La Tienda Republicana

Adelante Andalucía presenta una proposición de ley para que se reconozca el 4 de diciembre

/ Adelante Andalucía

Adelante Andalucía, apelando a conmemorar los signos de una identidad, los movimientos históricos y la figura de los que dieron la vida por el pueblo andaluz quiere que los andaluces, y sobre todo las generaciones futuras, tomen conciencia del valor del 4 de diciembre en el patrimonio constitucional.

Por este motivo han presentado una proposición de ley en el Parlamento Andaluz, que pretende reconocer la importancia del 4 de diciembre de 1977 para el devenir histórico de Andalucía, así como el papel del pueblo andaluz en la consecución de su autonomía.

Reproducimos el texto de la proposición de ley:

A LA MESA DEL PARLAMENTO DE ANDALUCÍA

El G.P. Adelante Andalucía (AA), conforme lo dispuesto en los artículos 123 y siguientes del

Reglamento de la Cámara, presenta la siguiente

PROPOSICIÓN DE LEY PARA EL RECONOCIMIENTO DEL 4 DE DICIEMBRE

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

I

El 4 de diciembre de 1977 el pueblo andaluz se manifestó ante el mundo como lo que

siempre había sido: una realidad histórica innegable, con identidad, símbolos y cultura

propia. Fue un año antes de la entrada en vigor de la Constitución española. Aquella

jornada, las calles de las principales ciudades de Andalucía y de otros territorios del Estado

vivieron manifestaciones con una envergadura sin precedentes en nuestra historia

contemporánea. Con los símbolos históricos del himno, el escudo y la bandera verde y

blanca, el pueblo andaluz reclamó de forma contundente y pacífica su legítimo derecho al

autogobierno. Como dice el himno de Andalucía, tras siglos de guerra, la bandera blanca y

verde volvió a pedir paz y esperanza bajo el sol de nuestra tierra.

Víctima de la provocación fascista, al terminar la manifestación en la ciudad de Málaga,

cayó abatido a tiros el joven de dieciocho años Manuel José García Caparrós, que añadió

así su nombre a la larga lista de los que en el siglo XX entregaron su vida a la causa del

pueblo. Aquella muerte cambió el proceso autonómico. En los días sucesivos, el

movimiento democrático, el obrero y el andalucista confluyeron en paros y actos de

protesta que pusieron de relieve la fuerte identidad histórica, cultural y política de

Andalucía, y, al mismo tiempo, la voluntad democrática del pueblo andaluz en su camino

hacia la libertad.

Al año siguiente, dos días antes de celebrarse el referéndum que aprobó la Constitución

española, once fuerzas políticas firmaron en otro histórico 4 de diciembre el Pacto de

Antequera para formalizar la aspiración de autogobierno del pueblo andaluz. En años

sucesivos, el 4 de diciembre volvió a celebrarse como Día de Andalucía.

Andalucía, entendida como unidad institucional, nació como consecuencia del referéndum

de aprobación de la iniciativa autonómica, superado el 28 de febrero de 1980. Desde

entonces, las instituciones andaluzas fijaron dicha fecha como Día de Andalucía. Sin

perjuicio de esta conmemoración institucional, es de justicia reconocer el 4 de diciembre

como el día en que el pueblo andaluz reivindicó su legítimo derecho al autogobierno,

anticipándose a la propia Constitución y al régimen autonómico y sacando sus símbolos

históricos a la calle: la bandera, el escudo y el himno.

En tiempos de globalización y uniformización cultural es importante conmemorar los

signos de una identidad, los movimientos históricos y la figura de los que dieron la vida por

el pueblo. Por eso, se apela al pueblo andaluz para que cada año celebre el 4 de diciembre,

en un gesto de memoria y justicia por todas las personas que han mantenido viva esta fecha,

así como para que las generaciones futuras tomen conciencia de su enorme valor en nuestro

patrimonio constitucional.

En este sentido, la presente ley viene a desarrollar los mandatos contenidos en el Estatuto

de Autonomía, norma fundamental de cabecera del pueblo andaluz. Su cumplimiento

constituirá un acto de memoria colectiva que contribuirá al desarrollo histórico del pueblo

andaluz, de acuerdo con su condición de nacionalidad histórica que se ha dotado a sí misma

de un Estatuto donde se propugnan como valores superiores la libertad, la justicia, la

igualdad y el pluralismo político, según su artículo 1. Asimismo, esta ley resulta coherente

con los símbolos históricos reconocidos por el Estatuto en su artículo 3 y obedece a los

objetivos básicos de la Comunidad Autónoma, entre los que se encuentran el afianzamiento

de la conciencia de identidad y de la cultura andaluza, el fomento de una democracia social,

avanzada y participativa que asegure la integración, la cohesión territorial, la solidaridad y

la convergencia entre los diversos territorios de Andalucía, y, entre otros, la salvaguarda,

conocimiento y difusión de la historia de la lucha del pueblo andaluz por sus derechos y

libertades, según el artículo 10 del Estatuto de Autonomía. En definitiva, la presente ley se

sustenta en la obligación de promover una conciencia ciudadana y democrática plena como

señas de identidad propias de la Comunidad Autónoma, contraída por los poderes públicos

de Andalucía a la luz del artículo 11 del Estatuto.

II

Andalucía, como nacionalidad histórica reconocida en el artículo 1 de su Estatuto de

Autonomía, constituida en Comunidad Autónoma en virtud del artículo 2 de la

Constitución española, tiene reconocido estatutaria y constitucionalmente el derecho de

autogobierno, según se expone en el artículo 143 de la Constitución española. Uno de los

títulos competenciales del ejercicio de este autogobierno es el fomento de la cultura de la

Comunidad Autónoma, según el artículo 148.17.ª de la Constitución española, ámbito que

incluye, forzosamente, la rememoración de las fechas con calado histórico que han

construido la nacionalidad andaluza. Además, el artículo 10.3.3.º del Estatuto de Andalucía

proclama que es un objetivo básico de la Comunidad Autónoma «el afianzamiento de la

conciencia de identidad y de la cultura andaluza a través del conocimiento, investigación y

difusión del patrimonio histórico, antropológico y lingüístico».

Así, sin necesidad de intervenir ni alterar los símbolos reconocidos y contenidos en el

artículo 3 de la Ley Orgánica 2/2007, de 19 de marzo, de reforma del Estatuto de

Autonomía para Andalucía, la presente ley pretende reconocer la importancia del 4 de

diciembre de 1977 para el devenir histórico de Andalucía, así como el papel del pueblo

andaluz en la consecución de su autonomía.

______________

Artículo 1. Declaración del 4 de diciembre como día histórico de la reivindicación

popular del legítimo derecho de Andalucía al autogobierno.

Andalucía declara el 4 de diciembre como día histórico de la reivindicación popular de su

legítimo derecho al autogobierno.

Artículo 2. Actuaciones de promoción.

1. El 4 de diciembre, de acuerdo con sus propias iniciativas y con los actos que estimen

oportunos, el Parlamento de Andalucía, los municipios andaluces, las Diputaciones

Provinciales andaluzas y, en general, todos los poderes públicos de Andalucía, izarán la

bandera de Andalucía en un acto solemne, difundirán y promocionarán la lucha del pueblo

andaluz por sus derechos y libertades, y contribuirán al conocimiento de sus símbolos

históricos.

2. Se promoverán aquellas actuaciones comunicativas, educativas y culturales que vayan

destinadas a promover el conocimiento del Estatuto de Autonomía para Andalucía y el

proceso histórico de su conquista, así como los acontecimientos trascendentales del 4 de

diciembre de 1977.

Disposición final única. Entrada en vigor

La presente ley entrará en vigor el día siguiente a su publicación en el Boletín Oficial de la

Junta de Andalucía.

Parlamento de Andalucía

 

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.