Los partidos políticos “a la caza de votos” que cuestan la vida a millones de animales

18/12/2018
  • PACMA lamenta que el resto de fuerzas se haya enfrascado en un debate para proteger la caza y la tauromaquia.

  • El Partido Animalista es el único que se opone a toda práctica cruel o letal para los animales.

Madrid, 18 de diciembre de 2018.-  “Ya no tienen complejos y se han echado al monte para cazar los votos de quienes disfrutan de la violencia hacia los animales”. La presidenta del Partido Animalista PACMA, Silvia Barquero, se muestra así tajante ante el debate abierto que están protagonizando el resto de partidos políticos en su defensa a prácticas crueles y letales para los animales. “El resto de partidos se han subido al carro de Vox en su defensa a la caza y la tauromaquia, por pura aritmética electoral, pese a que esté en juego la vida de millones de animales. Seguiremos siendo el único partido que propone el fin de la caza y la tauromaquia, así como la reforma de una injusta ley electoral en la que el mundo rural está sobre representado”, subraya.

Mientras en la provincia de Ávila se obtuvo un escaño con 19.000 votos en las elecciones generales del 26 de junio de 2016, en la provincia de Madrid exigió 87.000 votos, con lo que un voto de un habitante de la provincia de Ávila vale 5 veces más que el voto de uno de Madrid. Este es el motivo por el que los partidos no han perdido un segundo en intentar “cazar votos” de sectores violentos con los animales pese a estar cada vez más arrinconados por la sociedad. “Les importa más su rédito electoral que los veinte millones de animales que mueren cada año en España bajo las balas de los cazadores o las decenas de miles que son torturados en festejos taurinos”, explica Barquero.

El hecho de que Vox haya enarbolado como señas de identidad las prácticas más retrógradas y crueles, arrastrando a otros partidos políticos, tiene como trasfondo una clara instrumentalización del mundo rural por puro interés electoral de todos los partidos políticos, que no ofrecen salidas de futuro ni un horizonte alternativo más allá de los toros y la caza, encasillándoles en un estereotipo que debería formar parte de nuestro pasado pero no de nuestro futuro. “Estamos a favor de las tradiciones, pero en contra de la tauromaquia. Apostamos por la preservación de la vida silvestre y de nuestro patrimonio natural. Hay que acabar con la caza y fomentar el turismo ecológico, el ciclo turismo o cualquier actividad económica que generen una economía respetuosa con el entorno. El mundo rural es mucho más que muerte y destrucción”, concluye.

PACMA es hoy el reflejo político de una corriente social imparable que reclama el fin de la tauromaquia. Según la Encuesta de Hábitos y Prácticas Culturales 2014-2015 del Ministerio e Cultura, el 70,1% de los españoles suspenden a la tauromaquia puntuándola con menos de un 5, siendo realmente destacable que el 62,2 % de los españoles la puntúen entre 0 y 2, mostrando así el rotundo rechazo que les genera una práctica cruel con los animales, que debería ser prohibida, para ser coherentes con el resto de normativa en materia de protección animal que rige en nuestro país.

Temas: