La Tienda Republicana

Bancos, medios de comunicación y partidos políticos: una relación que socava la democracia

  • Según la CNMV, la banca cuenta con acciones por valor de 639 millones de euros repartidos en todos los grandes grupos de comunicación en España. En algunos casos, la participación es superior al 50%, lo que implica un control efectivo de las decisiones estratégicas de los medios de comunicación.
  • Unidas Podemos trabajará por la independencia de los medios de comunicación en un grupo de trabajo con periodistas, especialmente vulnerables a las presiones políticas y económicas debido a la precariedad del sector y al riesgo de perder sus empleos. "Es una cuestión de blindar los derechos de los periodistas porque de lo contrario no puede haber información de calidad y segura", afirmó ayer Noelia Vera.
Portadas de la prensa española en papel, financiadas todas por el Banco Santander

En junio de 2017, el Banco de España publicó el informe que resume todo el "proceso de saneamiento" de la banca privada entre 2008 y 2014 dando por perdidos más de 60 mil millones de euros de dinero público entregado en el rescate bancario. España se sitúa así entre los dos o tres países que más dinero entregaron a los bancos y menos se le devolvió. De sobra es sabido que bancos y fondos de inversión son propietarios de gran parte del accionariado de los principales grupos de comunicación del país, lo que también supone un condicionamiento de las líneas editoriales. Estos lazos respecto a la banca, tanto de partidos políticos como de medios de comunicación, llevó a Unidas Podemos a presentar ayer dos medidas a fin de evitar que bancos y los fondos de inversión puedan 'comprar' medios de comunicación y también partidos políticos. El regreso de Pablo Iglesias a la escena política el pasado 23 de marzo resultó contundente en la denuncia de las interrelaciones entre poder político y poder económico, y no se quedó en un mero señalamiento.

Por un lado, Unidas Podemos llevará en su programa regular por ley la prohibición a los bancos y fondos de inversión de ser propietarios de acciones de medios de comunicación, modificando la Ley 7/2010 General de la Comunicación Audiovisual y mejorando la autonomía de los medios y el derecho a acceder a una información plural. Proponen dos medidas concretas: la primera es que una persona jurídica no pueda tener acciones que supongan más del 1% de la propiedad de un medio de comunicación y, al mismo tiempo, posea también una empresa de sectores estratégicos. También se establecerán reglas para asegurar la pluralidad en los medios impidiendo las concentraciones en su propiedad: esto es, que una misma persona jurídica tenga acciones por más del 1% en más de dos medios de diferente formato, por ejemplo prensa, radio o televisión. El objetivo es garantizar el acceso libre a la información por parte de la ciudadanía.

De la misma manera, se quiere regular por ley que los bancos no puedan financiar campañas electorales de partidos políticos. En palabras de Pablo Echenique, secretario de Organización y Acción de Gobierno de Podemos, limita la democracia que los partidos políticos tengan deudas con la banca: "Tienen que defender los intereses de la ciudadanía, pero tienen deudas millonarias con una banca sobre la que luego hay que regular, a la que hay que pedir que devuelva los 60.000 millones de euros del rescate bancario, o a la que hay que obligar a que devuelva el impuesto de las hipotecas que estuvieron pagando las familias de este país de manera ilegítima".

Los datos de financiación en las últimas citas lectorales (Generales de 2015 y Europeas de 2014) son claros;

  • El PP recibió el 51% y más de 24 millones de euros del banco Popular y el 36% y más de 16 millones de euros del Santander para su campaña de las Generales de 2015.
  • El PSOE fue financiado en un 33% por el Popular (más de 24 millones), en un 29% por el BBVA (más de 21 millones) y en un 10% por La Caixa (7,5 millones de euros).
  • Ciudadanos recibió el 100% de su financiación del Popular (más de ocho millones) para los mismos comicios.
  • A Vox lo financió la Organización de los Muyahidines del Pueblo de Irán, que pagó el 80% de su campaña a las elecciones europeas de 2014 a pesar de que la Ley Electoral impide que se reciban donaciones de personas o entidades no españolas una vez convocados los comicios. Esta organización opuesta al Gobierno iraní es similar a una secta, responsable de graves violaciones de derechos humanos y caracterizada por el culto a la personalidad de su líder, Masud Rayaví.
  • Podemos recibió 0 euros por parte de la banca.

 

La reacción de los mismos medios de comunicación conformados por una gran cantidad de accionariado propiedad de bancos o grandes empresas no se hizo esperar. Las noticias sobre esta iniciativa de Unidas Podemos comienzan con la fórmula "Podemos quiere prohibir..."; "Podemos amenaza con..."; "Pablo Iglesias y sus ataques a los medios...";

En esta línea, llama la atención la reacción de La Sexta. Su analista político estrella, Antonio García Ferreras sorprendió ayer a los seguidores de su programa “Al rojo vivo” al comparar el discurso de Podemos con el de VOX. A estas alturas, igual solo sorprendió a algunos... Ferreras exhibió un vídeo en el que, cruzando declaraciones de Santiago Abascal y Pablo Iglesias, pretendía poner al mismo nivel a ambos políticos en relación a un "presunto odio" a los medios. Convertía los argumentos bien razonados y como suele decirse -de sentido común- en una reacción visceral o emocional sin más. Más allá de juzgar una comparación que trae consigo el claro objetivo de dañar la imagen de Iglesias, ofreceremos, a modo de ejemplo, datos útiles sobre los dueños de la opinión de Ferreras, que quizás dé más sentido a este nuevo ataque contra Unidas Podemos;

La Sexta es propiedad de Atresmedia, cuyo máximo accionista es el grupo Planeta DeAgostini (41,70%), propiedad de la familia Lara bajo la gestión de José Creuheras Margenat. Este empresario es presidente del Grupo Planeta y de la Corporación Atresmedia, además de director de Planeta DeAgostini, también miembro del Consejo de Administración del periódico conservador La Razón. Igualmente, forma parte del Comité Ejecutivo de la Cámara de Comercio de España, es miembro del Consejo Consultivo de la patronal catalana Fomento del Trabajo, y preside Inversiones Hemisferio, empresa patrimonial de la familia Lara dedicada a impulsar principalmente proyectos en los sectores financiero e inmobiliario. Por último, llama la atención que es vicepresidente del Real Club Deportivo Español.

Además, la participación actual de Planeta Corporación en el banco Sabadell tiene un valor de mercado de 200 millones, el 12,45% de la entidad financiera con pérdidas millonarias por el desplome del valor de sus acciones. Solo hay que investigar un poco para encontar todo tipo de intereses económicos cruzados, o recordar anécdotas como esta: el Gobierno Rajoy pidió al Grupo Planeta comprar el Grupo Zeta, editor de El Periódico, la segunda cabecera de Cataluña tras La Vanguardia y uno de los diarios más influyentes de Barcelona. ¿El objetivo? Que ayudase a la lucha contra el independentismo.

Vídeo de 2016 donde los presentadores del telediario de Antena 3 se reían de la información que ellos mismos estaban a punto de dar, vinculando a Podemos con ETA, la CUP y Maduro.

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.