Redacción •  Actualidad •  27/05/2020

Alarma en Socovos: arrasan una parcela de monte junto al arroyo de Benizar para construir una nueva granja porcina

El proyecto no figura en el visor de expedientes medioambientales NEVIA, y acumula numerosas presuntas irregularidades.

Alarma en Socovos: arrasan una parcela de monte junto al arroyo de Benizar para construir una nueva granja porcina

Con nocturnidad y alevosía. Así se ha realizado, en pleno confinamiento por la crisis del coronavirus, la tala y desmonte de una parcela situada junto al arroyo de Benizar, en el término municipal de Socovos. ¿El objetivo? Al parecer, la construcción de una nueva granja porcina. Otra más, de las muchas que ya pueblan el municipio.

Sin embargo, esta intervención no es como las demás. En una entrada previa, ya explicamos la problemática de la proliferación excesiva de granjas porcinas en Socovos, haciendo un exhaustivo inventario de ellas y advirtiendo de dos proyectos que se estaban tramitando en ese momento –uno de los cuales fue anulado por ubicarse en Red Natura 2000, y el Ayuntamiento aprobó además una ordenanza para impedir la implantación de nuevas granjas-.

La sorpresa ha venido precisamente por no figurar el terreno ahora arrasado en dicho inventario -basado en el repositorio NEVIA, donde la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha incluye los proyectos sometidos a consulta ambiental-, lo que podría constituir una infracción de la Ley de Acceso a la Información Ambiental. Tampoco consta ninguna autorización en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha.

Tras conocer el inicio de las obras de desmonte y la referida ausencia de documentación, preguntamos a las principales organizaciones conservacionistas con implantación en la provincia -a las que la Junta normalmente consulta específicamente para todos los proyectos con posible impacto ambiental que se tramitan-, sin que les constara haber recibido notificación alguna.

Únicamente llegó a nuestros oídos una referencia, de consulta (no de proyecto): CON-AB-18-4093. Esta referencia no figura en ningún documento difundido al público, si bien ya se ha solicitado toda la información a la Delegación Provincial de Medio Ambiente.

Presuntas irregularidades de ubicación

GranjaSocovosVSNormasSubsidiarias
La parcela en que se pretende construir la granja se encuentra íntegramente dentro del perímetro de exclusión, según Normas Subsidiarias de 2010, y el desmonte ocupa parcialmente a recintos calificados como matorral y pinar maderable. La ubicación de las naves es estimada, en base al desmonte observado.

También resultó muy llamativa la ubicación del proyecto, junto al arroyo de Benizar y en terrenos legalmente calificados como de matorral y pinar maderable. Lo primero tiene dos posibles consecuencias:

  1. En caso de ubicar cualquiera de sus elementos a menos de 100m de cualquier curso de agua -algo que en apariencia se producirá-, la Ley de Evaluación Ambiental vigente en 2018 exige su valoración por Anexo II. No bastaría una simple consulta, sino que debería remitirse proyecto y aparecer una resolución exigiendo o eximiendo de evaluar el impacto.
    .
    Los citados 100m también corresponden a la llamada “zona de policía” del Dominio Público Hidráulico, sobre los cuales debe informar favorablemente la Confederación Hidrográfica del Segura.
    .
    Por cierto, que la nueva Ley de Evaluación Ambiental, de febrero de 2020 (y por tanto no aplicable al citado proyecto) ha suprimido de su Anexo II el criterio de los 100m de distancia de cauces, desprotegiéndolos frente a granjas porcinas.
    .
  2. En cualquier caso, y como puede comprobarse en el plano mostrado más arriba, toda la parcela se encuentra dentro del área de protección del cauce establecido en las Normas Subsidiarias de Socovos:

    “Son zonas y espacios protegidos” [por su singularidad e importancia natural histórica, paisajística y cultural; según acuerdo  en sesión Plenaria de 2 de noviembre de 1992] “la ribera de los cursos de agua, especialmente Arroyo de Benizar y Río Segura y un entorno de 300 metros a ambos márgenes”.

    Esto nos colocaría ante un presunto delito contra la ordenación del territorio, e incluso (eventualmente, caso de contar con alguna autorización municipal) un posible caso de prevaricación administrativa.

.
En el desmonte de zonas calificadas como forestales (matorral y pinar), según parece, se contaba con una autorización de la Delegación Provincial -extremo pendiente de confirmar, pues podría ser una simple autorización de corta-. Esta, a su vez, supondría también un presunto caso de prevaricación, dado lo establecido en los artículos 46.2 y 48.2 de la Ley de Montes de Castilla-La Mancha:

46.2 “El cambio de uso forestal de un monte, cuando no venga motivado por razones de interés general […] tendrá carácter excepcional, y requerirá informe favorable de la Consejería […]

48.2 “[…] No se concederá autorización cuando la pendiente del terreno supere el ocho por ciento, cuando se presuma razonablemente que pueden presentarse fenómenos erosivos que tengan la consideración de graves, cuando la cubierta forestal constituya refugio de especies de fauna relevantes, o cuando se prevean alteraciones considerables del valor ecológico, paisajístico o cultural. […]”

Nótese que no parece justificarse la excepcionalidad de la reclasificación, y además las ya citadas Normas Subsidiarias protegían el paraje “por su singularidad e importancia natural, histórica, paisajística y cultural”. Para más señas, las mediciones realizadas sobre el Mapa Topográfico Nacional (MTN25) apuntan a pendientes de entorno al 15%, lo que debería impedir completamente la reclasificación del uso de forestal a agrícola.

Paraje de alto valor ambiental, desprotegido

GranjaSocovosVSzonasProtegidas
El proyecto de granja porcina se ubica en pleno corredor entre zonas LIC y ZEPA de las provincias de Albacete y Murcia. Fuente: Visor CHS

Tanto cara a recurrir la reclasificación de suelo forestal a agrícola, como por la ausencia de evaluación ambiental y otros aspectos, se está analizando también la presencia de flora y fauna protegida.

Según nos han relatado varios conocedores de la zona y aficionados a la ecología (como rama de la biología), todo el paraje debería formar parte de la Red Natura 2000, pues se ha detectado numerosas especies de interés. Por ejemplo, en todo el arroyo de Benizar la presencia de sapo partero bético -un curioso endemismo del sureste peninsular-. También encontramos comunidades silvestres de serbales o espantalobos. Además, es una importante zona de campeo de diversas rapaces.

Sorprendentemente, el paraje no ha sido incluido ni como Lugar de Interés Comunitario (LIC) ni como Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA), en parte debido a la falta de coordinación interadministrativa. En efecto, resulta muy llamativa la escasa distancia entre el Calar de Socovos (integrado en la ZEPA Sierras de Alcaraz y Segura – cañones del Segura y del Mundo) respecto a la ZEPA de la Sierra de Moratalla, sirvieno la zona del proyecto de corredor ecológico entre ambos espacios -que comparten importantes características-.

Esta falta de protección está motivando en muy gran medida la concentración de granjas porcinas en Socovos: es de los pocos lugares de la Sierra donde la normativa es (era) suficientemente laxa, atrayendo la atención de las grande empresas “integradoras”, que animan a residentes de municipios vecinos a iniciar la actividad por estos parajes -particularmente en Tazona-.

¿Y la Confederación Hidrográfica?

GranjaSocovosVSacuifero

Para terminar de rematar la jugada, el proyecto no sólo se ubica a escasos metros del arroyo de Benizar -que alberga una muy notable biodiversidad-, rozando o incluso invadiendo la ya mencionada “zona de policía” del Dominio Público Hidráulico (estimamos que se han invadido unos 10-20m de policía de un barranco adyacente). También debe recalcarse que se sitúa aguas arriba de la captación de aguas subterráneas para el abastecimiento de la villa de Socovos -el Pozo del Llano Güino-, que por falta de estudios específicos apenas cuenta con un perímetro “preliminar” de 100m de protección, sobre un acuífero con vulnerabilidad moderada a nitratos.

Debe recordarse en este punto que gran cantidad de pueblos que han apostado por modelos de agricultura y ganadería intensivos acaban quedándose sin acceso al agua potable debido a la contaminación de los acuíferos.

Tanto Férez como Socovos tienen la suerte de poder contar, además de con el agua subterránea, con los aportes de la Mancomunidad de Canales del Taibilla. Sin embargo, este aporte ni puede ni debe convertirse en dependencia exclusiva. Entre otros motivos, por no contribuir desde la propia Sierra al asesinato de un río y la depresión económica entre Nerpio y Yeste.

La Sierra, unida, debe poner fin a este sinsentido.

 

Fuente: https://paisajesdelagua.wordpress.com/2020/05/25/alarma-en-socovos-arrasan-una-parcela-de-monte-junto-al-arroyo-de-benizar-para-construir-una-nueva-granja-porcina/


ganadería industrial /  NEVIA /