La Tienda Republicana

Asociaciones ecologistas de Extremadura piden que no se amplíe el permiso de explotación de la central nuclear de Almaraz

31/01/2019

Las ONGs ambientales creen que la respuesta a las peticiones de algunos sectores no debe ser promover una extensión del permiso de explotación, sino apoyar una transición en el modelo de desarrollo de esta comarca y de toda la provincia, dirigido a otros modelos desarrollo más sostenibles como el turismo responsable, las energías sostenibles y a las producciones agrícolas, ganaderas e industriales de calidad, respetuosas con la conservación del medioambiente y la sostenibilidad, también social y económica.

Reunidas en Almendralejo con motivo del Día Internacional de la Educación Ambiental, las más importantes asociaciones conservacionistas de Extremadura (AMUS, ADENEX, ECOLOGISTAS EXTREMADURA, SEO/BIRDLIFE, DEMA, ECOLOGISTAS EN ACCIÓN EXTREMADURA, SOCIEDAD EXTREMEÑA DE ZOOLOGÍA, GRUS, ANSER) han acordado entre otras decisiones solicitar al Gobierno Español y a las administraciones competentes que no se prorrogue la actual licencia de Explotación de la Central Nuclear de Almaraz que termina en 2020 y consideran que podría ser una imprudencia superar su vida útil de 40 años que se cumplen en 2021 para la unidad I y 2023 para la unidad II.

Tras las múltiples declaraciones y el debate social en muchos sectores de la sociedad extremeña sobre la continuidad en funcionamiento de los dos reactores nucleares de esta planta nuclear y ante las aparentes dudas de las empresas eléctricas, las asociaciones entienden que cada cual defienda su puesto de trabajo, aunque sea incluso en contra de otros, pero creen es mayor el riesgo real para la comarca de una explotación que casi ha cubierto su vida útil, con el deterioro que supone para los componentes, proyectados y construidos para soportar este periodo de funcionamiento. El peligro de accidente es real y las consecuencias de enorme gravedad, por ello creen que no se puede alargar más las licencias de explotación ahora que ya existen alternativas energéticas, sin los evidentes riesgos de la energía nuclear, puestos en evidencia en lugares como Chernobyl o Fukushima.

Las ONGs ambientales creen que la respuesta a las peticiones de algunos sectores no debe ser promover una extensión del permiso de explotación, sino apoyar una transición en el modelo de desarrollo de esta comarca y de toda la provincia, dirigido a otros modelos desarrollo más sostenibles como el turismo responsable, las energías sostenibles y a las producciones agrícolas, ganaderas e industriales de calidad, respetuosas con la conservación del medioambiente y la sostenibilidad, también social y económica. Piden también a los partidos y otras entidades ciudadanas que respeten las normas legales y no utilicen de una forma electoralista un acuerdo que puede suponer un grave riesgo para toda la comarca y gran parte de España. La probabilidad de fallos aumenta con el número de años de funcionamiento de una instalación industrial de este tipo, en este sentido, recuerdan que esta central nuclear, una de las más grandes del estado, ya ha sufrido numerosas incidencias de distinta consideración.

Por otra parte, piden que se piense un poco en las futuras generaciones que tendrán que hacerse cargo de unos residuos nucleares, que deberán ser mantenidos en condiciones controladas miles de años.

Estas organizaciones animan a los ciudadanos a que se informen de la posibilidad de producir su propia energía, haciendo autosuficientes su viviendas, con medidas de ahorro, eficiencia y energía solar en sus tejados, sin los riesgos ambientales y perjuicios que conlleva el transporte de energía, ocupación del territorio natural y riesgo de emisiones de gases causantes de efecto invernadero o radioactividad de otros sistemas de producción de energía.

Por último, quieren incidir más en la necesaria transición a 100% renovables, que se está impulsando con fuerza en Extremadura, especialmente la generación de energía solar. Piden apostar no sólo por instalar, sino también fomentar la fabricación de componentes, piezas, recambios y mantenimiento de estas plantas solares, con transferencia tecnológica real a nuestra región y no sólo que empresas externas traigan a su personal cualificado para su instalación y mantenimiento.