La Tienda Republicana

Duras críticas de Ecologistas en Acción a las alegaciones del Ayuntamiento sobre Madrid Central

13/07/2019

· Ecologistas en Acción ha analizado los informes en los que basa sus alegaciones el Ayuntamiento de Madrid en su intento de continuar con la suspensión de las multas en esta zona de bajas emisiones.

· Según la organización ecologista, los datos y argumentos que recogen estos documentos son una clara manipulación de la realidad: comparando datos de contaminación de periodos cortos solo con aquellos otros periodos que les resultan más favorables o dando la impresión de que había inseguridad jurídica en las sanciones.
La manifestación en defensa de Madrid Central celebrada el pasado 29 de junio / Ecologistas en Acción

Ecologistas en Acción ha tenido acceso a sendos informes preparados por la Secretaría General Técnica y por la Dirección General de Sostenibilidad y Control Ambiental del Ayuntamiento de Madrid para elaborar sus alegaciones presentadas ayer ante el juzgado de lo contencioso-administrativo nº 24 de Madrid.

En el primero de ellos, insisten en la argumentación de que la suspensión del sistema de multas durante tres meses solo persigue defender la seguridad jurídica de los conductores. Para ello argumentan que utilizan el periodo de menos tráfico del año, el verano, olvidando que en septiembre se inicia el curso escolar con todos los desplazamientos que supone. También fuerzan la argumentación para justificar esta suspensión como si se tratara del periodo de pruebas similar al que hubo los primeros meses, durante la puesta en marcha de Madrid Central.

Del mismo modo, aluden a la protección de la seguridad jurídica de los conductores, pero lo cierto es que no se ha multado a ningún vehículo de forma indebida. Al contrario, muchos automovilistas que sí cometieron infracciones durante el mes de abril no han tenido sanción porque se anularon 6.000 multas por errores en la forma en la que se indicaba la hora. 

También olvidan que el objetivo de Madrid Central no es multar, sino reducir la contaminación, y las multas son una forma de conseguir ese fin. Si de verdad hubieran querido mantener ese objetivo disuasorio, aunque se anularon las sanciones automáticas, deberían haber dado instrucciones a la policía municipal y a los agentes de movilidad para que multasen los accesos indebidos, algo que no ocurrió. Al contrario, el mensaje que se mandó a la ciudadanía era exactamente el contrario: barra libre para todos los coches.

La irresponsabilidad de esta forma de actuar es fácil calibrarla con un ejemplo. Imaginemos que se descubre un defecto en la tramitación de las denuncias de tráfico por parte de la DGT y en lugar de  ponerse inmediatamente a solucionarlo decretan una moratoria de tres meses en las multas. Está claro que el resultado iba a ser un buen montón de muertos extras por accidentes de tráfico. Hay que recordar que la mala calidad del aire mata veinte veces más que la siniestralidad vial.

Con todo, lo más chocante es que quien firma el informe muy crítico con el funcionamiento del sistema de multas automáticas, el director general de Sostenibilidad y Control Ambiental, José Amador Fernández Viejo, era precisamente el responsable durante la anterior legislatura de que este sistema funcionara correctamente.

También, para tratar de desmontar los argumentos de Ecologistas en Acción en su recurso, insisten en que Madrid Central era una medida para reducir la contaminación por dióxido de nitrógeno, no de los gases de efecto invernadero, a pesar de que es parte del Plan A (Plan de Calidad de aire de la ciudad de Madrid y Cambio Climático).
                                                                              
Del mismo modo, para Ecologistas en Acción también es claramente manipulador el informe que analiza los datos de contaminación. Este documento se dedica a comparar diferentes mediciones con días tipo, con los datos de la semana pasada, con el mismo periodo del año pasado… para forzar la conclusión de que Madrid Central no era muy eficaz para luchar contra la contaminación y que lo que realmente ha reducido la contaminación ha sido suspender las multas durante una semana.

Es sabido que para extraer este tipo de conclusiones resulta necesario analizar series largas y comparar con las medias de periodos extensos. Ningún científico ni técnico honesto avalaría el tipo de análisis que está haciendo el Ayuntamiento para tratar de ajustar la realidad a sus prejuicios.

Por último, Ecologistas en Acción insiste en la importancia de mantener Madrid Central y actuar mucho más activamente contra la contaminación, pues esta medida por sí sola no resulta suficiente. Efectivamente, este viernes se alcanzaron niveles de dióxido de nitrógeno como para que el Ayuntamiento hubiera activado el escenario 2 del protocolo de picos de contaminación, algo que no ha hecho y para lo que debería dar alguna explicación creíble. Así, numerosas estaciones superaron el nivel límite horario de 200 microgramos de contaminante por metro cúbico de aire (Barrio del Pilar, Ramón y Cajal, Plaza de España, Escuelas Aguirre, Puente de Vallecas y Plaza Elíptica). La estación de Plaza del Carmen fue (después de la estación situada en el Parque del Retiro) la que mejores registros tuvo de toda la zona centro.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.