La Tienda Republicana

Asociaciones ecologistas extremeñas piden cambios en la próxima orden de vedas

30/09/2019

Un grupo de organizaciones y entidades ecologistas de Extremadura, entre las que se encuentran ADENEX, AMUS, ANSER, DEMA, Ecologistas en Acción Extremadura, Ecologistas Extremadura, GRUS y la Sociedad Extremeña de Zoología, han solicitado que se suspenda la media veda hasta que se recuperen la tórtola europea y la codorniz.

Las organizaciones se muestran preocupadas por los niveles de población de codornices / Wikimedia

Varias organizaciones conservacionistas de Extremadura (ADENEX, AMUS, ANSER, DEMA, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN EXTREMADURA, ECOLOGISTAS EXTREMADURA, GRUS y SOCIEDAD EXTREMEÑA DE ZOOLOGÍA ) han decidido presentar sugerencias al borrador de la orden general de vedas conocida en el Consejo Extremeño de Caza del 13 de septiembre de 2019.

La primera sugerencia que hacen es que se simplifique y deje de haber tanta excepcionalidad que permite cazar todo el año por varios motivos, facilitar la comprensión evitando errores y facilitar el control de furtivismo que afirman está muy extendido y consideran afecta negativamente a la explotación sostenible de la caza y también a especies protegidas, esto es especialmente acusado, consideran, por estar sin ocupar más de 100 plazas de agente del medio natural desde hace tiempo, de una plantilla que ya de partida consideran insuficiente. También creen se debe tener en cuenta que la práctica de la caza afecta a otras actividades en el medio natural si sólo se producen en un periodo y días concretos y conocidos, se evitarán riesgos innecesarios y malestar, afirman.

Han pedido que la temporada de caza comience el 13 de Octubre y no el 12 que se celebra la festividad del día del Pilar, patrona de la Guardia Civil lo que puede influir en que aunque esté cubierto el servicio haya algunos agentes menos de servicio de lo habitual de este cuerpo y del SEPRONA, con el cuerpo agentes de medio natural muy mermado.

Además en varias modalidades y especies piden que se suprima los jueves como día hábil de caza, sostienen que poner el jueves crea un perjuicio para la mayoría de cazadores que trabajan ese día laboral.

Han pedido que no haya media veda el verano de 2020 por la regresión de las dos especies migratorias que son la justificación de este período de caza, tórtola europea y codorniz, esta primera además viene obligada por la petición expresa de la comunidad europea, afirman además los efectos del cambio climático sobre las especies en estas época, que están provocando unos finales de verano muy secos, hacen a los animales muy vulnerables por su dependencia del agua. Consideran que si no se puede demostrar una evolución favorable de estas especies el principio de precaución debería hacer que no se cazaran y por tanto no hubiera media veda mientras no se revierta la situación. Las estimaciones sobre la codorniz hablan de un descenso de su población de un 73,9% en 20 años en España, un descenso alarmante para ellos.

Han demandado que no se autorice la suelta de palomas hacia una línea de escopetas por la poca deportividad, su crueldad y por las posibilidades de introducir patologías adquiridas en granjas de cría que se pueden dispersar por el medio, además las palomas que pueden sobrevivir podrían crear problemas de daños en cultivos y en edificios de cascos urbanos donde se asienten. Este tipo de modalidades sólo hacen aumentar la creciente oposición social a la caza, poniéndola en riesgo a medio plazo.

Respecto a la caza del zorro están en absoluto desacuerdo con la modalidad del perro en madriguera por su crueldad y piden que se deje de autorizar en Extremadura.

Para la caza del zorzal, teniendo en cuenta el comportamiento inconsciente de algunos cazadores que las abaten por cientos poniendo en peligro la sostenibilidad de su explotación piden se establezca un cupo de 20 piezas por cazador y día.

Han solicitado se quite la avefría de la especies cinegéticas en esta orden por la poca deportividad de su caza, por su carácter insectívoro y por su gran atractivo para el turista de naturaleza y ornitólogos europeos que entre otras cosas vienen a ver las especies que se reproducen en sus países en su estancia invernal en España.

Les parece acertada la novedad que dispone que la caza de liebre únicamente podrá practicarse con galgos y aves de cetrería por la poca defensa que tiene esta especie ante la escopeta y las graves epidemias que amenazan sus poblaciones.

En cuanto a la cetrería piden que los periodos y especies sean los mismos que para el resto de modalidades de caza, no ven justificado el aumento del periodo hábil, días para su práctica y aumento de especies cazables.

Las Sueltas para su abatimiento inmediato les parece una actividad fuera de lugar en Extremadura a la que el turista cinegético viene a abatir piezas en su medio natural, degrada la actividad de la caza y en el momento que buena parte de la población que lo desconoce sepa en que consiste va a aumentar el rechazo a la caza como actividad y al colectivo. Además esta modalidad aumenta la presencia de depredadores oportunistas que se alimentan de los que quedan vivos pero con poca aptitud para desenvolverse en el medio natural, lo que afecta negativamente a especies protegidas que tienen que sufrir una presión depredadora mayor de la natural. A estos aspectos negativos hay que añadir el riesgo de transmisión de patologías a las especies autóctonas preexistentes y la contaminación genética que provocan ya que es generalizada la presencia de ejemplares híbridos en el caso de la perdiz, de hecho se permite un 10% de genes de otras especies.

Esperan que no se incentiven las sueltas de animales de granja y se supriman las ampliaciones del periodo hábil que se pretenden conceder o que en cotos privados con aprovechamiento intensivo se puedan realizar fuera del periodo hábil sueltas para matar a las especies faisán, perdiz roja, ánade real, paloma, conejo y codorniz.

También piden se dejen de permitir los recechos de ciervo en berrea ya que afirman que afectan negativamente a la calidad genética de la especie, ya que los mejores machos son los que más se exponen y se les caza en un momento en el que tienen poca defensa, piden se cambien estas fechas a la temporada de caza, en este sentido creen debe tenerse en cuenta además el enorme potencial turístico de la berrea. Han pedido el mismo tratamiento para el resto de especies, que los recechos sean en la temporada de caza general.

Afirman que debe excluirse el arrui de la orden de vedas por contravenir la ley de patrimonio natural y biodiversidad ya que el Arrui es una especie exótica invasora en Extremadura. A las Acciones por daños piden que se limiten y se hagan con todas las garantías.

Como ya se hace en otras comunidades como Aragón piden que si se autorizan actuaciones por daños de conejo o liebre en una zona no se autorice la caza del zorro fuera de temporada ya que es un controlador natural de las poblaciones de estos lagomorfos.

Reclaman que se anule el artículo 13 para garantizar en lo posible la pureza genética evitando que se introduzcan conejos de otras comunidades autónomas, la propuesta de orden propone permitirlo de las limítrofes.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.