Puigdemont regresa a Bélgica desde Alemania

28/07/2018

El expresidente catalán Carles Puigdemont regresó a Bruselas y se encuentra ya en territorio belga, informan los medios de comunicación locales.

Puigdemont y el president de la Generalitat se saludan a la llegada del primero a Waterloo / @quimtorraipla en Twitter

Según señalan los medios, Puigdemont voló a primera hora de la mañana de 28 de julio desde Hamburgo hasta Bruselas en un vuelo de la compañía Brussels Airlines y desembarcó poco después de las ocho.

En Bruselas fue recibido por los consejeros de su Ejecutivo que lo acompañaron a la capital comunitaria en octubre, después de que el Parlamento de Cataluña proclamase la independencia el 27 de octubre de 2017 y varios miembros del Gobierno catalán se trasladaron a Bruselas para eludir la acción de la Justicia española, que pidió su extradición por supuestos delitos de rebelión y malversación de fondos relacionados con la organización del referéndum unilateral de autodeterminación del 1 de octubre de 2017.

El encuentro tuvo lugar en la delegación de la Generalitat (Gobierno catalán) en Bruselas y en él estuvo presente el actual presidente de Cataluña, Quim Torra.

El expresidente catalán Carles Puigdemont anunció que retomará su agenda internacional y viajará a otros países para internacionalizar la causa independentista.

Puigdemont pidió al Gobierno de España que "visto el fracaso de la estrategia de judicialización, rectifique y se alinee con Europa".

"El presidente Pedro Sánchez tiene tareas pendientes y se le está acabando el período de gracia", agregó.

El político independentista calificó de "vergüenza" la existencia de "presos y represaliados políticos" y denunció "la indignidad de tener a nueve personas honorables, pacíficas y demócratas en prisión, porque tendrían que estar en casa".

"La respuesta que ha tenido Europa ante el abuso penal ha de conmocionar a todos los demócratas de España para sumarse a nuestra exigencia de libertad", afirmó al reclamar "más unidad política y jurídica europea".

El expresidente catalán aseguró que los independentistas no se detendrán "hasta que todos los presos sean liberados, hasta que todos los consejeros puedan volver de su exilio y hasta que el pueblo de Cataluña pueda decidir su autodeterminación sin ninguna amenaza de prisión y violencia".

A su vez el presidente de la Generalitat (Gobierno catalán), Quim Torra, instó al Gobierno español a retirar la causa contra el independentismo calificando de "derrota" los últimos acontecimientos en Alemania que llevaron al Tribunal Supremo a renunciar a la orden de extradición del expresidente Carles Puigdemont.

"Hoy es un día de derrota para el Estado español, que ha perdido la batalla judicial en Europa", dijo al agregar: "¿Cuántas derrotas más necesitará para comprender que el problema político necesitará una solución política?"

Para Torra, es necesario "poner fin a esta vergüenza y que el Estado español retire todas las querellas y procesos judiciales abiertos contra la causa catalana".

Repitiendo las palabras de Puigdemont —junto a quien dio la rueda de prensa tras el regreso de éste a Bélgica—, el mandatario dijo que los catalanes no tienen "miedo a las urnas" ya que "votar forma parte del ADN de los catalanes".

El pueblo de Cataluña, aseguró, "tiene una esperanza y tiene el derecho de autodeterminación".

"Proclamamos políticamente la independencia el 27 de octubre", recordó al señalar que los catalanes tienen "la fuerza de la causa de la democracia".

Ante los periodistas presentes, Torra describió como "vergonzoso" que "después de cuarenta años de la muerte de [Francisco] Franco tuviésemos imágenes como las del 1 de octubre [referéndum unilateral de autodeterminación] en las que la Policía pegaba a los ciudadanos que sólo querían votar en un referéndum".

El presidente catalán volvió a presentar el plan de los independentistas, que "contempla tres vías de actuación", que detalló como "un gobierno en el exilio con el Consejo de la República; las instituciones catalanas con el Gobierno, el Parlamento catalán y los Ayuntamientos; y una ciudadanía empoderada."

Asimismo, se refirió en su comparecencia al diálogo con el Ejecutivo central de Pedro Sánchez, al que exigirá "hechos".

El objetivo del líder independentista es poner en marcha el Consejo de la República, el organismo ejecutivo contemplado en el acuerdo de coalición entre Junts per Catalunya (JxCat) —la formación que encabeza Puigdemont— y Esquerra Republicana de Catalunya (ERC).

Por la tarde se realizará un acto en la Casa de la República, la sede del Consejo de la República en Waterloo.

El jueves 26, el expresidente catalán anunció su intención de regresar a Bruselas después de que el Tribunal Supremo español renunciase a su extradición luego que la Justicia alemana desestimase el cargo de rebelión y únicamente aceptase el de malversación de fondos.