La Tienda Republicana

Un informe de Ecologistas en Acción muestra que Madrid Central continúa rebajando los niveles de contaminación en septiembre

04/10/2019

Del mismo modo que los demás meses, durante septiembre Ecologistas en Acción ha analizado la contaminación por dióxido de nitrógeno en la capital en relación con Madrid Central. La situación se mantiene consistente en relación a meses anteriores: esta zona de bajas emisiones sigue favoreciendo niveles más bajos de contaminación que la media de los años previos, si bien ahora los datos son menos favorables que cuando la medida contaba con pleno apoyo institucional. La media de la red encadena siete meses consecutivos con niveles claramente inferiores al valor límite anual.  En este contexto, las contraproducentes medidas incluidas en el plan Madrid 360 podrían tirar por tierra buena parte de estos logros.

La media de la red encadena siete meses consecutivos con niveles claramente inferiores al valor límite anual / Archivo

Los datos de contaminación durante el mes de septiembre (consultables en https://www.ecologistasenaccion.org/114930 ) permiten comprobar cómo en la estación de Plaza del Carmen, la única dentro de Madrid Central, la reducción de la contaminación por dióxido de nitrógeno (NO2) fue de 8 microgramos de contaminante por metro cúbico de aire (µg/m3), un 17 % menos respecto al valor medio de los años anteriores.

De este modo, se reproduce la dinámica iniciada a partir del mes de julio, el Efecto Almeida (véanse informes mensuales anteriores): aunque en Plaza del Carmen se siguen registrando niveles de contaminación por NO2 significativamente más bajos que en los años anteriores, esta estación ya no alcanza las mayores reducciones de los niveles de NO2 observados en la red de la ciudad tal como ocurrió entre los meses de marzo y junio (reducciones de 11-17 µg/m3, 24 % - 44 % de disminución), cuando Madrid Central funcionaba sin interferencias y pleno apoyo institucional por parte de las autoridades responsables de su gestión. Es decir, Madrid Central funciona, sigue contribuyendo a reducir los niveles de contaminación, pero se advierte una cierta pérdida de eficacia respecto a los llamativos resultados obtenidos en el trimestre anterior.

Las reducciones más modestas de la contaminación por NO2 se registraron en estaciones periféricas de la red (las más alejadas de Madrid Central), como: El Pardo, Villaverde, Ensanche de Vallecas, Barajas Pueblo o Juan Carlos I. En conjunto, el valor medio de la red experimentó una disminución de 8 µg/m3 (20 % de reducción) respecto a la media de los años anteriores. Los datos confirman, un mes más, la tendencia a la baja de los niveles de contaminación por NO2 en el conjunto de la red y la inexistencia del llamado “efecto frontera”.

La capital versus la Comunidad de Madrid

Resulta de interés comparar la evolución de los niveles de contaminación por NO2 en la ciudad de Madrid con los datos de la Comunidad de Madrid. Aunque en la región también se observó una reducción de los niveles de contaminación por NO2 en septiembre de 2019, respecto a años anteriores, esta reducción de la contaminación fue mucho más modesta que la registrada en la capital. Así, en la ciudad de Madrid la reducción en el valor medio de la red fue de 8 µg/m3 mientras que en la Comunidad de Madrid la disminución se situó en 3 µg/m3. Este mejor funcionamiento de la ciudad de Madrid se viene repitiendo desde que está en marcha Madrid Central

Comparación de Plaza del Carmen con la media de la red

Los datos correspondientes a Plaza del Carmen (ver figura 1 del informe) reflejan con claridad las distintas fases que ha sufrido Madrid Central. Enero y febrero con valores similares a otros años, mejora de los niveles cuando empiezan las sanciones a mitad de marzo, y un segundo trimestre con los datos más bajos de toda la serie histórica. A partir de julio los niveles aumentan, si bien pueden considerarse bajos en comparación con los registros correspondientes a esos mismos meses de años anteriores.

Figura 1. Valores medios mensuales de NO2 en Plaza del Carmen en los años 2010-2019.

Figura 1. Valores medios mensuales de NO2 en Plaza del<br />
          Carmen en los años 2010-2019.

En cuanto al valor medio de la red (ver figura 2 del informe), se puede comprobar cómo los valores se mantienen en niveles bajos respecto a los registros de los años anteriores, desde el mes de abril en adelante. El valor mínimo se alcanzó en el mes de mayo, 22 µg/m3 (mínimo histórico para la actual red de medición de la contaminación desde su entrada en funcionamiento en enero de 2010).

Figura 2. Valores medios mensuales de NO2 de la media de la RED en los años 2010-2019.

Figura 2. Valores medios mensuales de NO2 de la media de<br />
          la RED en los años 2010-2019.

En conclusión, a lo largo del año 2019 se vienen registrando unos niveles de NO2 claramente inferiores a los de los años anteriores. Tanto la estación Plaza del Carmen como el valor medio de la red encadenan siete meses consecutivos con niveles de contaminación por NO2 claramente inferiores a los 40 µg/m3 que marcan el valor límite anual que no debería rebasar ninguna estación para cumplir con la legislación europea.

Pero de la comparación de las figuras 1 y 2 se desprende que a partir de julio de 2019 Madrid Central ha entrado en una etapa de incertidumbre: aumenta la contaminación en Plaza del Carmen, mientras no lo hace tanto en el resto de la ciudad. Posiblemente una buena parte de esta dinámica se debe al desconcierto generado por los períodos alternos de suspensión y vigencia del sistema de sanciones, los perturbadores mensajes institucionales por parte del gobierno municipal de PP y Ciudadanos indicando que la medida ha resultado contraproducente para la calidad del aire de ciudad, y la siembra de dudas sobre su continuidad en un futuro próximo. Este contexto no resulta el más adecuado para favorecer la eficacia de una medida de mejora de la calidad del aire como Madrid Central, que requiere un marco claro de funcionamiento, estabilidad en el tiempo y pleno apoyo institucional para lograr la implicación social necesaria para el logro de sus objetivos.

El último episodio ha sido la reciente presentación pública de las líneas generales del plan Madrid 360, que el gobierno municipal de Almeida-Villacís plantea como alternativa a Madrid Central y el Plan A. Además de la improvisación y la falta de participación pública y de implicación de los técnicos y expertos municipales, lo peor son algunas medidas que claramente supondrán un incremento de la congestión y de la contaminación. 

Para Ecologistas en Acción, a la vista de los buenos resultados que Madrid Central viene ofreciendo en los últimos diez meses resulta un despropósito y una inmoralidad desmantelar esta medida.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.