La Sociedade Galega de Historia Natural critica la actuación de la Xunta en el incendio del Parque Natural de Corrubedo

20/06/2017

La entidad conservacionista considera que desde la supresión de la figura de Director y el inicio de un sistema de gestión centralizado, los parques naturales gallegos han entrado "en una vía muerta" en la que no se realizan "las mínimas actuaciones de gestión y control" que se venían realizando desde hace años.

Parque Natural de Corrubedo / Wikimedia commons

Desde la SGHN se indica que en el paso del Parque Natural de Corrubedo, esta inacción se ha materializado "en la falta de control de la vegetación en las vías de uso agrícola, a pesar de la demanda de los vecinos". Además, con respecto a años anteriores -denuncian-, la presencia de agentes ambientales en el Parque se ha reducido mucho y se ha eliminado su presencia contínua en los puntos más sensibles y de mayor valor ambiental.

Como consecuencia -valora el colectivo- "la acción de los desaprensivos y delicuentes ambientales se han incrementado", pues la duna móvil está sufriendo los efectos "de un contínuo pisoteo" y los vehículos llegan a estacionarse incluso sobre hábitats protegidos.

En medio de este negativo panorama, un incendio intencionado arrasó una superficie de más de 70 hectáreas el pasado 7 de agosto, de las que 27 se encontraban dentro del área del Parque Natural, afectando una de las ocho zonas de cría del anfibio más amenazado de Galicia, el sapo de espuelas (Pelobates cultripes).

DURAS CRÍTICAS POR LA ACTUACIÓN DE LA CONSELLERÍA DE MEDIO AMBIENTE

Para la SGHN, este incendio ha vuelto a poner de manifiesto de manifiesto "la dejadez y la inacción de los responsables de la Dirección Xeral de Conservación da Natureza de la Xunta, que no tomaron medidas para evitar la destrucción de la zona de cría del sapo de espuelas y dejaron que los helicópteros contraincendios, en lugar de tomar el agua en la zona marina que en este momento estaba en calma, lo hicieran dentro del espacio protegido en la Laguna de Vixán, "que se encuentra en su período máximo de estiaje y estaba ocupada por numerosas especies de aves que observaban distintos grupos de personas".

La falta habitual de control -incide la SGHN-, "se agudizó durante el incendio en los aparcamientos", en los que durante todo el domingo y el lunes se permitió la entrada de vehículos y visitantes sin que recibieran ningún tipo de información, "a pesar de estar rodeados por las llamas y tener que compartir un estrecho vial -parcialmente obstruído por los coches apartados- con el tránsito de los camiones contraincendios.

La entidad recuerda que una vez controlado el incendio "tampoco se vió ninguna actuación sobre las áreas quemadas, que ni se balizaron ni se protegieron de la presión de los visitantes y de sus vehículos", que son acciones de cautela habitualmente adoptadas cuando un incendio forestal afecta a una zona de alto valor ambiental. De igual manera, "hasta el momento ningún responsable de la Dirección Xeral de Conservación da Natureza ha realizado una valoración precisa y objetiva de los daños ni manifestado las medidas que piensan desenvolver a corto o medio plazo".

Por eso, la SGHN reclama que se lleven a cabo "todas las investigaciones necesarias para identificar a los culpables de este delito ambiental para que respondan de sus acciones ante los tribunales de justicia" y que la Xunta implemente cuanto antes otro medelo de gestión de las áreas protegidas "basado en el cumplimiento de la normativa ambiental y en los principios de cautela y de precaución", y por consiguiente se desarrolle "una gestión más eficiente, profesional, sostenible y participativa de los recursos naturales y de la biodiversidad de Galicia".