Cortesía •  Redacción •  Actualidad •  27/08/2018

EQUO Asturias critica el proyecto de carretera de Aguasmestas a Pola de Somiedo

“No supone nada positivo para el concejo, ni para la gente que allí habita, ni para atraer turismo ni otras actividades económicas”, afirma el partido ecologista en un comunicado.

EQUO Asturias critica el proyecto de carretera de Aguasmestas a Pola de Somiedo

La pasada semana, la consejería de Infraestructura del Principado de Asturias abrió el plazo de presentación de alegaciones del estudio de impacto ambiental del proyecto de ampliación de la carretera AS-227 que une los municipios de Aguasmestas con Pola de Somiedo. El proyecto, una petición del gobierno socialista del municipio de Somiedo que presentaba como una de las actuaciones estrella para el mandato de este concejo de apenas 1150 habitantes, estaría encaminado a solucionar los problemas de tráfico que se dan en una zona enclavada en pleno Parque Natural por la afluencia de turistas en verano. Aspira a aumentar el tamaño del trazado de este tramo de 13 km de carretera a 6,5 metros y tendría un coste aproximado (según los cálculos de la Consejería anunciado en 2015) de 14 millones de euros.

Para el partido ecologista Alternativa Verde por Asturias – EQUO, el proyecto en su totalidad supone un error. Según el partido verde, al margen del impacto ambiental de un proyecto de ampliación en pleno Parque Natural, el problema principal del proyecto es su falta de utilidad frente al coste que supone. Según EQUO, la ampliación de la carretera “no supone nada positivo para el concejo, ni para la gente que allí habita, ni para atraer turismo ni otras actividades económicas compatibles con la preservación de los valores culturales, etnográficos y naturales” de Somiedo.

Según denuncia en un encendido comunicado, el proyecto “despilfarro de dinero público porque es una obra innecesaria, se incumpliría la legislación ambiental y además ayudaría a aumentar los problemas reales de Somiedo”. Según EQUO, la principal prioridad del concejo es fijar población ante una creciente pérdida de habitantes, principalmente jóvenes. “El concejo se queda sin gente debido sobre todo a la falta de servicios básicos”, denuncia en el comunicado, aludiendo a la falta total de oferta educativa, el pobre acceso a internet, servicios sanitarios o la mala gestión de residuos.

En su comunicado, EQUO no deja de lado la mención al impacto ambiental del proyecto. “Este proyecto del gobierno de Asturias pone en peligro el desfiladero de La Malva, y la integridad de varias especies endémicas de flora y fauna, como la centaura somedana, la salamandra rabilarga o el caracol de agua dulce entre otras”, sostiene.

El plazo de alegaciones al estudio de impacto ambiental concluirá el próximo 22 de septiembre.


Asturias /  Carreteras /  medio ambiente /  prioridades /