La Tienda Republicana

FAMCM: "Nuestros derechos no se negocian, nuestros cuerpos no se venden, ¡huelga feminista!"

08/03/2019

Federación de Asociaciones de Mujeres de la Comunidad de Madrid (FAMCM): Vamos a la HUELGA FEMINISTA y exigimos: la ilegalización de partidos que negocian con los derechos de las mujeres, el acceso al empleo digno, la igualdad salarial, la eliminación de la división sexual de trabajo y del techo de cristal, la justicia patriarcal, y la custodia compartida impuesta, la puesta en marcha efectiva del Pacto contra la violencia de género, incluida la violencia sexual y acoso en sus diferentes formas, la abolición de la prostitución, la prohibición de la maternidad subrogada, la acogida y los mismos derechos civiles y sociales para las personas migradas y refugiadas, y en concreto de la diversidad de las mujeres. ¡ NI UN PASO ATRÁS EN NUESTRO DERECHOS!.

Comunicado

Los motivos de huelga feminista en este día Internacional de la mujer continúan siendo los de otros 8 de marzo, la violencia machista hace imposible la igualdad y la convivencia social y democrática. Este año 2019 son ya oficialmente las 9 las mujeres asesinadas por violencia machista, en 2018 fueron 47 las asesinadas, y 1017, con un record en denuncias (se interpusieron 166.260 y algunas victimas que pidieron protección y se les denegó), se cobró 51 muertas y 906 violadas, una cascada de agresiones si precedente que no parece no tener fin, con aumento de casos de violación grupal, cada 5 horas una mujer es violada en nuestro país, según la Organización Mundial de la Salud, que estima en un 30% de las mujeres ha sufrido alguna forma de violencia machista, y que un 38% de los asesinatos de mujeres en todo el mundo son cometidos por su compañero sentimental con o sin vinculo matrimonial, o ex pareja masculina. No queremos ni una asesinada ni violada más, exigimos la defensa de los derechos humanos de las mujeres, la aplicación efectiva del Pacto de Estado contra la violencia de género.

Mientras la Justicia patriarcal mira hacia otro lado, o protege al maltratador con sus atenuantes y a través de la imposición de las custodias de los hijos/as, las vidas de las mujeres son vendidas. El sistema patriarcal se hace presente en todos los espacios, incluso el institucional, los agresores, lejos de ser encarcelados campan a su antojo, y son las mujeres las que a mejor suerte acaban encerradas en casas de acogida. La dificultad de prueba en vía judicial del acoso laboral por razón de sexo y acoso sexual en el trabajo, es otra asignatura pendiente, hace que las víctimas no cuenten con la seguridad para denunciar.

Subsiste la desigualdad laboral, y persiste la división sexual del trabajo, la falta de conciliación y corresponsabilidad social privatiza el trabajo domestico de los cuidados, cargándolo sobre las espaldas de las mujeres, en detrimento de sus condiciones laborales y relaciones sociales, lo que les deja en situación de mas vulnerabilidad a la hora de defender su vidas, incluso en el marco de sus familias por la desigualdad en el interior del hogar. Y es que la segregación ocupacional, la precariedad laboral, mayor desempleo, mayor tasa de temporalidad, el abuso de jornadas parciales y los permisos y excedencias para cuidados de personas dependientes, la brecha salarial de género que se sitúa alrededor de un 26%, los techos de cristal y suelos pegajosos, con escaso numero de mujeres en puestos de responsabilidad, se perpetúa, y luego la feminización de la pobreza sobre todo en mujeres mayores que pudieron reunir al tiempo necesario de cotización para la jubilación, a pesar de la aplicación de la Ley para la Igualdad efectiva de mujeres y hombres, porque el sistema patriarcal continua con sus mecanismos socioeconómicos, políticos y culturales promoviendo la desigualdad entre sexos.

En la sociedad machista las mujeres somos ante todo cuerpo. La comercialización el cuerpo de las mujeres es el orden del día. El 95% de las víctimas de la trata de seres humanos con fines de explotación sexual en la UE son mujeres y niñas en la industria del sexo, y es que el mismo sistema patriarcal hace posible la explotación sexual y reproductiva de las personas en un modelo de sexualidad androcéntrico. Es por esto que no podemos dividir entre prostitución forzada o voluntaria, maternidad subrogada comercial o altruista, buena y mala, hay trata porque hay demanda de prostitución, y trafico de niños/as porque se permite venderlos o regalarlos.

El lobby prostitucional y las agencias comerciales que facilitan el acceso a los vientres de alquiler , están establecidos en el poder financiero mediante el negocio de la trata y esclavitud , corporaciones empresariales y grupos de interés de proxenetas y traficantes de bebes, que presionan para la legalización de la comercialización de los cuerpos de las personas, en su mayoría mujeres, confundiendo y enmascarando la violencia y criminalidad con guiños a la libertad sexual y reproductiva, cuando en las mujeres prostituidas no hay placer sexual, hay feminización de la pobreza como en las gestantes subrogadas.

El fomento de la prostitución por hombres como potenciales consumidores del cuerpo de las mujeres, no solo niega la vida y libertad de las mismas, legitima las relaciones patriarcales y control sexual sobre todas las mujeres, la misma pornografía es jactancia de la violencia sexual masculina sobre las mujeres y promociona la desigualdad entre sexos, marca la condición de mercancía donde todas las mujeres, que sin excepción somos prostituibles: si el lobby prostitucional consiguiera integrar la prostitución, y esto sirve también al comercio de los vientres de alquiler, en la economía de mercado como profesión o actividad económica, dejaría la puerta abierta a la solución mas sencilla, por parte del Estado y las empresas, a la situación del desempleo femenino, mediante la contratación de “trabajadoras sexuales” y la consiguiente negociación de la libertad sexual y reproductiva de las mujeres, porque la libertad concluye cuando el intercambio monetario comienza.

El Convenio para la represión de la trata de personas y de la explotación de la prostitución ajena, aprobado por la Asamblea de las Naciones Unidas en 1949, fue ratificado por España, comprometiéndose a castigar a toda persona que para satisfacer las pasiones de otra, concertare la prostitución de otra persona, aun con el consentimiento de tal persona; o explotare la prostitución de otra persona, aun con el consentimiento de tal persona, pues bien es sabido que todos los contratos verbales o escritos consentidos no se hacen en situación de libertad. Por lo tanto no hay excusa para retomar el Decreto abolicionista que en 1935 nos legó la II Republica, y las políticas para la igualdad entre mujeres y hombres erradicando la esclavitud sexual y promoviendo el empoderamiento político y económico de las mujeres.

El feminismo siempre fue abolicionista, siempre luchó contra la esclavitud, y ello incluye la sexual, el abolicionismo de la industrian de la prostitución es un paso hacia delante necesario para la igualdad entre sexos. La prostitución es una forma de explotación a abolir porque de ninguna manera se puede tolerar una violación continua y remunerada, el abolicionismo de la prostitución es abolicionismo de la esclavitud feminizada, donde los únicos beneficios y derechos son los de proxenetas y puteros, sin duda alguna la prostitución es la expresión mas clara de la desigualdad de género y violencia hacia las mujeres.

Y lejos de haber soluciones la ultraderecha avanza pidiendo la derogación de la ley de violencia de género y de la Interrupción voluntaria de embarazo, la "supresión de organismos feministas radicales subvencionados" y de supresión de cuotas "por sexo o cualquier causa"., la aprobación de una ley de custodia compartida impuesta, sacar de la cartera de servicios sanitarios el aborto o el cambio de sexo, y excluir de la misma a los inmigrantes erradicando la sanidad universal, los derechos de las parejas de hecho y de familias distintas a las unidas por vinculo matrimonial, en un ataque frontal a los derechos de las mujeres que el movimiento feminista hemos conquistado.

Por todo ello vamos a la HUELGA FEMINISTA y exigimos: la ilegalización de partidos que negocian con los derechos de las mujeres, el acceso al empleo digno, la igualdad salarial, la eliminación de la división sexual de trabajo y del techo de cristal, la justicia patriarcal, y la custodia compartida impuesta, la puesta en marcha efectiva del Pacto contra la violencia de género, incluida la violencia sexual y acoso en sus diferentes formas, la abolición de la prostitución, la prohibición de la maternidad subrogada, la acogida y los mismos derechos civiles y sociales para las personas migradas y refugiadas, y en concreto de la diversidad de las mujeres. ¡ NI UN PASO ATRÁS EN NUESTRO DERECHOS!.

-Federación de Asociaciones de Mujeres de la Comunidad de Madrid (FAMCM) -

Añadir nuevo comentario

Comentarios

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
CAPTCHA
Esta pregunta es para comprobar si usted es un visitante humano y prevenir envíos de spam automatizado.