Redacción •  Actualidad • 28/07/2020

Decepción y preocupación por la decisión del MITERD de prolongar la explotación de la Central Nuclear de Almaraz

Esta Asociación anima a los ciudadanos a reclamar su derecho a que se cierre esta Central Nuclear que es una amenaza muy real ante los reiterados accidentes en centrales nucleares, que tienen su máximo exponente en Fukushima y Chernobyl, creen que por el mero principio de precaución no debería seguir funcionando.

Decepción y preocupación por la decisión del MITERD de prolongar la explotación de la Central Nuclear de Almaraz
Decepción y preocupación en Ecologistas Extremadura por la autorización del gobierno a través del Ministerio para la Transición Ecológica para que la Central Nuclear siga funcionando más allá de los 40 años de su diseño.
 
Para esta organización, pendiente de la publicación de la Orden del Ministerio, parte del contenido ya es público, se va a cometer un error que puede tener consecuencias irreparables y espera que de producirse un accidente grave los responsables de esta decisión paguen con condenas ejemplares, por poner en peligro la vida y la seguridad de las personas, por intereses meramente económicos de unas empresas Iberdrola, Endesa y Naturgy que han quedado en evidencia ante los consumidores, según Ecologistas Extremadura.
 
Desde esta Asociación no comprenden que un gobierno apoyado por partidos y votantes mayoritariamente antinucleares, al igual que la opinión pública española, haya tomado semejante decisión, de autorizar el funcionamiento de la planta nuclear hasta 2028 sin dar un periodo de participación pública, que si se da para proyectos de mucha menor relevancia e impacto, lo que para Ecologistas Extremadura pone en tela de juicio la cultura democrática del PSOE en el gobierno.
 
Recuerdan que recientemente se ha producido la clausura de varias centrales nucleares europeas como Fessenheim en Francia que ha cerrado tras 40 años de funcionamiento, los mismos que se va a permitir superar ampliamente a la Central Nuclear de Almaraz, lo que pone en evidencia la política de seguridad radioactiva en España, según este colectivo.
 
Esta organización no entienden el papel de una ministra para la transición ecológica que ha promovido esta prórroga, incluso con la teórica oposición inicial de Iberdrola, la accionista mayoritaria y peor aún fuera de la actual legislatura, dificultando que un futuro gobierno pueda revertir el proceso sin enfrentarse a peticiones de indemnizaciones de las compañías eléctricas. 
 
Para este colectivo esta ministra ha quedado desacreditada e incluso este ministerio que afirman parece estar principalmente al servicio  de los intereses de la grandes empresas no de los de los ciudadanos muchos de los cuales no entienden esta decisión.
 
Lamentan que los residentes con menos recursos de las comarcas limítrofes, que no puedan cambiar su residencia, puedan sufrir las consecuencias de un accidente nuclear y que las generaciones futuras tendrán que pagar la factura de los residuos nucleares que serán peligrosos miles de años, lo que entienden demuestra poca empatía hacia nuestros descendientes y les resulta incomprensible con unas energías renovables sin estos inconvenientes y con costes menores.
 
Esta Asociación anima a los ciudadanos a reclamar su derecho a que se cierre esta Central Nuclear que es una amenaza muy real ante los reiterados accidentes en centrales nucleares, que tienen su máximo exponente en Fukushima y Chernobyl, creen que por el mero principio de precaución no debería seguir funcionando.
 
Desde Ecologistas Extremadura piden medidores de radioactividad en tiempo real en las localidades del entorno que los ciudadanos puedan consultar desde su teléfono móvil en cualquier momento este peligro invisible (la radioactividad) y unos planes de evacuación con simulacros que permitan reducir en lo posible los efectos de un accidente nuclear y que todos estos gastos los paguen las eléctricas y no los ciudadanos que pagamos con nuestros impuestos la vigilancia por parte de la Guardia Civil de la Central o la gestión de los residuos nucleares a través de ENRESA..
 
Asimismo piden que se haga caso a las peticiones pasadas de las poblaciones del entorno, puestas en evidencia con multitudinarias manifestaciones, de no tener un cementerio de residuos nucleares en la comarca y se desmantele el ATI que a la larga con las perspectivas actuales se va a convertir en un cementerio nuclear.
 
Por otra parte creen que se debe explicar a los consumidores por qué deben asumir en su factura el mayor coste económico de esta energía de origen nuclear, frente a las energías producidas de fuentes renovables más baratas en la actualidad.
 
Las oportunidades de desarrollo que tienen las energías renovables, desde esta asociación reiteran que su apuesta es el ahorro, la eficiencia, el autoconsumo y la producción descentralizada, justo el modelo contrario a esta central nuclear, y auguran que esto permitiría un mayor reparto de la riqueza y oportunidad para más localidades, empresas, cooperativas y ciudadanos emprendedores.
 
Desde esta Asociación aconsejan a las empresas propietarias de la Central Nuclear Iberdrola, Endesa y Naturgy que mediten su decisión de continuar o no, ya que además de que el actual coste del Kilovatio pone en duda su rentabilidad, cada vez más ciudadanos están dando la espalda a las empresas suministradoras que emplean energías contaminantes, e incluso planteándose recurrir al autoconsumo, que en las condiciones actuales se puede amortizar en pocos años, pudiendo ser, afirman, un ahorro considerable para las familias españolas.
 
Esta casa utiliza energías renovables para su suministro eléctrico
Vivienda abastecida con energías renovables desconectada de red

 


Almaraz /  Ecologistas Extremadura /  Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico /  Redacción /