La Tienda Republicana

Carmen Calvo, sobre el fundador de Falange Española: "José Antonio Primo de Rivera es víctima"

  • La dictadura Franquista trató de idealizar la figura de José Antonio Primo de Rivera durante muchos años, transformándolo en icono y mártir al servicio de la propaganda del instaurado Movimiento Nacional y llegando a denominarlo "el Ausente" o "el Mártir".
  • Tras la exhumación de Franco, el PSOE ha manifestado en varias ocasiones su intención de convertir el Valle de los Caídos en lugar de homenaje a todas las víctimas, sin distinguir entre quienes defendieron la democracia y la Segunda República y aquellos que se unieron a los militares fascistas que perpetraron el golpe de Estado en 1936.

No es la primera vez que escuchamos declaraciones de los líderes socialistas en este sentido. La vicepresidenta ya había explicado en declaraciones a los medios de comunicación, que el propósito del Gobierno es que el Valle de los Caídos se "quede en paz" y tenga como función la de ser "un homenaje de recuerdo a las víctimas, en especial a las que fueron enterradas allí sin el consentimiento de sus familiares, sin recuerdo y sin honor". Hoy, en Los Desayunos de TVE ha dejado claro que el célebre fascista "podrá estar en este lugar de alguna manera, obviamente discreta porque el forma parte de las casi más de 34 mil víctimas de los dos bandos".

Fundador de Falange Española en 1933, de Primo de Rivera han quedado muchas frases para la historia. Participó activamente en los preparativos del gope de estado militar desde la cárcel. Sobre la democracia, decía; "ya es hora de acabar con la idolatría electoral. Las muchedumbres son falibles como los individuos, y generalmente yerran más. La verdad es la verdad (aunque tenga cien votos). Lo que hace falta es buscar con ahínco la verdad, creer en ella e imponerla, contra los menos o contra los más" (Arriba, 4 de julio de 1935).

"Sobre el Estado fascista que defendía: "El Estado fascista, que debe tanto a la firme voluntad del Duce, sobrevivirá a su inspirador, porque constituye una organización inconmovible y robusta. Lo que pasó en la Dictadura española es que ella misma limitó constantemente su vida y apareció siempre, por propia voluntad, como un Gobierno de temporal cauterio. No hay pues, que creer, no hay siquiera que pensar que nosotros perseguimos la implantación de un nuevo ensayo dictatorial, pese a las excelencias del que conocimos. Lo que buscamos nosotros es la conquista plena y definitiva del Estado, no para unos años, sino para siempre. [...] (El Fascio, 16 de marzo de 1933).

Primo de Rivera admitía la violencia como algo normal en las relaciones sociales y políticas. Se educó en un ambiente militarista y vivió una época en la que la violencia formaba parte de la actividad política. Estuvo influenciado por la obra de Georges Sorel, Reflexiones sobre la violencia, referente de la extrema derecha europea de aquella época, y era admirador de Mussolini y sus métodos para combatir a la izquierda y acceder al poder mediante acciones violentas.

Sobre el fascismo en España, Primo de Rivera argumentaba: "Falange Española de las JONS ha logrado convertirse en el único movimiento fascista en España, lo cual era difícil, habida cuenta del carácter individualista del pueblo".

En la entrevista, entre otras cuestiones, Calvo se ha afirmado asombrada ante la posición del líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, al que ha tachado por converger "todos los días con las derechas" y dedicar "el 90% de su tiempo a atacar al PSOE". "No ha reconocido la gran distancia que le sacamos" el 28A, ha protestado Calvo, que se ha preguntado "por qué el señor Iglesias no acaba de poner en el punto de mira a las derechas de este país".

A Falange Española se le atribuye la "técnica del homicidio" por "paseo". Doce denunciantes de la "querella Argentina" contra el genocido Franquista declararon que "fueron víctimas de una técnica de homicidios perfeccionada por la Falange Española, que denominaba 'paseos' los fusilamientos por la espalda de los presos a los que los sublevados no sometían a un juicio, cuyos cadáveres eran dejados al costado por los caminos". Falange Española y otras organizaciones afines que apoyaron la insurrección contra la II República fue una de las prinicpales impulsoras del plan sistemático, generalizado, deliberado y planificado de aterrorizar a los españoles partidarios de la forma democrática y representativa de gobierno, a través de la eliminación física de sus más representivos exponentes.

La ARMH no apoya bajo ningún concepto convertir el Valle de los Caídos en un lugar de reconciliación, como ha expuesto el Gobierno Sánchez. “La palabra reconciliación está casi fuera del lenguaje de los derechos humanos. Es muy bonita pero está vacía, y en el caso español, con la Transición, es una palabra hueca porque reconciliarse no es crear la libre impunidad para los fascistas y dejar a 114.000 personas en la cunetas”, declaró su presidente, Emilio Silva. El problema reside en “la equiparación entre quienes estaban destruyendo una democracia y quienes estaban defendiéndola”, puntualizando además que “es un lugar muy complejo pero hay cosas que en esa complejidad son irrenunciables, y que esté muy claro quiénes era unos y qué hacían, y quiénes eran otros y qué hacía, no es negociable”.

Por su parte el presidente de la Federación estatal de Foros por la Memoria, Arturo Peinado, declaró recientemente sobre Cuelgamuros: "siempre hemos defendido que tiene que ser un lugar de memoria democrática dedicado a las víctimas del franquismo y muy concretamente a los trabajadores esclavos que lo construyeron. Peleamos por eso y por dar una salida a los restos de los miles de republicanos que allí se trasladaron en los años 50 y 60.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.