La Tienda Republicana

El 8 de marzo vuelve la #HuelgaFeminista

07/02/2019
  • Las feministas convocan una nueva jornada de huelga feminista "por más de 1.000 motivos".
  • A un mes de la movilización, miles de mujeres se organizan en todo el país y a nivel internacional.

Madrid, a 7 de febrero de 2019. A un mes del 8 de marzo, el movimiento feminista de Madrid recuerda que hay “1.000 motivos” para ir a la Huelga Feminista. Durante una rueda de prensa celebrada hoy, las activistas de la Comisión 8M han explicado que repetir la movilización que el año pasado tuvo un alcance histórico es necesario porque “aunque los problemas de las mujeres ahora son más visibles, toda esta fuerza no ha tenido su reflejo en una mejora significativa de la vida de las mujeres”.

“No hay mejor forma de resistir que avanzar”, señalan las feministas, que a lo largo de los últimos meses han trabajado en la actualización de su argumentario, un documento de 30 páginas que recoge sus principales demandas. En esa actualización, se profundiza en algunas cuestiones, como la situación de las mujeres migrantes y el antirracismo, y cuestiones relativas a la economía, la precariedad del mercado laboral y consumo.

Durante las próximas semanas, se preparan diversas acciones que van marcando ese camino hacia la huelga. Así, el 14 de febrero cobra nuevo protagonismo con “Enamoradas de la huelga feminista”, el 23 de febrero se celebrará, por segundo año consecutivo, el “Eventazo”, con música en directo y muchas sorpresas, y el 3 de marzo organizan una carrera popular “para correr sin miedo, no por miedo”.

Más allá de este calendario común, las propuestas se multiplican en los barrios y pueblos de Madrid, donde multitud de colectivos y grupos de mujeres organizan un “estado de agitación permanente”, a través de actividades informativas, espacios de encuentro, debate y acciones que se intensificarán durante los 8 días previos a la huelga.

Asimismo, uno de los componentes que las activistas de la Comisión 8M han señalado como reforzado para este 2019 es la dimensión internacional de las movilizaciones. Tras un año marcado por los movimientos de las mujeres en países como Argentina, a  raíz de las movilizaciones por la legalización del aborto, o Brasil, las convocantes de la huelga feminista se multiplican y coordinan en muchos países de Europa y el mundo.