La Tienda Republicana

APDHA exige que toda política en materia de infancia migrante garantice una protección real atendiendo al principio del interés superior del menor

25/04/2019

●        Las políticas de repatriación de niños y niñas que han migrado sin la compañía de familiares adultos no constituyen la solución más duradera en su protección integral y suponen una merma de los derechos de la infancia migrante.

●        Manifiestan su preocupación ante el inicio de los trámites para la repatriación de niños y niñas acogidos en el sistema de protección de la Comunidad de Madrid.

Andalucía, 25 de abril de 2019. Ante el inicio de los trámites de deportación de 23 niños que se encuentran bajo la tutela del sistema de protección de la Comunidad de Madrid, la Asociación Pro Derechos Humanos de Andalucía (APDHA) considera que “estamos ante un giro más en la merma de los derechos de la infancia migrante por parte de las instituciones competentes, que no tiende a la búsqueda de la solución más duradera y garantista”.

Esta medida supone la reactivación por parte del Gobierno del Acuerdo adoptado entre España y Marruecos en 2007 para la repatriación de niños, niñas y adolescentes que han migrado sin la compañía de familiares adultos, en vigor desde 2013, que nunca se había puesto en marcha antes y que vulnera los convenios internacionales sobre la protección de la infancia que obligan al Estado español.

El Comité de Derechos del Niño establece que “el objetivo final de regular la situación de los menores no acompañados o separados de su familia es identificar una solución duradera que resuelva todas sus necesidades de protección”. En este sentido, como recogen en el último informe presentado por la APDHA sobre la situación de la infancia migrante en la Frontera Sur, resaltan que “si atendemos a las realidades de sus países de origen, el estado de los derechos de la infancia y adolescencia y la ausencia de garantías en el desarrollo de sus proyectos vitales; unido al conjunto de circunstancias que han propiciado la decisión de migrar a otro país de cada uno de estos/as niños/as, no puede considerarse la repatriación la medida más favorable a sus intereses y protección”.

En esta dirección, la instrucción 6/2004 de la Fiscalía General del Estado ya señalaba que la repatriación “no es un objetivo absoluto que haya que perseguir a toda costa”, ya que pueden “estar en juego otros intereses como la vida, la integridad física o psíquica y el respeto a los derechos fundamentales del menor”, por lo tanto, desde la APDHA entienden que, siendo las causas fundamentales de las migraciones de la infancia las circunstancias en sus países de origen, el empobrecimiento, la violencia intrafamiliar, familias disfuncionales o desestructuradas y la falta de derechos sociales y perspectivas de futuro, la repatriación “no es la respuesta adecuada”.

Además, señalan que la repatriación de los niños y niñas a su país de origen “responde obviamente a la xenofobia que atraviesan las políticas migratorias al primar su circunstancia migratoria antes que el hecho de ser niños y niñas” no considerando en cualquier caso Marruecos un país seguro y garantista de los derechos de la infancia. De la misma manera que han manifestado otras organizaciones en defensa de los derechos de las personas migrantes, muestran su “preocupación” por que los procesos de repatriación no se estén desarrollando “atendiendo al interés superior del menor y con la plena garantía de todos sus derechos”, como la asistencia jurídica y la defensa imparcial de sus intereses.

Por todo ello, la APDHA considera que todas las actuaciones deben ir dirigidas a la “planificación y coordinación de políticas que garanticen una protección real y efectiva de la infancia y su transición a la vida adulta” proporcionando, de este modo, una solución duradera “desde un enfoque de derechos” en los países de destino y no a la activación de políticas de deportación “que sólo originan mayor incertidumbre y dolor entre los niños y niñas”.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.