La Tienda Republicana

"El reciclaje no es la solución"

16/05/2019
  • Ante las próximas elecciones municipales, Greenpeace demanda, a las ciudades, políticas encaminadas a reducir y modificar el insostenible modelo de consumo actual.
  • En el Día Mundial de Reciclaje, la organización recuerda que apenas el 25% de los envases de plástico en España son recuperados para su tratamiento.
  • Se estima que solo el 9% del plástico mundial se ha reciclado, generando un problema de enorme magnitud.
  • 17 de mayo, Día Mundial del Reciclaje.

Madrid, 16 de mayo de 2019.- En el Día Mundial del Reciclaje, que se celebra mañana, Greenpeace recuerda que reciclar no es suficiente para acabar con el grave problema de contaminación producido por el plástico y, especialmente, por los envases de un solo uso. Todos los mares y océanos (y tierras emergidas) cuentan ya con restos significativos de residuos de origen humano y, de ellos, entre el 60 y 80% son restos de plásticos. Las cifras no son exactas y hablan de varios cientos de miles de toneladas (casi 300.000 toneladas) solo flotando. Greenpeace considera que esto seguramente solo sea la punta del iceberg, ya que no hay datos de los plásticos que se acumulan en los fondos marinos y la cifra podría incrementarse significativamente. Esta semana un equipo científico ha descubierto plástico a más de 10 km de profundidad, en el extremo sur de la Fosa de Marianas, en el Océano Pacífico.

La producción global de plásticos ha aumentado de manera espectacular en los últimos 50 años, habiéndose producido unos 8.300 millones de toneladas desde 1950, de los que se estima que solo el 9% se ha reciclado.

Además de contaminar mares, tierras y ecosistemas, los plásticos contribuyen significativamente al cambio climático. Según una previsión de Ciel para 2019, la producción e incineración de plástico en todo el mundo emitirá a la atmósfera el equivalente en gases de efecto invernadero de 189 centrales térmicas de carbón de 500 megavatios de potencia (850 millones de toneladas métricas de gases de efecto invernadero).

Ante la magnitud del problema, y de cara a las próximas elecciones municipales, Greenpeace ha lanzado una campaña que pide adoptar políticas municipales encaminadas a modificar el modelo de consumo en la ciudades españolas y reducir los residuos que generan. Es necesario un cambio de mentalidad que acabe con el “usar y tirar” y que fomente la cultura de la reparabilidad, la reutilización y el intercambio.

Para ello, Greenpeace pide que los futuros Ayuntamientos consigan crear ciudades con:

  • Edificios, instalaciones y eventos municipales libres de plásticos desechables, que tengan alternativas reutilizables como cubiertos, pajitas y removedores de acero y vasos y platos de vidrio, porcelana u otros materiales reutilizables.
  • Recogida puerta a puerta de residuos para mejorar la recogida selectiva y la separación de los residuos domésticos en domicilios, industrias y comercios, en fracciones que permitan su reciclaje y reutilización.
  • Sistemas de Depósito, Devolución y Recuperación de envases para favorecer el aumento del uso de envases reutilizables, triplicando su tasa de reciclado.
  • Fomento de la venta a granel, la reutilización y reparación para revertir el actual consumo insostenible de recursos naturales y la generación de residuos.

El pasado mes de marzo, Greenpeace presentó el informe ‘Maldito Plástico: reciclar no es suficiente’ donde se revelaba la situación en España. Apenas el 25,4% de los envases de plástico en España son recuperados para su posterior tratamiento. Esto evidencia el poco interés de las empresas y supermercados que fabrican y venden estos envases (con la permisividad de las administraciones) para reducir la contaminación que provocan.

Europa, tras China, es la mayor consumidora y productora de plásticos. Solo en 2018, el 39,9% de ese plástico se destinó para hacer embalajes. España es el cuarto país de Europa en demanda de plástico y es, por lo tanto, un actor relevante en el problema, pero también en la solución.

Los plásticos se van degradando lentamente en forma de microplásticos, lo que hace el problema menos visible pero extremadamente peligroso para todos los ecosistemas del planeta y también para el ser humano”, ha declarado Julio Barea, responsable de la campaña de residuos de Greenpeace. “Es crucial ser conscientes del problema pues, como hemos demostrado, solo con el hecho de arrojar esos envases al contenedor adecuado, no basta. No pretendemos decir a la ciudadanía que no separe los residuos, sino que es una medida insuficiente que debemos complementar con reducir y cambiar radicalmente nuestro modo de consumir estos y otros bienes”, ha añadido.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.