La juventud comunista en Salamanca presenta su campaña ante las condiciones laborales de las teleoperadoras

17/01/2019

La UJCE analiza que, por otra parte, en plantilla se aplican principios de temporalidad en los contratos omitiendo derechos laborales establecidos por convenio, a lo cual hay que sumar la profunda carga física y psicológica, resultado de las malas posturas en el trabajo y la gran carga de estrés a la que son sometidas.

Comunicado

La Juventud Comunista de Salamanca presenta su campaña sobre las precarias condiciones de las teleoperadoras del sector del telemarketing a partir de los denominados Call Center: “Se trata de un auge que viene desarrollándose desde hace una década, convirtiendo a los Call Center en uno de los sectores en expansión con más pujanza por la demanda de servicios a través de subcontratación por parte de todo tipo de empresas: telecomunicaciones, compañías eléctricas, instituciones gubernamentales, etc.” denuncia la Juventud Comunista en Salamanca.

La proliferación de estas centralitas de teleoperadores, con un crecimiento estimado del 20 % durante los dos últimos años, está revirtiendo en un beneficio de más de 3.000 millones de euros anuales a las empresas del sector.

Sin embargo, la UJCE en Salamanca analiza que no es la creciente demanda de los servicios de telemarketing la responsable de las grandes ganancias de la burguesía del sector, sino que lo son la constante precarización de las condiciones laborales a las que son sometidos los trabajadores: “Muchos de sus trabajadores son contratados a través de empresas de trabajo temporal (ETT’s) que restan derechos básicos al trabajador” declara Judith Santos, la actual Secretaria Política de la Juventud Comunista en Salamanca.

La UJCE analiza que, por otra parte, en plantilla se aplican principios de temporalidad en los contratos omitiendo derechos laborales establecidos por convenio, a lo cual hay que sumar la profunda carga física y psicológica, resultado de las malas posturas en el trabajo y la gran carga de estrés a la que son sometidas.

La Juventud Comunista en Salamanca expone que son tres las empresas que operan en la ciudad, las cuales no han dudado en participar, en pro de sus beneficios, en la constante precarización de las condiciones de sus trabajadoras. En la mayor de ellas: Arvato Bertelsmann, las trabajadoras sufren la privación de baja por enfermedad, el incumplimiento sistemático de sus horarios laborales y la negación de días vacacionales generados por contrato al amparo de las “exigencias circunstanciales de la producción”. En última instancia, la gerencia ha decidido negar o limitar a las trabajadoras los días compensatorios, remunerados, pero no laborables, que por convenio y contrato tienen derecho a disponer según su voluntad en retribución de haber desempeñado su jornada laboral un fin de semana o festivo. Es por ello por lo que hace unos meses la plantilla ha decidido unirse y luchar por sus derechos convocando dos jornadas de huelga: 11 de octubre y 2 de noviembre.

En consecuencia, desde la UJCE en Salamanca apoyamos estas movilizaciones y llamamos a la organización de todas las trabajadoras del sector para conseguir unas condiciones laborales dignas y libres de políticas de precarización en detrimento de sus derechos.

¡CONTRA SU EXPLOTACIÓN: ¡NUESTRA ORGANIZACIÓN!