La Tienda Republicana

La FRAVM pide a la Comunidad de Madrid que deje de enviar mensajes contradictorios y aleje los locales de apuestas de los centros escolares

21/12/2018

- La federación de asociaciones vecinales invita al Gobierno regional a tomar ejemplo de Murcia, que prohíbe que estos negocios se instalen a menos de 500 metros de colegios e institutos y a menos de 1.000 metros entre sí.

- Tras reunirse con el Ayuntamiento de Madrid, ahora espera un encuentro con los responsables de la Comunidad, administración que tiene las competencias sobre el juego.

Casa de apuestas en Capitán Blanco Argibay, en el distrito madrileño de Tetuán, a escasos metros del Instituto de Secundario Nuestra Señora de la Almudena / CZM

“El problema que vivimos en muchos barrios es lo suficientemente preocupante como para que la Comunidad de Madrid se lo tome en serio y aclare de una vez si piensa limitar el número de locales de juego y apuestas en zonas de afectación y si va a establecer distancias mínimas entre estos y los centros educativos”. Son declaraciones de Silvia González, responsable del Grupo de Trabajo sobre Casas de Juego y Apuestas de la Federación Regional de Asociaciones Vecinales (FRAVM), que se producen después de las confusas y contradictorias manifestaciones realizadas en los últimos días por los consejeros Pedro Rollán y Engracia Hidalgo.

Hasta el próximo 26 de diciembre se encuentra en periodo de información pública un proyecto de decreto para regular el juego en la Comunidad de Madrid y uno de los aspectos centrales tiene que ver con la posibilidad de “establecer restricciones para la ubicación de salones de juego y locales de apuestas respecto a zonas y espacios frecuentados por menores de edad”. La FRAVM tiene previsto presentar una batería de alegaciones al texto (que lleva la firma del director de Área de Ordenación y Control del Juego, Fernando Prats), con objeto de poner freno a la proliferación descontrolada de estos establecimientos en barrios populares de las principales ciudades de la región. Recordemos que en cinco años, las casas de apuestas han crecido un 300% en la comunidad, y los salones de juego han pasado de 257 negocios a 385.

La Administración debe evitar la concentración de estos establecimientos y limitar su distancia respecto a centros educativos y otros lugares como las sedes de asociaciones de atención a ludópatas. “Esperemos que la Comunidad de Madrid tome ejemplo de otras regiones como Murcia, que acaba de aprobar una ley que obliga a los locales de juego y apuestas a situarse a una distancia mínima de 500 metros de colegios e institutos y a poner 1.000 metros de distancia entre un negocio y otro. Para nosotras estas son distancias mínimas, pero sitúan a Murcia en la buena senda”, sostiene González.

La FRAVM tiene una propuesta mucho más ambiciosa: el establecimiento de zonas de especial protección de población vulnerable, siguiendo el modelo de las ZPAE (Zonas de Protección Acústica Especial), con el fin de reducir al máximo en ellas la implantación de estos negocios y alejar el fantasma de la ludopatía de personas con bajo nivel de ingresos y escasos recursos. La idea parte de una realidad incontestable: los lugares más afectados por el crecimiento de los locales de apuestas y salones de juego coinciden con los más humildes económicamente. Si hablamos de los distritos de Madrid, entre 2014 y 2017 el incremento más espectacular se dio en Puente de Vallecas (un 73%), Usera (69%) y Villaverde (69%), los distritos que tienen las rentas más bajas de la ciudad.

Estos datos, así como el alarmante crecimiento del número de vecinos y vecinas con problemas con la ludopatía (el registro de personas que tienen vetada su entrada en los locales de apuestas ha pasado de 4.227 en 2013 a 17.735 a finales de 2017 en la Comunidad de Madrid), da muestra de la existencia de un grave problema que requiere de soluciones urgentes.

La creación de zonas de especial protección es solo una de las 15 propuestas para regular el auge de estos negocios que la FRAVM ha enviado a administraciones y partidos políticos y lleva semanas defendiendo en todo tipo de foros y en asambleas informativas que se suceden en los barrios de la capital. La actividad de su Grupo de Trabajo sobre Casas de Juego y Apuestas es frenética. Más allá de su participación en los citados actos, que a menudo comparte con los psicólogos y enfermos de la Asociación de Ayuda al Ludópata (APAL), el pasado 15 de diciembre se reunió con Emilio Delgado, diputado de Podemos que ha presentado en la Asamblea de Madrid una Proposición No de Ley para regular el juego en la comunidad autónoma. El encuentro, muy productivo, se produjo diez días después de otro en el Consistorio de la capital con los delegados de las áreas de Coordinación Territorial y Cooperación Público-Social, Economía y Hacienda y Seguridad, Salud y Emergencias, y con la Gerente de la Agencia de Actividades. En la reunión, esta última se comprometió a realizar un informe cuantitativo sobre las casas de apuestas de la ciudad y Javier Barbero a compartir los resultados y evaluación del proyecto piloto de sensibilización y prevención de la ludopatía que actualmente desarrolla su concejalía en tres institutos de enseñanza secundaria de Madrid. Nacho Murgui, por su parte, solicitará una reunión con el Gobierno regional para abordar junto a la FRAVM esta problemática, ya que, tal y como quedó de manifiesto, propuestas vecinales como la creación de zonas de especial protección requieren de la aprobación del Ejecutivo autonómico, que tiene las competencias en materia de juego y por tanto la capacidad para establecer el marco de ordenación del territorio en relación a este fenómeno. La federación, por su cuenta, también ha solicitado ser recibida por Fernando Prats.

Mientras busca el apoyo de los representantes públicos y de los partidos políticos, la organización vecinal continúa su campaña #ApuestaPorTuBarrio que busca, entre otros objetivos, denunciar la invasión de publicidad de empresas de apuestas y juego que actualmente inunda barrios, eventos deportivos, sitios web, redes sociales y canales de televisión. En este marco, el citado grupo de trabajo mantuvo esta semana un segundo encuentro monográfico en el que, entre otras cosas, acordó continuar los contactos para trasladar su campaña al deporte de base, impulsar mociones en los plenos de ayuntamientos y de los distritos de la capital y preparar, en las próximas semanas, una “semana de lucha” que aborde la dimensión de salud pública del problema, la relación entre las empresas de juego y otras empresas como los fondos buitre y la falta de alternativas de ocio para los jóvenes que existe en muchos barrios.