Alternativa Sindical AENA ENAIRE [ASAE] demanda a AENA, concesionaria del Aeropuerto Internacional Región de Murcia (AIRM)

18/01/2019
  • El Comité Ejecutivo de ASAE, ha decidido acudir a la salvaguarda que ofrece la justicia, ante la negativa de la empresa concesionaria y propiedad del Gobierno (100% capital de AENA y ésta con su 51% en manos de Enaire) para enmendar el derecho de los trabajadores a un traslado justo desde el aeropuerto de Murcia/San Javier al AIRM.
  • Ya se han acabado las soflamas y las fanfarrias de la inauguración. Los flashes de las cámaras se han apagado y los compromisos para inaugurar están cumplidos. Ahora, con el aeropuerto en marcha, alertamos que es momento de continuar buscando una solución. Por nuestra parte mejor si es pactada.
  • Hasta el pasado verano, tiempo en el que el Partido Popular pierde las responsabilidades como Gobierno, mantuvimos contactos para explicar las necesidades de los trabajadores en Murcia/San Javier en general y los afiliados al sindicato en particular. Sobre todo queríamos anunciar el error que se iba a cometer si la negociación desatiende los perjuicios que el traslado lleva a la masa social.
  • En Diciembre de 2018 y con el PSOE sosteniendo al Gobierno, ha habido una primera toma de contacto. Queremos avanzar en una solución que ayude a todos. Al menos los derechos de nuestros afiliados no van a quedar postergados en el traslado. Están todas las posibilidades intactas y el compromiso de continuar en esa línea presente por ambas partes.
Inauguración del Aeropuerto Internacional Región de Murcia (AIRM)

El sindicato ASAE tiene una presencia incipiente en los principales aeropuertos que forman la red que gestiona AENA. Cuenta con una proyección evidente en el resto de centros. Tras las sucesivas negativas a tomar en consideración los planteamientos que desde la parte sindical se han puesto sobre la mesa de negociación, buscando simplemente resarcir los perjuicios que desde ayer les supone a los trabajadores de AENA acudir cada día al trabajo, ha presentado una demanda por conflicto colectivo en el Decanato de Cartagena, y admitida a trámite por el Juzgado N° 3.

Con este acto NO ponemos fin a la vía pactada. Sólo estamos cumpliendo con los plazos que contempla la jurisdicción laboral. Llegamos abocados por la negativa de AENA a siquiera escuchar "algo que suponga el más mínimo trato de favor hacia los trabajadores de San Javier frente al resto de empleados". Han sido palabras desafortunadas, a nuestro entender, de la participada. Ahora, como si fuese el tiempo de descuento, el calendario marca la cuenta atrás. Toca encontrar una salida honesta y honrada al traslado forzoso que unos y otros hemos sufrido.

Seguimos trabajando insistentemente para explicarlo de la forma más sencilla posible. Tanto los responsables políticos como nuestra empresa deben actuar. Hay un gasto adicional que le está suponiendo a cada trabajador, tanto en tiempo como en dinero, al procurar el mismo servicio público que siempre ha prestado. Éste no puede soportarlo también la maltrecha economía familiar. Y hay otra pena añadida: el tacto mezquino que dispensa AENA a la hora de conciliar trabajo y vida. Es un derecho que nació en el aeropuerto de San Javier. No puede quedar sepultado por el futuro tan esperanzador que deseamos para el AIRM. Y si al final no somos capaces de salvar las diferencias, la balanza de la justicia decidirá lo que es razonable y lo que no. La verdad sólo tiene un camino.

Seguimos en nuestro afán de buscar una solución pactada a esta confusión. Aprovechando la oportunidad, demandamos públicamente colaboración al resto de sindicatos. Han estado presentes en la mesa negociadora. Ahora juntos podemos lograr un entendimiento pleno y ajustado para todos.