Redacción •  Actualidad •  24/10/2021

Piden que se sancione a la empresa que comenzó a extraer áridos sin permiso en El Jable

  • Las asociaciones SEO Birdlife y Ecologistas en Acción Lanzarote consideran que la empresa que comenzó la extracción de áridos en El Jable sin esperar a que finalizara la evaluación de impacto ambiental, ha podido cometer una infracción muy grave de acuerdo con la Ley de Evaluación Ambiental, y anuncian que remitirán una denuncia en la que solicitarán que se inicie un expediente sancionador.
  • Los ecologistas han presentado una denuncia y afirman que la ley prevé multas de hasta dos millones de euros.
Piden que se sancione a la empresa que comenzó a extraer áridos sin permiso en El Jable

Para este tipo de infracciones, dicha ley prevé multas que pueden llegar hasta los dos millones de euros, según subrayan ambas organizaciones. «Las autorizaciones ambientales no son meros trámites, son herramientas que nos permiten anticipar el impacto de un proyecto para valorar si es pertinente o no realizarlo, si lo ejecutamos antes de que nos lo autoricen estamos adulterando todo el procedimiento», indica Yarci Acosta Santana, delegado de SEO/BirdLife en Canarias.

La Dirección General de Industria del Gobierno de Canarias denegó recientemente una de las dos autorizaciones que se están tramitando para explotar un terreno como cantera en El Jable. Se trata del denominado como Cantera Blanca, en Las Melianas, en el término municipal de Teguise. El motivo por el que se deniega la autorización a la empresa Hormiconsa es porque ya había iniciado los trabajos sin haber obtenido la evaluación de impacto ambiental.

Tanto estas dos asociaciones como otras organizaciones ambientales como Desert Watch o Frente de Lanzarote alertan desde hace varios meses del estado de conservación del Jable, que es un espacio incluido en la Red Natura 2000.

Se trata de un espacio de alto valor ecológico, reconocido por distintas figuras de protección y que constituye el sitio más importante de Canarias para la hubara canaria, una subespecie de ave propia de ambientes subesteparios que, en España, solo se encuentra en La Graciosa, Lanzarote y Fuerteventura y que está catalogada en peligro de extinción.

«Este espacio se ve afectado por una serie de amenazas que ponen en riesgo su conservación, como carreras ilegales de vehículos a motor y el vertido de residuos o el tránsito sin control de personas y vehículos, además de las extracciones», subrayan los ecologistas.

SEO/BirdLife y Ecologistas en Acción Lanzarote aseguran que tienen «constancia de que se realizan extracciones de áridos de manera ilegal desde hace meses», por lo que en marzo remitieron una petición de información ambiental al Servicio de Minas de la Consejería de Turismo, Industria y Comercio en la que se preguntaba por el estado actual de las autorizaciones de extracción, dado que la información del portal de datos del Gobierno de Canarias se encuentra desactualizada.

En julio, las dos organizaciones solicitaron que se paralizaran las autorizaciones que se estaban tramitando, amparándose en que se estaba tramitando el Plan de Ordenación de los Recursos Naturales de este espacio y la Ley del Suelo y de los Espacios Naturales Protegidos de Canarias impide que se puedan realizar actos que supongan una transformación sensible de la realidad física y biológica que pueda llegar a hacer imposible o dificultar de forma importante la consecución de los objetivos del Plan mientras esté en tramitación.

Hasta el momento, las asociaciones no han recibido una respuesta oficial a esta petición. «Con esta acción, se pretendía salvaguardar la protección del Jable, de manera que su instrumento de gestión permita ordenar un uso sostenible del entorno en el futuro, esto no es posible si se autorizan extracciones de arena que puedan quedar fuera de dicho Plan», señala Elena Solís, coordinadora estatal del área de minería de Ecologistas en Acción.


Canarias /  El Jable /