Redacción •  Actualidad • 30/07/2020

Ecologistas en Acción Extremadura rechaza la ampliación del permiso de explotación de Almaraz

La organización desconfía de la seguridad de la Central Nuclear de Almaraz y considera que no debería haberse concedido la renovación. Los ecologistas insisten en que las políticas energéticas se pliegan a los intereses de las eléctricas.

Ecologistas en Acción Extremadura rechaza la ampliación del permiso de explotación de Almaraz

Ecologistas en Acción Extremadura asiste indignada a la renovación del permiso de explotación de la Central Nuclear de Almaraz. La organización no está de acuerdo con el informe positivo del Consejo de Seguridad Nuclear ni con el visto bueno del Ministerio de Transición Ecológica. Al margen de los recurrentes problemas de la Central Nuclear y de su inherente peligro, la organización recalca que la sociedad no puede permitirse seguir generando residuos durante ocho años más, dada su imposible gestión y su coste incalculable.

La organización recuerda que más de la mitad del coste de la gestión de los residuos se nos está aplicando en la factura de la luz y que a partir del año 2070 las empresas no tendrán ninguna responsabilidad sobre la gestión de los mismos, casualmente, la Empresa Nacional de Residuos Radioactivos (ENRESA) propone, en el borrador del VII Plan General de Residuos Radioactivos, la construcción de la solución definitiva en el año 2073, un Almacén Geológico en Profundidad con un gasto de dinero 100 % público. Los costes de la construcción de dicho complejo y su gestión durante decenas de miles de años los pagaría el contribuyente.

ENRESA está dirigida por José Luis Navarro, tristemente conocido, en Extremadura, por sus fallidas políticas a favor de la instalación de una refinería en esta comunidad autónoma. Es un ejemplo más de cómo los poderes políticos y públicos están al servicio de los intereses privados.

La organización recuerda que en Extremadura se están construyendo numerosas megaplantas de producción fotovoltaica vulnerando normativas y medidas de protección del medio ambiente, el objetivo según la organización es que las grandes corporaciones sigan teniendo el control de la producción de energía, cuando el despliegue de renovables no debería estar en manos del oligopolio eléctrico, sino de la ciudadanía, a través de un decidido plan de apoyo al autoconsumo mediante líneas de crédito público, mediante el desarrollo de plantas de producción municipales y apoyando el desarrollo de cooperativas de producción de electricidad de origen renovable.

Lejos de este modelo nos encontramos, según la organización, en la perpetuación del oligopolio eléctrico. Ecologistas en Acción Extremadura seguirá exigiendo el fin inmediato de la central nuclear de Almaraz y de todas las demás; el desarrollo de un nuevo modelo energético, con el empoderamiento de la ciudadanía; y el pago íntegro de los costes de la gestión de los residuos radioactivos por parte de las eléctricas, que son quienes han obtenido beneficios millonarios durante décadas, a cambio de dejarnos un legado letal de incalculable coste económico.


Almaraz /  central nuclear de Almaraz /  Ecologistas en Acción /  Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico /  Redacción /