Organizaciones y sindicatos apoyan la convocatoria de huelga por CC.OO. en el sector cárnico

13/01/2019

La central sindical ha convocado esta semana 14 días de movilizaciones y huelgas en Embutidos Rodríguez, un conflicto laboral que pone de manifiesto el fraude de ley en contratación extendido en todo el sector cárnico.

Cabecera de CCOO en una movilización en León / CCOO

El conflicto laboral de la plantilla de Embutidos Rodríguez, una empresa cárnica asentada en Soto de la Vega, en la provincia de León, con la dirección de la compañía, saca a relucir las condiciones laborales de todo el sector. La central sindical CC.OO. ha anunciado todo un calendario de movilizaciones con 14 días de huelga entre los meses de enero y febrero. El sindicato exige terminar con la política de contratación basada en falsos autónomos a través de la empresa pantalla Servicarne.

Comisiones ha convocado concretamente cuatro días de huelga los días 16, 23, 25 y 30 de enero y otras diez jornadas de movilización a lo largo de febrero (los días 1, 5, 6, 8, 12, 13, 14, 19, 20, y 21 del mes). El primer día de movilizaciones será el miércoles 16 con una manifestación frente a las instalaciones de la empresa.

Los sindicatos denuncian que las condiciones de trabajo bordean la esclavitud. En régimen de falsos autónomos, la empresa establece un ritmo de trabajo que catalogan como “frenético”, buscando únicamente “mano de obra barata con flexibilidad absoluta”. Los más de 400 empleados de Embutidos Rodríguez no cuentan con ningún derecho laboral reconocido en el convenio del sector, enfrentándose a una absoluta precariedad.

El fraude de ley de los falsos autónomos esta terriblemente extendido en el sector. El pasado verano, la inspección de trabajo dictaminó que Servicarne, la mayor supuesta cooperativa del ámbito, no era tal, sino una mera empresa pantalla utilizada para mantener a los trabajadores sin contrato en las distintas empresas cárnicas. Fuentes del Ministerio de Trabajo expusieron en aquel momento que la supuesta cooperativa ofrecía su amparo legal a más de 50 empresas en 20 provincias, afectando a más de 5000 trabajadores.

Desde el sindicato CC.OO. recuerdan, así mismo, que Embutidos Rodríguez recibió subvenciones millonarias por parte de la Junta de Castilla y León en un acuerdo que establecía como compromiso modificar su modelo de contratación para ajustar las condiciones del personal a las del convenio.

Apoyo de IU y PCE

Izquierda Unida y el Partido Comunista de España han manifestado su solidaridad y apoyo a la convocatoria de movilizaciones. En un comunicado, IU ha manifestado que “considera intolerable la desregulación, vulneración de los derechos básicos, al margen del estatuto de los trabajadores y el convenio colectivo que han implantado falsas cooperativas en el sector cárnico que obligan a sus trabajadores y trabajadoras a hacerse cooperativistas autónomos, sin horario establecido, sin salario fijo pues cobran por hora o por pieza manipulada, sometidos a ritmos de producción salvajes que provocan enfermedades profesionales que no les son reconocidas”.

“Cuando hace más de tres décadas trabajadores del sector cárnico se asociaron con el objeto de ejercer su profesión mejorando su situación laboral, sin tener que ser explotados por ningún empresario y decidieron constituirse en cooperativa de trabajo asociado, no podían ni imaginarse en aquellos momentos era que, en pleno siglo XXI, aquella iniciativa social y solidaria se haya convertido en una forma de explotación que en algunos casos ronda la esclavitud”, expone la coalición en su comunicado de apoyo.

Por su parte, el PCE, de la mano de su secretario político provincial en León, Rubén daría, que “este modelo de explotación laboral, que también utilizan de forma encubierta otras empresas, salió a la luz con el incendio ocurrido en la fábrica y en este momento, supone un incumplimiento de los acuerdos que Embutidos Rodríguez trasladó en la Fundación Anclaje para su relanzamiento tras el fuego. Sin embargo, la Junta no ha vigilado si esos acuerdos se cumplían, lo que la hace cómplice de la precarización del empleo de las personas trabajadoras de la empresa”.