Federico Rubio Herrero •  Memoria Histórica • 20/07/2020

Crónicas periodísticas y primer discurso de Juan Carlos I (22 noviembre 1975)

Su primer gobierno es a primera vista, absolutamente, decepcionante para aquellos que tenían esperanza de reforma. Presidido por Arias Navarro, incluye a gran número de elementos del franquismo más ortodoxo: José María de Areilza en Asuntos Exteriores, Antonio Garrigues, en Justicia o Adolfo Suarez, como secretario general del Movimiento.

Crónicas periodísticas y primer discurso de Juan Carlos I (22 noviembre 1975)
Esta mañana en el Palacio de las Cortes el príncipe de España ha jurado como rey: Juan Carlos I ha jurado ante el pleno de las Cortes, ante la presencia de importantes representaciones extranjeras y ante toda España, que ha podido seguir la ceremonia a través de la televisión. El acto  ha sido sencillo. El Presidente de las Cortes, Alejandro Rodriguez de Valcarcel, ha sido el encargado de tomar juramento al nuevo rey. La fórmula del juramento incluye el respeto y reconocimiento a las Leyes Fundamentales del Reino y los principios del Movimiento Nacional. Tras el «sí juro» del Rey, el señor Rodriguez de Valcarcel ha añadido: «Señores Procuradores, desde la emoción en el recuerdo a Franco: «¡Viva el Rey! ¡Viva España!». Una vez terminado el acto protocolario su Majestad ha realizado su primer discurso como Rey en lo que se considera el discurso programático de la Corona.
 
«En esta hora cargada de emoción y esperanza, llena de dolor por los acontecimientos que acabamos de vivir, asumo la Corona del Reino con pleno sentido de la responsabilidad ante el pueblo español, y de la honrosa obligación que para mí implica el cumplimiento de una tradición centenaria que ahora coinciden en el Trono. Una figura excepcional entra en la historia. El nombre de Francisco Franco será ya un jalón del acontecer español, y un hito al que será imposible dejar de referirse para entender la clave de nuestra vida política contemporánea.
 
Es de pueblos grandes y nobles el saber recordar a quienes dedicaron su vida al servicio de un ideal. Yo se bien que los españoles comprenden mis sentimientos en estos momentos. Pero el cumplimiento del deber está por encima de cualquier otra circunstancia. Esta norma me la enseñó mi padre desde niño y ha sido una constante de mi familia, que ha querido servir a España con todas sus fuerzas. Hoy comienza una nueva etapa de la historia de España. Esta etapa que hemos de recorrer juntos. Se inicia la paz, el trabajo y la prosperidad fruto del esfuerzo común y de la decidida voluntad colectiva. La Monarquia será fiel guardián de esa herencia y procurará, en todo momento, mantener la más estrecha relación con el pueblo e integrar a todos los españoles. Y hoy en esta hora tan trascendental, os convoco porque a todos nos incumbe por igual el deber de servir a España. Que todos entiendan con generosidad y altura de miras que nuestro futuro se basará en un efectivo consenso de concordia nacional, deseo ser capaz de actuar como moderador, como guardián del sistema constitucional y como promotor de la justicia. Que nadie tema que su causa sea olvidada, que nadie espere una ventaja o un privilegio. Juntos podremos hacerlo todo si a todos damos su justa oportunidad. Esta hora dinámica y cambiante exige una capacidad creadora para integrar en objetivos comunes las distintas y deseables opiniones. Escuchar, canalizar y estimular las demandas es para mí un deber que acepto con decisión. Muchas gracias».
 
Su primer gobierno es a primera vista, absolutamente, decepcionante para aquellos que tenían esperanza de reforma. Presidido por Arias Navarro, incluye a gran número de elementos del franquismo más ortodoxo: José María de Areilza en Asuntos Exteriores, Antonio Garrigues, en Justicia o Adolfo Suarez, como secretario general del Movimiento. El gran triunfador es Manuel Fraga, al conseguir la Vicepresidencia para Asuntos del Interior y el Ministerio de Gobernacion. Asimismo, ha sido nombrado Torcuato Fernandez Miranda como nuevo Presidente de las Cortes y Consejero del Reino.
 
Fuente: Federico Rubio Herrero (Cronologia mundial durante el tardofranquismo y la transicion 1973-1979) pag. 146 y 147.

Dictadura Franquista /  Federico Rubio Herrero /  Juan Carlos I /  monarquía /