Miles de trabajadores de Alcoa se concentran ante el Ministerio de Industria contra el cierre de las dos plantas del aluminio en Avilés y A Coruña

08/01/2019
  • Esta mañana se decide el futuro de más de dos mil trabajadores de las fábricas de Alcoa en Avilés y A Coruña. La multinacional del aluminio está decidida a cerrar ambas plantas; lo dijeron desde un primer momento, lo repitieron por activa y por pasiva; resta negociar las indemnizaciones. Está prevista una reunión de Alcoa con los presidentes de Asturias y Galicia en el Ministerio de Industria.
  • Diputados de Izquierda Unida y En Marea (Unidos Podemos) han acudido para mostrar su apoyo a los manifestantes y exigir al Gobierno a intervenir Alcoa a través de la SEPI.
  • En 1998, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) recibió unos ingresos netos de 19.000 millones de pesetas por la venta de la empresa pública de aluminio Inespal a la multinacional estadounidense Alcoa.

Miles de trabajadores de los centros de Alcoa de A Coruña (Galicia) y Avilés (Asturias) han exigido este martes "valentía" al Gobierno para que "intervenga" estas plantas tras el anuncio de la multinacional de cerrarlas. Así lo han expresado en una manifestación frente a la sede del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en la que varios trabajadores de estos centros han llegado desde A Coruña y Avilés en autobuses para reivindicar la actuación del Ejecutivo en este conflicto.

"Estamos cansados de paños calientes, que el Gobierno se ponga de lado en una situación como esta. Nos encontramos en un sector productivo y nos han puesto en manos de una multinacional que ha ido a destrozar nuestras plantas. Estamos cansados, necesitamos un Gobierno valiente que se ponga a tirar de la Industria", ha subrayado en declaraciones a los medios el presidente del Comité de Empresa de Alcoa, Juan Carlos López Corbacho.

En este sentido, Corbacho ha señalado que la industria del aluminio "tiene futuro" y por ello ha pedido que el Ejecutivo lo "apoye" para que los dirigentes políticos "se pongan a la altura de los trabajadores de Alcoa".

La manifestación también ha contado con la presencia de diferentes dirigentes políticos como el coordinador federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, la diputada de En Marea Yolanda Díaz y el diputado de Ciudadanos Ignacio Prendes. Desde Izquierda Unida "exigen al Gobierno que sea valiente", al igual que se hace cuando "se rescata a bancos". "Hace falta na intervención pública", ha exigido el Coordinador de IU, a la par que le insta a "no equivocarse de aliados". Garzón se ha mostrado "indignado" con la posición del Gobierno y ha destacado que, durante estos años, "se han utilizado miles de millones de euros a salvar a los bancos y no a los trabajadores". "Hay un Gobierno sin valentía, exigimos valentía y su intervención en la planta", ha agregado. Con todo, Prendes ha reivindicado la "unidad social en torno a la defensa de las plantas" y ha señalado que, desde Ciudadanos, están trabajando para conseguir que las plantas de Alcoa no se cierren y permanezcan activas.

La diputada de En Marea Yolanda Díaz ha recalcado que la multinacional quiere "cerrar esas dos plantas para dárselas a otros países", y lo que se ha hecho en otros países europeos ante estas situaciones es "intervenir desde lo público" para que otras empresas puedan entrar en este sector, en "un negocio que es rentable". La diputada ha recordado que en su día la empresa Inespal fue pública, y privatizada por Jose María Aznar. Efectivamente, en 1998, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) recibió unos ingresos netos de 19.000 millones de pesetas por la venta de la empresa de aluminio Inespal a la multinacional estadounidense Alcoa.

La diputada gallega ha coincidido con los trabajadores de Alcoa y ha demandado "valentía" al Gobierno de Pedro Sánchez para que "deje de marear la perdiz" y "salve a los trabajadores de Avilés y Coruña que en quince días estrán despedidos".

Los trabajadores de Alcoa exigen "valentía" al Gobierno para intervenir las plantas de A Coruña y Avilés. Para esta tarde está fijada también una nueva reunión de los representantes sindicales en el marco de la mesa de negociación sobre el expediente de regulación de empleo (ERE) extintivo presentado por la multinacional norteamericana.

Además, el Gobierno recibirá a los representantes sindicales de Alcoa. "No esperamos más palmaditas en la espalda, estoy cansdo de ver papeles firmados que no valen para nada", ha sentenciado Corbacho.

* Con información de Agecias.