Redacción •  Actualidad • 31/10/2020

Podemos Andalucía pide que se investigue la importación de residuos tóxicos desde Montenegro al vertedero de Nerva

  • La secretaria de Agenda 2030 de esta formación, María Márquez, insta a Moreno Bonilla a cerrar el vertedero y emprender acciones para la regeneración de la zona.
Podemos Andalucía pide que se investigue la importación de residuos tóxicos desde Montenegro al vertedero de Nerva
Vertedero de Nerva / huelvaya.es

La secretaria de Agenda 2030 de Podemos Andalucía y diputada en el Congreso, María Márquez, ha mostrado hoy su indignación ante el caso de tráfico de residuos tóxicos en 2019 desde Montenegro al vertedero de Nerva (Huelva) y ha pedido que las autoridades competentes investiguen y pongan fin de este tipo de prácticas que suponen un “maltrato a nuestro patrimonio natural y a nuestra salud”.  Así, en declaraciones realizadas junto a la responsable de Medio Ambiente de Podemos Andalucía, Irene Reyes, la dirigente andaluza ha manifestado la “preocupación” existente en esta formación política ante este caso que se suma a la larga lista de agravios medioambientales padecidos por la provincia de Huelva.

Estas afirmaciones se producen tras la denuncia presentada por Ecologistas en Acción que apunta a un movimiento transfronterizo de unas 40.000 toneladas de residuos peligrosos que vendría a incrementar el contenido del vertedero de Nerva ubicado a apenas 700 metros del núcleo poblacional y próximo al río Tinto. Según consta en la denuncia de la organización ecologista, los residuos proceden de un proyecto de descontaminación de cinco áreas ecológicamente declaradas puntos negros, como el astillero de Bijela (Montenegro), donde se pretende construir un puerto de yates de lujo y súper lujo.

Ante esta situación, las dirigente de Podemos han reclamado también a la Junta de Andalucía el cierre del citado vertedero y su declaración como zona contaminada para, posteriormente, dar comienzo a los trabajos necesarios para la restauración de la zona atendiendo a criterios de mitigación del cambio climático y a favor de la economía circular.

Como ha afirmado la diputada y secretaria de Agenda 2030, los andaluces “no podemos aceptar ni permitir que nuestra tierra, además de estar a la cabeza en pobreza, desigualdad y exclusión social, también se convierta en un basurero de residuos tóxicos, no ya de otras comunidades, sino del resto del mundo”, por lo que ha exigido una investigación para saber el alcance real de la situación denunciada y la adopción de medidas para evitar que esta problemática se perpetúe. Por su parte, Irene Reyes ha advertido que ”estamos ante algo que puede ser constitutivo de tráfico ilícito de residuos peligrosos en caso de que no haya un acuerdo bilateral específico para ello entre España y Montenegro».