La Tienda Republicana

Podemos e IU presentarán este lunes una querella contra Vox el lunes por su exigencia de datos personales de los cursos de COGAM

13/07/2019

La confluencia Unidas Podemos Madrid en Pie considera que la exigencia de Vox puede suponer un delito de odio contra el colectivo LGTBI.

Isabel Serra y Sol Sánchez en la Asamblea de Madrid / IU Madrid

Este lunes Podemos e Izquierda Unida Madrid presentarán una denuncia ante la fiscalía contra la formación ultraderechista Vox por su solicitud de información personal de los formadores de cursos de sensibilidad y concienciación impartidos por el Colectivo de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales de Madrid (COGAM) en centros educativos. Con esta medida las formaciones aspiran a detener e impedir medidas de persecución y criminalización de estos colectivos que el partido de extrema derecha aspira a normalizar con su acción en el legislativo.

La exigencia de datos personales de los formadores de estos cursos por parte de Vox en la Comunidad de Madrid continúa con la línea iniciada por los ultramontanos en el Parlamento de Andalucía y replicada en otras comunidades autónomas para vincular estos cursos de sensibilización con “adoctrinamiento” de cuestiones que atentan contra lo que consideran moral. En su pregunta, presentada por la portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, el partido exige que se le revelen los datos personales de las personas que han impartido los cursos.

La portavoz de Vox ha causado una sucesión de titulares por sus reiteradas declaraciones respecto a la comunidad LGTBI que parecen transmitir serios problemas (no muy sorprendentes en cualquiera de los casos dada la naturaleza de su partido) con los valores de tolerancia y respeto.

Durante la campaña electoral de las elecciones autonómicas, la líder regional de los ultraderechistas afirmó, haciendo referencia a los cursos de sensibilización del COGAM, que en los colegios públicos de la Comunidad de Madrid “se habla de zoofilia”. Posteriormente arremetió contra la celebración del Orgullo en Madrid. Lejos de mitigar sus expresiones públicas de lo que no pocas voces interpretan como una animadversión obsesiva, la portavoz voxista volvió a provocar la polémica cuando la pasada semana defendió la “libertad para llevar a terapia a los hijos gays”.

Para Izquierda Unida y Podemos, la petición en sí misma incurre en un implícito delito de odio, al tratar de señalar y criminalizar a un colectivo por el mero hecho de visibilizarse y tratar de sensibilizar sobre sus derechos.

Por su parte, COGAM ha interpelado a la fiscalía para que actúe de oficio en los mismos términos, al entender que la exigencia de datos personales protegidos por la ley supone un deliberado e intolerable ataque a los derechos del colectivo amparándose en su posición en el legislativo regional.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.