usar para videojuegos, diseño gráfico, renderización, etc. En principio, incluso con una GPU integrada podría ser suficiente (mejor si es AMD). Y si quieres algo más potente, entonces piensa en alguna dedicada NVIDIA o AMD.
  • Almacenamiento: es preferible elegir un portátil con SSD para agilizar la carga del software frente a los lentos HDD. En cuanto a la capacidad, es muy relativa. Algunos usuarios tienen suficiente con 128 o 256GB, otros necesitan 1TB o más… Va a depender mucho del uso, ya que si lo utilizas para descargar contenido, trabajas con gran cantidad de imágenes a alta resolución, vídeos, máquinas virtuales, etc., necesitarás mayor capacidad.
  • Pantalla: no te debes obsesionar entre los paneles OLED, LED IPS, TN, etc. Cualquiera de ellos es bueno para las aplicaciones de los estudiantes. Pero sí que debería de tener una frecuencia de refresco alta o tiempo de respuesta alto, una alta resolución (al menos 1920×1080), una densidad de píxeles decente, y mejor si cuentan con alguna tecnología de protección para la vista. Así dañarás menos tu visión si pasas muchas horas pegado a la pantalla.
  • Batería: las baterías de los portátiles suelen ser de celdas de Li-Ion o Li-Po. Ambas tienen características similares, y no presentan una diferencia tangible para el usuario. Pero sí que debes tener presente su capacidad. Ésta se suele medir en mAh (miliAmperios por hora) o en Wh (vatios por hora). Mientras más alta sea la cifra, más durará la batería. Por ejemplo, una batería de 81Wh podría entregar 81W durante una hora, o 160W durante media hora, 40.5W durante 2 horas, etc.
  • Conectividad: esto dependerá mucho del uso que le vayas a dar. Debería tener los puertos y tecnologías wireless que necesites. Por lo general, con unos cuantos puertos USB y WiFi debería ser suficiente. Otros es probable que necesiten HDMI para conectar a pantallas externas, etc. Ten en cuenta que en los ultrabooks no hay demasiado espacio en los flancos para alojar puertos, por lo que tendrán menos que en portátiles de mayor tamaño.
  • Otros: no olvides la nueva normalidad, como la han llamado, o esta situación de pandemia. Los rebrotes o la inestabilidad podría hacer que se volviese a un confinamiento o a las clases online. Por tanto, es crucial que el portátil disponga de una webcam y micrófono integrado con una calidad buena (o adquirirlos aparte).

Algunos portátiles recomendados para estudiantes

Si quieres algo más concreto, aquí tienes 4 portátiles recomendados, y muy diversos, que pueden ser grandes opciones para estudiantes:

  • Acer Switf 3 SF314-57-5217: un equipo que por poco más de 730€ incluye un potente microprocesador Intel Core i6-1035G1, 8GB de RAM DDR4, 512 GB de SSD NVMe PCIe M.2, GPU Intel HD integrada, pantalla LED FullHD (1920×1080) de 14”, batería de 48Wh, WiFi, Bluetooth 5.0, webcam y micrófono integrado, USB, HDMI, y Windows 10 Home preinstalado.
  • Acer ChromeBook 314 CB314-1H: este portátil es equipo que tiene un hardware muy modesto, pero que funciona de forma fluida gracias a su sistema operativo ChromeOS. Eso te permite disponer de una plataforma segura, fiable, y robusta en la que ejecutar apps Android de forma nativa. Posee un chip Intel Celeron N4020, 4GB de RAM, GPU integrada, pantalla de 14”, WiFi, Bluetooth 5.0, USB, ranura para microSD, webcam+micro, almacenamiento flash eMMC de 32GB, y autonomía para 12 horas. Todo por unos 300€.
  • Microsoft Surface GO 2: si necesitas la plataforma Microsoft Windows para tu trabajo, entonces puedes comprar uno de estos equipos táctiles de los más pequeños del mercado, por unos 450€. Integra un procesador Intel Pentium Gold 4425Y, GPU integrada, 4GB de RAM, memoria interna de 64GB (ampliable por microSD), pantalla de 10.5 pulgadas PixelSense FullHD, autonomía hasta 10 horas, compatible con Surface Dial, webcam+micro integrados, Windows 10 Home, WiFi, Bluetooth 5.0, NFC, y seguridad empresarial TPM 2.0.
  • Apple MacBook Air 2020: si te lo puedes permitir, junto con el ChromeOS, es de las plataformas más fiables que puedes poseer. Su precio puede subir de los 900€, pero tendrás un equipo con chip Intel Core i3-i7, GPU Intel Iris Plus integrada, 8-16GB de RAM, de 256GB a 2TB SSD PCIe, webcam+micro, WiFi, una vida útil de la batería prolongada, y una pantalla con una calidad excelente y de 13”.

Redacción /