La Tienda Republicana

Las trabajadoras de Dulcinea protestarán ante la Delegación del Gobierno en Sevilla para pedir explicaciones tras 3 meses de impagos

15/10/2019

La plantilla de la concesionaria del servicio de comidas de los cuarteles del Campo de Gibraltar pide, ante la situación dramática que atraviesa, la intervención del Ministerio como responsable del contrato.

Las empleadas de Dulcinea (empresa adjudicataria del servicio de comidas en los cuarteles militares del Campo de Gibraltar y San Fernando) llevarán sus protestas a Sevilla este martes 15 de octubre para pedir explicaciones al Ministerio de Defensa sobre su situación tras acumular ya 3 meses sin cobrar sus salarios. Las trabajadoras tienen previsto entregar una carta en la sede de la Delegación del Gobierno a las 11 del de la mañana y luego realizarán una concentración junto a la Real Maestranza de Sevilla a las doce del mediodía.

El colectivo de trabajadoras, a la que la empresa no deja acceder a su puesto de trabajo desde el pasado 1 de octubre a pesar incluso de que la huelga que empezaron fue desconvocada, va a exigir respuestas a las autoridades correspondientes sobre su futuro laboral.

CGT ha explicado en este sentido que los mandos militares en Sevilla ordenaron que se prohíba la entrada de las trabajadoras a sus puestos de trabajo en los cuarteles por la deuda que Dulcinea mantiene con la Seguridad Social.

Las empleadas reclaman que el propio Ministerio intervenga para poner fin a la lamentable y dolorosa situación que están atravesando ellas y sus familias a causa de los repetidos retrasos en los abonos de las nóminas.

La plantilla presta servicio en cinco cuarteles del Campo de Gibraltar: el de Campamento (San Roque), el de Camarinal-Bujeo (Tarifa), y los de Charco Redondo (Los Barrios) y Adalides (Algeciras).

Denuncias

Dulcinea ya ha sido motivo desde principios de año de numerosas quejas y denuncias de CGT ante la Inspección de Trabajo por muy diversas razones. La falta de material adecuado, las bajas sin cubrir, la ausencia de control horario y la falta de entrega del contrato y nóminas son algunos de los continuos incumplimientos de la empresa.

Paralelamente, CGT estudia denunciar a la empresa que ofrece las comidas en los cuarteles militares del Campo de Gibraltar por apropiación indebida tras conocerse que ha recibido los correspondientes pagos de parte de Defensa.

Situación dramática

En este sentido, la delegada de CGT en dicha empresa, María Dolores Rodríguez, ha hecho especial hincapié en la “situación dramática” que están viviendo las familias de las trabajadoras afectadas. “La situación es insostenible e insoportable, y las consecuencias de la falta de escrúpulos de Dulcinea la están sufriendo menores y adultos en los hogares”, expuso la representante sindical. “Hace falta una solución urgentemente”, insistió.

Por ello, Rodríguez apela a la rápida actuación de las autoridades con competencia en esta materia para que “dar carpetazo a estas penosas circunstancias y que la empresa efectúe el abono de los salarios pendientes, además de respetar la normativa laboral vigente y a las propias trabajadoras”.

Varias autoridades de la zona del Campo de Gibraltar, desde ayuntamientos a diversos partidos políticos y varias organizaciones sociales de la zona han dado su apoyo a las reivindicaciones de estas trabajadoras, que se han autodenominado las “agustinas”.

También la propia ministra de Defensa en funciones, Margarita Robles, se puso en contacto telefónico con las trabajadoras y se comprometió a mediar en lo posible dentro del contexto actual de la provisionalidad del Gobierno ante las próximas elecciones.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.