Redacción •  Actualidad •  24/04/2020

Las redes de apoyo mutuo de Sevilla denuncian una emergencia alimentaria

  • Ante la situación de alerta por la Covid19, ya son cerca de 500 personas las que se organizan para impulsar la red de apoyo mutuo RAMUCA, que vio la luz el domingo 15 de marzo inmediatamente después de la declaración del estado de alarma.

  • RAMUCA la forman ya 25 redes territoriales en toda Sevilla, coordinadas y organizadas intercambiando y facilitando desde soporte psicológico, recados, apoyo escolar hasta elementos de primera necesidad.

  • En las últimas semanas, está aumentando rápidamente la cantidad de familias que se encuentran en situaciones cada vez más duras y a las que los servicios sociales están llegando tarde y mal.

Las redes de apoyo mutuo de Sevilla denuncian una emergencia alimentaria

Movidas por la necesidad de apoyarse unas a otras, por la interdependencia que se hace en estos momentos más patente aún de lo habitual, hace ya más de un mes que funciona la red de apoyo mutuo RAMUCA. A través de diferentes canales de comunicación, redes sociales y vínculos familiares y vecinales, aún desde el confinamiento, se está dando apoyo material (de equipamiento tecnológico, alimentos u otros bienes de primera necesidad), técnico (en apoyo escolar o asesoría jurídica) o emocional. Son el trabajo activista, las donaciones individuales y colectivas, la colaboración de comercios locales, y el apoyo de profesionales como los taxistas, lo que están haciendo posible esta red autogestionada.

RAMUCA se organiza en 25 grupos territoriales, que siguen además aumentando semana tras semana, y que han intercambiado ya centenares de bienes y servicios. Cada grupo opera en su zona pero existe una coordinación solidaria entre todos los territorios. Se organizan en comisiones de trabajo específicas, como la que lleva las redes sociales (hay perfiles en Twitter, Facebook e Instagram), la de la web (www.ramuca.net) o la de alimentos. Los ofrecimientos y demandas de ayuda llegan por múltiples vías, como las redes sociales, las redes vecinales o incluso los centros de salud, las farmacias, los comercios y organizaciones de la sociedad civil. Más del 70% de las personas que participan en la red, dando o recibiendo ayuda, son mujeres.

Desde RAMUCA perciben que está aumentando rápidamente la cantidad de familias que se encuentran en situaciones cada vez más duras y necesitan alimentos y productos de primera necesidad. Aunque los servicios sociales públicos están intentando cubrir estas necesidades y son de hecho son quienes deben hacerlo, el tiempo medio de acceso de las familias a la ayuda es en Sevilla ahora mismo de entre 10 y 15 días, y no en todos los barrios hay tejido asociativo con recursos que esté pudiendo responder a lo que ya es una emergencia alimentaria. Desde RAMUCA se hace por tanto un llamamiento al Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía para que incrementen cuanto antes los recursos dedicados a las necesidades reales y urgentes de la ciudadanía.


apoyo mutuo /  autogestión /  emergencia sanitaria global /  RAMUCA /